Posts @IPDRS

Del 1º al 12 de septiembre, brasileros y brasileras de todos los estados tuvieron la oportunidad de opinar sobre la cuestión agraria a través del Plebiscito Popular por el Límite de la Propiedad de la Tierra. El resultado será divulgado los días 18 y 19 de Octubre, en Brasilia (DF).

Aun sin tener los resultados en manos, Dirceu Fumagalli, coordinador nacional de la Comisión Pastoral de la Tierra (CPT), tiene una buena evaluación del Plebiscito. Hace esta valoración, por que el objetivo principal fue alcanzado: poner la cuestión agraria en la agenda de debates de la sociedad.

Según él, temas como Reforma Agraria, concentración de tierras y soberanía alimentaria, fueron asuntos destacados en las discusiones en sindicatos, entidades sociales y vehículos (salvo los de las grandes empresas) de comunicación."El debate ocurrió de forma positiva. Si no fuese el Plebiscito, tal vez el tema quedase fuera de agenda", revela.

Para el coordinador de la CPT, la sociedad respondió de forma positiva a los debates levantados en torno a la tierra. Ejemplo de ello fue lo que ocurrió en sector académico. Agrega que, muchos universitarios y profesores entraron en la discusión y elaboraron artículos y otros materiales en referencia al tema. "Mucha gente produjo en medio del debate, son elementos que sirven para subsidiar a los movimientos populares", afirma.

Las urnas y las movilizaciones estuvieron presentes en todos los estados brasileros, pero para Fumagalli, cuatro lugares merecen ser destacados: Maranhão, Minas Gerais, Bahia y Rio de Janeiro. La articulación de las organizaciones participantes y la calidad de los debates fueron los aspectos que llamaron su atención, en esos estados.

Sin embargo, esto no significa que las discusiones no hayan sido significativas en otros lugares. Según él, la región Amazónica, por ejemplo, tuvo dificultades en la articulación de las organizaciones, lo que no impidió la realización de las actividades."El debate, en sí, fue bueno", afirma.

Aún no teniendo el número exacto de personas que votaron en la consulta popular, Fumagalli cree que la cantidad de votos "no será tan expresiva" como en plebiscitos anteriores. "El contexto político es otro", explica. En el año 2000, el Plebiscito sobre la Deuda Externa contó con más de 6 millones de votantes. Ya en 2002, la consulta sobre el Área de libre Comercio de las Américas (alca) tuvo más de 10 millones de participantes.

Además de haberse desarrollado durante el proceso electoral, lo que según Fumagalli, hizo que algunas organizaciones dieran prioridad al debate político, discutir el problema de la tierra en Brasil no es una tarea muy fácil. "La cuestión agraria brasilera no es tan simple. De-construir el modelo imperante, es muy desafiante", considera.

Próximos pasos

Según Dirceu Fumagalli, habrá, los días 18 y 19 de octubre, una plenaria en Brasilia para divulgar los resultados del Plebiscito y para trazar las estrategias para dar continuidad al debate. "Estamos en la expectativa (del resultado), pero creemos que hicimos un buen debate y cumplimos un importante papel en la sociedad", evalúa.
Mientras tanto, la petición colectiva en apoyo a la enmienda constitucional para insertar en la Constitución Federal un inciso que limita la propiedad rural a 35 módulos fiscales sigue disponible para ser firmado. Los interesados pueden firmarlo en: http://www.abaixoassinado.org/abaixoassinados/6322
 
Más informaciones sobre el Plebiscito Popular por el Límite de la Propiedad de la Tierra en: http://www.limitedaterra.org.br/index.php

Traducción: Ricardo Zúniga

O governo brasileiro vai rechaçar a proposta de compensação financeira para o eventual dano causado por organismos vivos modificados (OGM), que será apresentada nas discussões internacionais sobre biodiversidade em Nagoya, Japão, em outubro. Na mesa está a aprovação de um seguro para países exportadores de transgênicos, o que elevaria os custos desse tipo de comércio.

De acordo com o Itamaraty, trata-se de uma barreira não-tarifária de commodities agrícolas. "Esse item preocupa muito o Brasil. Vai ser uma discussão complicada", afirmou ao Valor o chefe da divisão de Meio Ambiente do Ministério das Relações Exteriores, Paulino Franco Carvalho.

O nó da discussão é o Artigo 10 do protocolo suplementar que será debatido durante a 5ª Reunião das Partes do Protocolo de Cartagena sobre Biossegurança (MOP5). Criado em 2003, o protocolo conta com 160 países signatários e tem como principal objetivo regular a movimentação transfronteiriça de organismos vivos modificados - transgênicos que possam transferir ou replicar seu material genético e afetar a diversidade biológica.

O artigo torna mandatório aos signatários exigir dos "operadores" (exportadores, importadores, transportadores e desenvolvedores da tecnologia) a adoção de garantias financeiras para cobrir possíveis danos causados por esses organismos à biodiversidade. O item é defendido por países africanos e Malásia. Brasil, América Latina e Japão são contrários. A União Europeia preferiu a "discrição", segundo negociadores.

"O artigo faz com que o Brasil fique numa posição pior que a de outros exportadores de commodities, já que EUA, Argentina, Austrália e Canadá não ratificaram o protocolo para não se comprometer", diz Carvalho.

Embora seja impossível calcular o impacto econômico - não existem seguros para transgênicos -, a medida vai onerar não só operadores mas outros setores. "O impacto no preço de alimentos, energia e do próprio desenvolvimento de novas tecnologias pode ser imenso, o que impõe ponderar se a proposta de seguros respeita a Organização Mundial de Comércio", diz Rodrigo Lima, gerente-geral do Instituto de Estudos do Comércio e Negociações Internacionais (Icone) e autor de um estudo sobre a questão.

Em vez de um seguro compulsório, o Brasil vai propor em Nagoya uma menção à realização de estudos técnicos que mostrem o impacto econômico que ele traria ao comércio e a sua real eficácia. "Até que ponto o seguro seria útil em termos ambientais?", questiona o Itamaraty, que tentará, dessa forma, empurrar o debate para a próxima reunião, em 2012.

O sucesso do protocolo suplementar, porém, é de interesse do governo federal. Ao contrários das discussões sobre mudanças climáticas, onde a culpa pelos problemas ambientais é depositada pelos países emergentes nos países ricos, a biodiversidade é um tema de interesse do Brasil. O país possui quase um quarto da biodiversidade do planeta.

"Se dizem que os alimentos transgênicos são seguros, o setor precisa assumir isso. Se há uma contaminação de lavouras convencionais, quem sai perdendo somos nós", diz Ricardo Tatesuzi de Sousa, diretor-executivo da Associação Brasileira de Produtores de Grãos Não Geneticamente Modificados (Abrange).

"De las 78 Tierras Indígenas (TIs) de la lista de la Fundación Nacional del Indio (Funai), al menos 30 están ubicadas en municipios con más de 10 mil hectáreas de soja". El alerta dado por el Centro de Monitoreo de Agrocombustibles de la ONG Reporter Brasil se refiere al estado de Mato Grosso, ubicado en la región Centro-Oeste brasilera. Y es precisamente la relación de la sojicultura con las tierras indígenas el punto central del informe "Impactos de la soja sobre Tierras Indígenas en el estado del Mato Grosso", difundido esta semana por el Centro.

Producido en cooperación con la institución holandesa Netherlands Centre of Indigenous Peoples, el informe tiene el objetivo de revelar los impactos producidos por la soja cultivada en Brasil. De acuerdo con Verena Glas, integrante de la coordinación del estudio, la expectativa es que el informe tenga gran repercusión en Holanda, segundo mayor importador de soja producida en Brasil. "Esperamos que [el estudio] llegue hasta el gobierno holandés y tenga una mayor discusión", afirma.

Para ella, es necesario llamar la atención del mercado internacional sobre las violaciones y los impactos relacionados con la soja producida en Brasil. De la misma manera, cree que es importante estrechar más los criterios utilizados para la sustentabilidad. "En nuestra visión, no existe sustentabilidad en la transgenia, en el uso de agrotóxicos... llevar el monocultivo blanco a los indígenas puede ser una forma de ingresos, pero no es desarrollo sustentable", comenta.

No fue al azar que Mato Grosso fue elegido para esta investigación. De acuerdo con el estudio, éste es uno de los estados brasileros con mayor número de etnias indígenas. Además, es allá donde la agropecuaria y la agroindustria está en un proceso de gran expansión, con destaque en la producción de soja.

"Actualmente el cultivo de mayor destaque en Mato Grosso, la soja, creció en producción un 8% al año en promedio, saltando de 8,8, millones de toneladas a comienzos de la década hasta 18,2 millones de toneladas en 2010, según la Asociación de Productores de Soja y Maíz de Mato Grosso (Aprosoja-MT)", se presenta en el estudio.

Ni siquiera los indígenas consiguieron escapar al avance de la soja en el estado. Los indígenas akwe-Xavanté, de la TI Maraiwatsede, por ejemplo, sufren por la invasión de sus territorios. El informe revela que la Tierra, "homologada por el gobierno federal en 1998 con 165 mil hectáreas, permanece con el 90% de su territorio ocupado ilegalmente por hacendados y propietarios no indígenas, mayoritariamente criadores de ganado y productores de soja y arroz".

La producción de soja en esas tierras también tiene relación con la deforestación en la región. Basado en los señalamientos del Informe 2010 del Programa de Monitoreo de Áreas Especiales del Sistema de Protección de la Amazonia, el estudio del Centro de Monitoreo de Agrocombustibles recuerda que el 45% de la vegetación original de la Tierra Maraiwatsede ya fue devastada.

Los impactos generados por el cultivo del grano, entretanto, no se resume sólo a la deforestación del lugar. Las quemazones y la utilización de venenos en los cultivos de soja también causan daños al medio ambiente y a la salud de los indígenas. Según relatos presentados en el estudio, no son raros los casos de Xavantés con dolores de cabeza o con problemas respiratorios.

Sin embargo, mientras algunas etnias sufren por la invasión de sus territorios, otras hacen acuerdos con los productores locales, blancos de críticas del Ministerio Público Federal y hasta inclusive de algunos miembros de las comunidades indígenas. Según la investigación, tales acuerdos -realizados entre tres pueblos indígenas del sudeste del estado y hacendados de la región- establecen que los indígenas garantizan tierras y mano de obra, y los empresarios, insumos, financiamientos y máquinas. El lucro de la comercialización del grano es compartido a la mitad entre las partes.

Como iniciativa positiva para la región, el informe cita la campaña "Y Ikatu Xingú", o sea, "Salve el agua buena del Xingú". Creada en 2004, la acción congrega a indígenas, organizaciones no gubernamentales, empresas, poder público e instituciones extranjeras en busca de un objetivo común: "recuperar y proteger las nacientes y cabeceras del río". Para conseguir la adhesión de varios sectores, la campaña resaltó la importancia del agua no sólo para los indígenas, sino también para productores y habitantes no-indígenas de la región.

Para leer "Impactos de la soja sobre Tierras Indígenas en el Estado de Mato Grosso", entre aquí: http://www.reporterbrasil.org.br/documentos/indigenas_soja_MT.pdf

Traducción: Daniel Barrantes - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

A estratégia de integração econômica do Brasil, da Argentina, do Paraguai e Uruguai é assunto de uma reunião conjunta dos ministros da Indústria, Comércio e Turismo dos quatro países. Na próxima quinta-feira (9), em Brasília, eles debaterão o tema e finalizarão as propostas para por em prática uma série de ações. As informações são da agência oficial de notícias da Argentina, a Telam.

No seminário estarão presentes os ministros do Brasil, Miguel Jorge, da Argentina, Débora Adriana Giorgi, do Paraguai, Francisco Rivas Almada, e do Uruguai, Roberto Kreimerman. "Como nunca antes estamos trabalhando em uma agenda de integração produtiva no Mercosul genuína, que nos permitirá ficar juntos para competir em terceiros mercados", afirmou a ministra da Argentina.

Segundo Débora Giorgi, houve orientações de todos os presidentes dos países que integram o Mercosul para aprofundar os estudos e levar adiante a integração dos setores específicos. "No Brasil temos programado uma agenda específica em setores estratégicos para os países. Temos casos concretos de parceria entre empresas brasileiras e argentinas", disse ela.

Em seguida, a ministra acrescentou: "Também entre o Uruguai e Paraguai, descobrimos as oportunidades em setores como software, metalurgia, peças de automóveis ". Para Débora Giorgi, a integração é, sobretudo, um ato de complementaridade. "O progresso em um processo de integração vai além do comércio, para incluir infraestruturas, energia, social, complementaridade produtiva e ambiente de cuidado", disse.

Desde o ano passado, o Brasil e a Argentina atuam na integração de setores industriais, como laticínios, madeira e móveis, vinho, óleo e gás, entre outros. Segundo Débora Giorgi, os países estão desenvolvendo ferramentas para cofinanciamento dos processos de integração e de associação por intermédio do Banco Nacional e do Banco de Investimento e Comércio Exterior da Argentina e do Banco Nacional de Desenvolvimento (BNDES).

Para a Argentina e o Brasil, há áreas sensíveis que merecem atenção especial, são elas as áreas de óleo, petróleo, autopeças, máquinas agrícolas, além de madeira e móveis, eletrodomésticos (geladeiras, fogões e máquinas de lavar), vinho e laticínios.

Desde ayer (1º) y hasta el próximo martes (7), en el marco de la Semana de la Patria y de las actividades del 16º Grito de los excluidos, brasileros y brasileras de todo el país podrán expresar su opinión sobre la cuestión de la tierra en Brasil. Durante los siete días, se realiza en muchas ciudades el Plebiscito Popular por el Límite a la Propiedad de la Tierra.

Todos los ciudadanos brasileros están invitados a responder "Sí" o "No" a las preguntas: "Para usted, las grandes propiedades de tierra en Brasil, ¿deben tener un límite máximo de tamaño?" y "Para usted, el límite de las grandes propiedades de tierra en Brasil, ¿posibilita aumentar la producción de alimentos saludables y mejorar las condiciones de vida en el campo y en la ciudad?".

En la ocasión, los interesados también pueden firmar un petitorio en apoyo a la enmienda constitucional para insertar el inciso V al artículo 186 de la Constitución Federal. Tal inciso establece que, para cumplir con la función social, garantizar la democratización del acceso a la tierra y asegurar la soberanía territorial y alimentaria, la propiedad rural deberá tener un límite de 35 módulos fiscales.

Promovido por el Forum Nacional por la Reforma Agraria y Justicia en el Campo (FNRA), el Plebiscito tiene el objetivo de llamar la atención de la sociedad brasilera sobre la cuestión de la concentración de tierras en Brasil. De acuerdo con informaciones de entidades que componen el Forum, Brasil es el segundo país del mundo que más concentra tierras.

Para Inaldo Serejo, coordinador de la Comisión Pastoral de la Tierra de Maranhão (CPT-MA), es preciso imponer un límite a las propiedades rurales en Brasil. "El Plebiscito trae esa discusión a la sociedad, de que no es posible vivir en un país en el que quien tiene dinero puede comprar cuantas tierras quiera", señala.

Datos del Censo Agropecuario del Instituto Brasilero de Geografía y Estadística (IBGE) de 2006 revelan que el 47,86% de los establecimientos agropecuarios en Brasil tiene menos de diez hectáreas y ocupan solamente el 2,36% del área. Sin embargo, por otro lado, el 0,91% de los establecimientos tiene más de mil hectáreas y ocupa el 44,42% de las tierras.

De acuerdo con el FNRA, la concentración de tierras contribuye a la violencia en el área rural y a la expulsión de familias del campo. Además, el Forum recuerda que, a diferencia de las grandes propiedades rurales, la pequeña propiedad familiar es la principal responsable de la producción de alimentos que van a las mesas de los/as brasileros/as y quien más emplea personas en el campo.

Según informaciones del Forum, la propiedad familiar es responsable de toda la producción de hortalizas y emplea al 74,4% de los trabajadores en el área rural. "Mientras que la pequeña propiedad ocupa, cada cien hectáreas, a 15 personas, las empresas del agro-negocio ocupan a 1,7 personas cada cien hectáreas", informa.

Votación

Las urnas están distribuidas en varias comunidades y municipios del país. Los lugares de votación fueron elegidos por el comité de organización, con el énfasis en lugares de amplia circulación de personas, como plazas, escuelas, iglesias, sindicatos y universidades. Los lugares están identificados con fajas y carteles sobre la Consulta Popular.

Pueden votar personas a partir de 16 años que presenten cualquier documento de identificación. Los menores de 16 años también pueden ejercer la ciudadanía, pero sus votos serán contabilizados en urna y lista de presencia aparte. Los analfabetos, por su parte, pueden pedir ayuda a personas de su confianza. El voto es secreto y cada persona sólo puede votar una vez.

Los votos constan de dos preguntas sobre el límite a la propiedad de la tierra en Brasil. Para responder, el votante debe marcar una "X" en "Sí" o en "No". Voto cortado, firmado en los dos campos o con cualquier tipo de inscripción será considerada voto nulo. Se espera que el resultado del Plebiscito sea divulgado en los próximos días 28 y 29 de septiembre.

Movilizaciones

Las acciones para el Plebiscito Popular por el Límite a la Propiedad de la Tierra ya comenzaron en varias ciudades del país. En Pará, el acto por el Límite a la Propiedad de Tierra se realizó el domingo pasado (29), en la Plaza de la República, en Belem. En Sergipe, el lanzamiento ocurrió el último lunes (30), en la Plaza Fausto Cardoso.

En São Luís, Maranhão, el lanzamiento de la actividad se realizó en la tarde de qyer (1), en la Plaza João Lisboa, con marcha y panfleteada por las calles de la ciudad. En Feria de Santana, Bahía, estudiantes, profesores y movimientos sociales debaten "La Cuestión Agraria y el Plebiscito Popular por el Límite a la Propiedad de la Tierra", en la Universidad Estadual de Feria de Santana (Uefs).

Las actividades se prolongarán hasta la próxima semana, cuando finalizará la votación. Incluso servidores del Instituto Nacional de Colonización y Reforma Agraria (Incra) y del Ministerio del Desarrollo Agrario (MDA) estarán involucrados en las acciones. Los servidores participan hoy en Brasilia de un seminario sobre la Cuestión Agraria y el Desarrollo Sustentable.

Más informaciones en: http://www.limitedaterra.org.br/index.php  

Spots

La Agencia de noticias Pulsar elaboró tres spots para estimular a la población a participar del Plebiscito por el Límite a la Propiedad de la Tierra. Todas las organizaciones, entidades, asociaciones, pastorales, Comunidades Eclesiales de Base están invitadas a bajar los spots y divulgarlos ampliamente, resaltando la importancia de esta actividad que se está realizando en todo Brasil.

Para bajar el material, ingrese en: http://www.brasil.agenciapulsar.org/nota.php?id=6657

Traducción: Daniel Barrantes - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.