Artículos de opinión

Aporte de las mujeres rurales

Mónica Novillo G.

Domingo, 19 Noviembre 2017

Cuando los extractivismos y la corrupción se encuentran

Eduardo Gudynas

Jueves, 09 Noviembre 2017

Indígenas avasallados por otros indígenas en Bolivia

JOSÉ LUIS BAPTISTA MORALES

Domingo, 29 Octubre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

En diciembre de 2015 la plataforma Ñamoseke Monsanto presentó al Senado paraguayo el proyecto de ley que obliga a la industria alimenticia a especificar en las etiquetas de sus alimentos si contienen ingredientes transgénicos o derivados. (Descargar el proyecto aquí)

De promulgarse la ley, Paraguay seguirá el camino de Brasil(2003), Ecuador(2008),Uruguay(en Montevideo desde 2015) y Bolivia(2016).

Además de estos países de Latinoamérica, se acaba de promulgar una ley similar en Estados Unidos y ya rigen otras en la Unión Europea, Rusia, China, Australia, Nueva Zelanda, Japón, Noruega, Suiza y Arabia Saudita.

La mayoría de estas legislaciones se basan en el derecho a la información de los consumidores, el derecho a la alimentación adecuada y el principio precautorio del derecho a la salud de las personas, en un mundo donde existen investigaciones que señalan a los cultivos transgénicos como generadores de varias afecciones en la salud.

En Paraguay el proyecto presentado se llama “Que establece normas de etiquetado de productos destinados al consumo humano, que sean, contengan o deriven de organismos genéticamente modificados y garantiza el derecho a la información del consumidor”.

Actualmente reposa en seis comisiones asesoras del Senado: Industria y Comercio, Economía, Energía y Recursos Naturales, Salud Pública, Derechos Humanos y la comisión de Legislación.

“La presente ley establece la obligatoriedad del etiquetado de los productos destinados al consumo humano que contengan o sean producidos a partir de organismos genéticamente modificados y/o transgénicos”, expone el artículo 2 de la propuesta.

La manera de hacerlo será consignando en las etiquetas la palabra “transgénico” bien legible y acompañada por una logotipo de un triángulo con fondo amarillo y que tenga adentro la letra “T” mayúscula, similar a la práctica en Brasil.

En su artículo 9 el proyecto de ley establece que “queda prohibido el uso de productos genéticamente modificados o transgénicos destinados al consumo humano en la merienda escolar”.

Establece que serán el Instituto Nacional de Alimentación y Nutrición(INAN), el Ministerio de Salud(MSPyBS) y el Ministerio de Industria y Comercio (MIC) las autoridades de aplicación de la norma, en caso de promulgarse.

Como parte del debate ciudadano en torno al proyecto de ley, el próximo 10 de agosto la plataforma Ñamoseke Monsanto y el Frente Parlamentario contra el Hambre realizarán un seminario internacional, de 8 a 13 horas, en la sala Bicameral del Congreso Nacional de Paraguay.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar