Artículos de opinión

Feminismo campesino

Brigitte Baptiste

Martes, 26 Septiembre 2017

Tipnis = Agua

ELIZABETH VARGAS SOLÁ

Domingo, 17 Septiembre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

El investigador Valdemar João Weisz Jr., de la Universidad Federal de Integración Latinoamericana (Brasil), ha estudiado la expansión de los cultivos de soya en el Cono Sur (Argentina, Brasil y Parguay). Su disertación abrió la Conferencia Repensando el modelo agrario boliviano – Situación actual y dinámicas de cambio, realizada el 25 y 26 de octubre de 2016.

El monocultivo de la soya se ha expandido tanto en la última década que actualmente abarca una extensión similar a la ocupada por Alemania, Portugal y Bélgica juntos. Entre 1970 y 2015, la producción de la soya creció en 107 veces en el Cono Sur, contra 3,6 veces en los demás países de la región.

Las inmensas cantidades de soya se convierten en semillas, van a exportación y se destinan al consumo interno.  La parte exportable sale in natura, sin procesamiento.

El investigador brasileño explicó que en este panorama actúan empresas que están presentes a nivel global. Las empresas que conducen y monopolizan este proceso lo hacen desde la provisión de maquinaria agrícola, semillas y agrotóxicos o la compraventa. En este último caso cuatro empresas (ADM, BUNGE, Cargill, Luis Dreyfus) controlan cerca del 85% de las exportaciones de soya del Cono Sur.

El fenómeno también ha tenido su impacto a nivel de los pequeños propietarios, haciendo que su número se reduzca paulatinamente por las deudas adquiridas ante las grandes empresas.

El problema es que este modelo de monocultivo agroindustrial está provocando una tendencia, dice Weisz, la vuelta de la primarización de la economía en Brasil.

Frente al problema existen tres alternativas parciales que vienen desde las ONG, desde las organizaciones de los productores y desde el propio gobierno. Las ONG, por ejemplo, impulsaron políticas para evitar que otras empresas compraran soya de zonas deforestadas y que los bancos públicos dieran créditos a productores de zonas deforestadas.

Las alternativas están actuando, pero aun así el Cono Sur se ha consolidado como un territorio agroexportador de soya.

La conferencia Repensando el modelo agrario boliviano – Situación actual y dinámicas de cambio está organizada con el apoyo de Pan Para el Mundo (PPM), OXFAM, Welthungerhilfe (WHH), Postgrado en Ciencias del Desarrollo de la Universidad Mayor de San Andrés (CIDES-UMSA), Foro Andino Amazónico (FAA), Alianza por el Derecho Humano a la Alimentación Adecuada (ADHAA), Iniciativa Nuestra Tierra y Ayuda al Desarrollo desde Genbloux (ADG).

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar