Posts @IPDRS

a III Reunión de Representantes del Tratado de Cooperación Amazónica (OTCA), conformado por Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, Surinam y Venezuela, se realizan hoy y mañana en la ciudad de Georgetown (Guyana).

La OTCA tiene por objetivo impulsar el desarrollo de la Cuenca Amazónica, lo cual contribuirá al desarrollo de los países miembros y de la región, por ser un patrimonio que debe conservarse, pero esencialmente promovido, en consonancia con los principios del desarrollo sostenible.

El objetivo de la reunión es informar sobre los avances en la ejecución de acciones, y que los países miembros presenten propuestas para contar con un mecanismo de financiación regional de turismo.

También, que se logren acuerdos sobre temas tales como la sistematización de la información turística en la Amazonía, el establecimiento de circuitos turísticos integrados, el desarrollo sostenible del turismo en áreas rurales de la Amazonía y el fortalecimiento de la imagen del turismo desarrollado en la Amazonía.

Para participar en esta reunión en representación de Perú, el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur) autorizó, mediante una resolución publicada hoy, el viaje a Guyana de la directora nacional de Turismo, Diana Carbajal.

Afirmó que es conveniente la participación peruana en este evento a fin de que, además de las acciones antes mencionadas, difunda las experiencias exitosas de turismo sostenible realizadas en áreas rurales de la Amazonía peruana, promoción que motivará la visita hacia esos destinos turísticos y contribuirá a su desarrollo.

Diputados brasileños aprobaron una enmienda constitucional que aumenta las sanciones contra empleadores que mantienen trabajadores en situación de servidumbre. Los legisladores ruralistas se opusieron a la medida.

La Cámara de Diputados de Brasil aprobó una enmienda a la Constitución Federal que endurece el castigo por trabajo esclavo con la expropiación de tierras y propiedades donde se identifique esta práctica.

La Propuesta de Enmienda Constitucional (PEC) había sido aprobada en 2004 en primera vuelta y ahora será encaminada al Senado para su aprobación definitiva en el Congreso.

Esta reforma "va a significar la segunda abolición de la esclavitud en Brasil", celebró el presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara, Domingos Dutra, del gubernamental Partido de los Trabajadores (PT).

El texto contempla que sean "expropiadas propiedades rurales y urbanas de cualquier región del país donde sean localizadas plantaciones ilegales de sustancias psicotrópicas o la práctica de trabajo esclavo".

Las tierras serán "destinadas a la reforma agraria (programa social de repartición de tierras) y programas de viviendas populares, sin ninguna indemnización al propietario", sigue.

La votación contó con 360 votos a favor (eran necesarios por lo menos 308 por tratarse de una reforma constitucional), 29 en contra y 25 abstenciones. Después de su aprobación, los diputados cantaron el himno nacional y desplegaron una bandera de Brasil en el Plenario de debates.

EL LOBBY AGRARIO DEL PARLAMENTO


La sesión estuvo amenazada durante el día por la bancada ruralista que llegó a amenazar con romper el acuerdo con el gobierno para la votación del texto.

"No estoy a favor del trabajo esclavo, pero sin definir esa cuestión sería irresponsable dejar al juicio de un fiscal la expropiación de la tierra", afirmó Luiz Carlos Heinze, del Frente Parlamentario Agropecuario, que indica que el texto abre la puerta al "abuso de poder" desde el Ministerio del Trabajo.

Según los ruralistas, las definiciones de trabajo esclavo en la PEC son muy "genéricas" por lo que propusieron conformar una comisión para elaborar un proyecto de ley que regule la medida con criterios "objetivos".

"No hace falta una ley ordinaria para decir lo que es trabajo esclavo en Brasil. Todo niño lo sabe, los fiscales lo saben, ellos no actúan de modo propio, son acompañados por el Ministerio Público, tiene un debido proceso legal", refutó Chico Alencar del Partido Socialismo y Libertad (oficialista).

La comisión para la erradicación del trabajo esclavo del gobierno definió la práctica incluye "tráfico de personas, servidumbre por deuda, retención de documento, ausencia de pago regular de salarios, con una situación de falta de agua potable, alimentación inadecuada, ausencia de condiciones mínimas de alojamiento, salud y seguridad en el trabajo".

Muchas veces las personas trabajan para pagar su deuda con el patrón, que les cobra lo que le conviene por ropa, herramientas o hasta el viaje de la ciudad de la que llegaron, y no consiguen nunca salir de esa situación.

LAS CIFRAS DE LA ESCLAVITUD

Entre 2003 y 2012, fueron rescatadas en Brasil 35.834 personas en situación análoga a la del trabajo esclavo o trabajo forzado, según datos oficiales. Solo en los tres primeros meses de este año, fueron 339.

Desde 1995, un total de 42.000 personas fueron liberadas de esas condiciones, muchos en áreas rurales o remotas de la Amazonía.

Brasil fue uno de los últimos países en abolir la esclavitud en mayo de 1888.

Un caso de trabajo esclavo urbano fue vinculado el año pasado a la marca española Zara, luego de que en una ciudad del interior de Sao Paulo fueran encontrados 50 trabajadores que confeccionaban sus prendas y eran sometidos a condiciones insalubres y sin registro.

Zara afirmó que tercerizaba esa producción y desconocía las condiciones, pero tuvo que pagar altas multas, y comprometerse a destinar 1,8 millones de dólares a la lucha contra el trabajo esclavo en Brasil.

El ministro de Exteriores y Cooperación del país ibérico, José Manuel García-Margallo, reiteró su posición hacia el acuerdo comercial. Además, aprovechó para pedir que la Argentina "cumpla las reglas" por la expropiación de las acciones de la petrolera al grupo Repsol

El ministro español de Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo (en la foto), reiteró este miércoles en Brasil que su país y la Unión Europea (UE) desean un acuerdo comercial con el Mercosur, pero también que la Argentina "cumpla las reglas" y pague un "precio justo" por la expropiación de YPF al grupo Repsol.

"Deseamos que el acuerdo con el Mercosur sea de región a región y que pueda ser aprobado por todos los Parlamentos" europeos, pero para eso "todos los países que formen parte de una asociación" de esa naturaleza deben "ajustarse a las reglas" internacionales, sostuvo el ministro español junto al canciller brasileño, Antonio Patriota.

Según García-Margallo, ajustarse a las reglas supone cumplir las normas y determinaciones de la Organización Mundial de Comercio (OMC) y del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones del Banco Mundial (Ciadi), que son los escenarios adecuados para resolver esas disputas, informó EFE.

El grupo español Repsol inició precisamente este martes el trámite para llevar a un arbitraje internacional la nacionalización de YPF con la remisión de una carta a la Presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, en la que declara la existencia de una controversia en la expropiación, aprobada el pasado día 3 por el Congreso Nacional.

Tras ese primer paso, se abre un plazo de seis meses para que las partes intenten llegar a un acuerdo negociado antes de que Repsol presente definitivamente una demanda arbitral ante el Ciadi.

El ministro español puntualizó que "nadie en la UE cuestiona los modelos económicos de un país" ni su opción por "la autosuficiencia o la autosoberanía energética", que consideró "un derecho", así como también la decisión de expropiar empresas del sector.

"Lo que sí decimos es que esa expropiación debe hacerse con un procedimiento arreglado y mediante un precio justo", dos puntos que en el caso de la decisión de la Argentina en torno a las acciones que tenía Repsol en YPF no se han cumplido, afirmó.

García-Margallo subrayó que las relaciones de España y la Argentina "han sido tradicionalmente muy estrechas" y expresó su deseo de que así continúen, además de reiterar que el Gobierno español desea que este conflicto se resuelva mediante el diálogo y la negociación.

"Seguimos intentando llegar a un acuerdo con la Argentina y así restablecer unas relaciones que nunca debían haberse empañado de alguna manera por todo este tema", indicó García-Margallo, quien, asimismo, expresó su confianza en que "Gobiernos amigos", como el de Brasil, "ayudarán en este tema".

En relación a las negociaciones UE-Mercosur, Patriota indicó que Brasil, que asumirá la presidencia rotativa del bloque suramericano a fines de junio próximo, también apuesta por el éxito de un acuerdo "bi-regional", que consideró de "importancia estratégica".

Según Patriota, la UE está "negociando con muchos países" y, ante las escasas perspectivas de que sea retomada la Ronda de Doha en la OMC, el Mercosur y Brasil deben "prestar mucha atención a las oportunidades que se presentan".

La Amazonia, el bosque lluvioso que cubre el norte de Brasil, es el principal foco de violencia en la lucha por la tierra en el país suramericano, según un informe de la iglesia Católica divulgado el lunes.

El informe Conflictos en el Campo de 2011, de la Comisión Pastoral de la Tierra (CPT), la región amazónica concentró la mayor parte de los asesinatos, amenazas de muerte y conflictos ligados a la lucha por la tierra, en su mayoría provocados por pistoleros al servicio de terratenientes que quieren ocupar tierras de comunidades tradicionales o pequeños campesinos.

Un 79,3% de los asesinatos, 85% de las amenazas de muerte y 69% de los conflictos por la tierra fueron registrados en la Amazonia, considerada la nueva frontera en la ocupación del suelo en Brasil.

Dentro de esa región, las muertes ocurridas en el estado de Pará despertaron especial preocupación por concentrar 12 de los 29 asesinatos por tierra ocurridos en todo Brasil el año pasado.

"Queremos vivir nuestra vida en el bosque, queremos mostrar que los recursos boscosos son rentables, pero sentimos que alguien puso precio a nuestra cabeza", comentó la activista Laisa Santos, del asentamiento Praia Alta en Pará, durante la presentación del informe de la CPT en Brasilia.

Su hermana Maria do Espirito Santo Silva y el esposo de ella, José Claudio Ribeiro da Silva, fueron asesinados el 24 de mayo del año pasado por defender ese asentamiento en la localidad de Nova Ipixuna, en Pará. Aunque el caso permanece sin esclarecer, las sospechas caen sobre pistoleros al servicio de hacendados que pretenden ocupar sus tierras.

Santos lamentó que su hermana y cuñado denunciaron a las autoridades las amenazas sufridas pero nunca tuvieron respuesta ni recibieron protección.

Según el informe del organismo católico, en 2011 se registraron 29 asesinatos de activistas por la tierra, 38 intentos de asesinato, 349 amenazados de muerte, 89 trabajadores rurales presos y 215 agredidos, mientras otros 49 murieron como consecuencias de enfrentamientos en el campo.

El documento detalló que el año pasado se registraron 1.363 conflictos por la tierra, incluyendo invasiones de pequeños productores a tierras que consideran ociosa, expulsiones y destrucción de bienes de campesinos, y amenazas de parte de pistoleros.

Gran parte de las víctimas de las acciones son indígenas y comunidades de descendientes de esclavos conocidos como quilombolas que luchan por el reconocimiento de sus tierras ancestrales.

El informe de la CPT estableció una relación entre el avance de intereses económicos como la agricultura a gran escala, la minería y proyectos de desarrollo auspiciados por el gobierno, incluyendo carreteras o represas hidroeléctricas.

"Hay una lucha declarada que se expresa en los números de la violencia contra los que son considerados obstáculo para el desarrollo y el progreso, porque sus proyectos se contraponen a los modelos de desarrollo imperante", destacó el informe.

Agregó que "indígenas, quilombolas y personas de otras comunidades tradicionales no se encajan dentro de los parámetros de desarrollo capitalista y deben dejar el camino libre a los 'promotores del progreso' y los grandes inversionistas".

El informe de la CPT es usado como referencia por organismos del gobierno y el Congreso para definir políticas en áreas de conflicto rural. Gran parte de los homicidios en el campo permanecen en la impunidad.

El expresidente de Brasil, Fernando Henrique Cardoso, afirmó ayer en México que "habría que renacer el Mercado Común del Sur (Mercosur) pero ya con un espíritu de verdadera integración" entre sus miembros.

"Mercosur quedó al comienzo y no avanzó mucho, ¿por qué? Porque tuvo una ambición inicial amplia, en verdad pensaban en la Unión Europea (UE) o algo así como ella, y nos quedamos con acuerdos de barrera exterior común, un solo arancel común, y nada más", afirmó Cardoso el exmandatario brasileño (1995-2003).

"No hubo una efectiva integración de capitales, no hubo la ocupación del espacio territorial de la región con inversiones que pudieran empezar en un país y terminar en otro, no hubo ni siquiera el intento de formación de una caja de previsión social que permitiera la movilidad de los trabajadores", lamentó.

Fundado en 1991 Mercosur es un bloque de países integrado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, que fomenta la libre circulación de bienes y servicios entre sus miembros.

Venezuela está en proceso de ingreso y son miembros asociados Bolivia, Chile, Colombia, Perú, y Ecuador.

El exmandatario brasileño, quien participó hoy e Ciudad de Méxcio en una rueda de prensa del Consejo Siglo XXI, lamentó que el grupo de países del Mercosur haya quedado con los años "muy atado a la cuestión comercial".

"Si quisiéramos realmente reactivar Mercosur precisaríamos profundizar mucho más la integración y no quedar en lo que nos hemos quedado", puntualizó.

Acerca de la coyuntura de crisis actual en los países desarrollados, Cardoso consideró que América Latina ha sorteado por lo general en buenas condiciones la situación.

Destacó que en parte ello derivó del aprendizaje de pasadas crisis y del aprovechamiento de la globalización.

También, habiendo en la región muchos países "exportadores de materias primas", dijo que los altos precios de las mismas les habían permitido terminar con los problemas de deuda y tener reservas suficientes para hacer frente a desajustes externos