Posts @IPDRS

Las irregularidades de proceso de licitación de la usina hidroeléctrica de Belo Monte fueron denunciadas a la Organización de los Estados Americanos (OEA). La iniciativa partió de organizaciones que actúan en el área de los derechos humanos de Brasil. El Ministerio Público Federal brasileño ya había recomendado al Instituto Brasileño de los Recursos Naturales y Medio Ambiente que no concediese nuevo permiso ambiental para la instalación del emprendimiento.

Para la integrante del Movimiento Xingu Vivo Para Siempre, Renata Pinheiro, la medida puede desencadenar una presión internacional contra el gobierno brasileño.

"La población afectada no fue debidamente consultada, los pareceres técnicos no están siendo llevados en consideración y el propio poder judicial está comprometido con la continuidad de la obra. Los recursos que paralizaron el proceso de construcción de Belo Monte acabaron suspendidos sin que el mérito de las acciones fuese analizado y debidamente considerado."

El consorcio responsable   por la usina posee una  licencia previa que permite sólo la elaboración de los proyectos de compensación ambiental y de detallamiento de la obra. Sin embargo, Renata afirma que las constructoras ya presionan a las comunidades para desocupar las áreas que serán afectadas.

"Lo que tenemos como escenario son empresas circulando, comprando, negociando las propiedades con los habitantes ribereños y agricultores. Ya están haciendo presión para que ellos firmen documentos de forma irregular. Eso, de cierta forma, desplazaría esa población. Las empresas no tienen autorización para hacer eso."

En 2009, la OEA  determinó la suspensión de las obras de una usina hidroeléctrica en Panamá. La obra provocó el desplazamiento forzado de comunidades indígenas locales.

Cristina Fernández llegó anoche a la austera capital de Guyana, con el fantasma de la muerte de Néstor Kirchner sobrevolando la IV Cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), que enfrenta la sucesión inesperada de su secretario general. Pese a que en los últimos días el ecuatoriano Rafael Correa puso a rodar los nombres de Lula da Silva, Michelle Bachelet y Tabaré Vázquez como posibles reemplazantes de Kirchner, cubrir esa vacante se ha vuelto más sensible de lo que parecía. La mayoría de las delegaciones consideraban ayer como casi imposible que ello ocurra en este encuentro que termina hoy en Georgetown, donde además Guyana pasará a ejercer la presidencia pro tempore que hasta ahora tuvo Ecuador.

Hoy, los presidentes abrirán su plenario con un homenaje a Kirchner. Y ayer lo hicieron los cancilleres, que no debatieron formalmente el futuro de la secretaria general. El canciller Héctor Timerman remarcó a este diario que Argentina "apoyará al mejor". Pero recordó también que el mandato argentino en la secretaría que debía ocupar Kirchner por dos año s aún no se había vencido . Lo cierto es que Lula y Bachelet oficializaron que no competirán en esta carrera y Vázquez -que siendo presidente vetó la candidatura de Kirchner- no ha dicho ni "mu". Tampoco Cristina. quien ayer sí se hizo un momento en Buenos Aires para anunciar la reapertura de la embajada argentina en Guyana.

Anoche, los cancilleres acordaron una "Cláusula Democrática" que ahora debe ser aprobada por los presidentes. Esta fue disparada por la rebelión policial en Ecuador del 30 de setiembre, y que Correa denunció como intento de golpe. Ayer, hubo diferencias (luego consensuadas) en cómo imponer la cláusula, que contemplará sanciones comerciales y comunicativas -como el cierre de fronteras- para aquellos países donde el sistema democrático se vea amenazado o quebrantado. La Unasur hoy avanzará también en una declaración sobre Malvinas aún más fuerte que las anteriores, dijeron fuentes argentinas.

Con un viaje limitado en tiempo al máximo, la Presidenta partió ayer cerca de las 17 en un avión privado y acompañada sólo por su vocero, Alfredo Scoccimarro. Al llegar, se zambulló en el hotel Princess, ubicado en las afueras de Georgetown, ciudad que conserva el idioma y los autos con volante a la derecha como resabios de su época de colonia inglesa, pero que tiene altos niveles de pobreza. La mayoría de las casas son de madera, hay vacas y perros flacos en calles y carreteras; las cloacas están a la vista.

La factura mundial por la importación de alimentos puede rebasar el billón de dólares este año, un nivel similar al que se presentó durante la crisis alimentaria de 2008, según información de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Jacques Diouf, director general de la FAO, señaló que en los últimos meses los precios internacionales de la mayor parte de los productos básicos agrícolas se han incrementado.

Advirtió que esta tendencia puede tener graves implicaciones para países que dependen de las importaciones comerciales para cubrir una parte importante de sus necesidades de consumo.

"El rápido aumento del hambre y la desnutrición desde la crisis alimentaria de 2008 revela lo poco adecuado que es el actual sistema alimentario mundial y la necesidad urgente de cambios estructurales", afirmó.

Diouf intervino en el Foro Ministerial sobre Inversión Agrícola del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) en Abu Dhabi, donde dijo que a corto plazo, los cambios estructurales significan que haya redes de seguridad y programas de protección social, así como información fiable y oportuna sobre los mercados de productos básicos alimentarios.

De acuerdo con el índice de precios de alimentos en el mercado internacional que publica el semanario The Economist, entre junio y noviembre de este año, los incrementos promedio en dólares fueron de 27.1 por ciento y respecto al nivel más bajo que se tuvo tras la crisis, alcanzado en diciembre de 2008, el alza es ya de 40 por ciento.

Estas tendencias se han reflejado ya en las importaciones agropecuarias y agroindustriales de México en el periodo enero-septiembre, las cuáles crecieron casi 14 por ciento respecto al mismo periodo de 2009, mientras que la balanza agroalimentaria reflejó un saldo negativo superior a los mil 500 millones de dólares.

Os governos dos países que integram o Mercosul (Brasil, Argentina, Uruguai e Paraguai) vão constituir fundo de R$ 100 milhões para apoiar as iniciativas de fortalecimento da agricultura familiar. A medida foi aprovada hoje (18), durante a instalação da 4ª Reunião Especializada sobre Agricultura Familiar no Mercosul (Reaf), com a assinatura de protocolo pelos países-membros.

O fundo será formado por recursos desses países e dinheiro será destinado a projetos de desenvolvimento da agricultura familiar apresentados por eles, de acordo com o interesse interno de produção.

Durante o evento, também foi assinada portaria incluindo os países do Continente Africano, no Programa Mais Alimentos, do governo brasileiro, para a concessão de financiamentos destinado à aquisição de máquinas e implementos para agricultores africanos.

A medida foi referendada ontem (17) durante reunião da Câmara de Comércio Exterior (Camex) do Ministério do Desenvolvimento, Indústria e Comércio Exterior (MDIC). Gana e Zimbábue serão os primeiros beneficiados, mas os empréstimos também poderão ser concedidos a outros países africanos.

Os documentos foram assinados pelos ministros do Desenvolvimento Agrário, Guilherme Cassel, do Desenvolvimento Social e Combate à Fome, Márcia Lopes, e pelos representantes da área agrícola dos países reunidos em Brasília.

A agricultura familiar conta com 5 milhões de unidades produtivas nos países do Mercosul. Na abertura do encontro, foi discutida a ampliação de interlocução do bloco com a África e países pobres da Ásia para a criação de estratégias de combate à fome.

El Gobierno de Brasil y la FAO anunciarán hoy el inicio de la segunda etapa del proyecto de fortalecimiento de los programas de alimentación escolar en el marco de la Iniciativa América Latina y el Caribe sin Hambre. La novedad es la inclusión de un componente que incentiva la compra de productos provenientes de la Agricultura Familiar, para abastecer las meriendas.

"Esta integración entre la merienda escolar y la agricultura familiar promueve la seguridad alimentaria en dos importantes aspectos: garantiza una alimentación de calidad para los niños y aprovecha el enorme potencial de los pequeños productores de la región", dijo el Representante Regional de la FAO para América Latina y el Caribe, José Graziano da Silva, quien firmó un acuerdo junto al presidente del Fondo Nacional de Desarrollo de Educación (FINDE), Daniel Balabam.

A través del FINDE, el gobierno brasileño invertirá 2,3 millones de dólares US en el proyecto, que beneficiará también a Honduras, Paraguay y Perú. Inicialmente los países participantes eran Bolivia, Colombia, Nicaragua, Guatemala y El Salvador.

El proyecto busca apoyar el proceso de institucionalización de políticas escolares de seguridad alimentaria y nutricional, a través del fortalecimiento, ampliación y consolidación a nivel nacional de programas de meriendas escolares en los países participantes.

Contempla la capacitación de profesores, el intercambio de experiencias exitosas entre los países participantes y la articulación entre los diversos actores involucrados en el tema como el sistema escolar, los gobiernos y la sociedad civil.

Agricultura familiar y Cooperación Sur-Sur

El documento que formaliza la ampliación del proyecto fue firmado hoy por el presidente de la FINDE, Daniel Balaban y por el Representante Regional de la FAO, José Graziano da Silva, durante la ceremonia de clausura de la XIV Reunión Especializada sobre Agricultura Familiar del MERCOSUR (REAF).

En el discurso de apertura de la REAF, Graziano también reafirmó el compromiso de la FAO de apoyar las iniciativas de Cooperación Sur-Sur entre América Latina y África.

"Con algunos estímulos, los pequeños agricultores pobres pueden dejar de ser objeto de la acción social del gobierno para convertirse en actores productivos importantes. El apoyo a la agricultura familiar es fundamental si queremos resolver el problema de la pobreza rural y la inseguridad alimentaria, tanto en África como en América Latina", Afirmó Graziano.

El Representante Regional destacó la importancia de que América Latina conozca también experiencias exitosas de África. "La Cooperación Sur-Sur debe ser siempre en ambos sentidos, superando la dicotomía dador-receptor que en el pasado marcó la asistencia internacional para el desarrollo", destacó Graziano.

En el marco de la REAF, FAO y el Ministerio de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento, también firmaron un convenio para recuperar las áreas degradadas de la Amazonía llamadas "Arcos de deforestación". La acción conjunta prevé inversiones por 2,25 millones de dólares, para la reincorporación de esas áreas al proceso de producción agropecuaria sustentable.