Artículos de opinión

Aporte de las mujeres rurales

Mónica Novillo G.

Domingo, 19 Noviembre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

Tres mujeres fueron condenadas a seis años de prisión por estar vinculadas con la masacre de Curuguaty, ocurrida en Paraguay en el 2012.

Un grupo de mujeres apoyadas por varias organizaciones de campesinos acusaron a la justicia de Paraguay de ser machista por sentenciar a Fanny Olmedo, de 23 años, Dolores López, de 26 años, y Lucía Agüero, de 28 años a pasar seis años en prisión por su vinculación con la masacre de Curuguaty que dejó 17 personas fallecidas, entre ellas 11 campesinos y 6 policías en el 2012.

Luego de la investigación, los jueces decidieron que las féminas habían creado un ambiente de confianza ayudándose con sus hijos para disuadir a los policías que iban con el propósito de despojarlas de las tierras que ocupaban para pedirles que se integraran a la reforma agraria.

Olga González, portavoz de las organizaciones declaró a los periodistas que dicha sentencia denota un sentimiento machist, ya que denigra a la mujer y le exige que no luche por sus ideales, que una mujer es no es capaz de liderar una manifestación, es decir, que “una mujer debe tener un rol secundario”, rechazó González.

Asimismo, la activista consideró que la sentencia por el caso Curuguaty busca “amedrentar a otras mujeres” y darles el mensaje de que, si se organizan, acabarán en prisión.

Perseveranda Duarte, representante de la Central Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Populares (CNOCIP) denunció que las autoridades dieron un trato discriminatorio y criminal a las sentenciadas. “Dolores López estaba embarazada y dio a luz en la penitenciaria”, explicó.

Por este caso, también fueron detenidos ocho hombres, cuatro fueron imputados por homicidio con condenas de 18 y 30 años de prisión y cuatro con condenas de 4 años de cárcel por invasión a la propiedad ajena y asociación para delinquir.

Las 11 personas imputadas fueron por el asesinato de seis policías, sin embargo, la Fiscalía no imputó a nadie por el crimen de los 11 campesinos.

El caso de Curuguaty desató la preocupación del alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Husein, quien a través de un comunicado señaló que las garantías procesales no fueron respetadas durante el procedimiento.

 

Fotografía y texto: Segundo Enfoque

Artículo original disponible en: http://segundoenfoque.com/acusan-a-justicia-de-paraguay-de-machista-18-246406/

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar