Artículos de opinión

Aporte de las mujeres rurales

Mónica Novillo G.

Domingo, 19 Noviembre 2017

Cuando los extractivismos y la corrupción se encuentran

Eduardo Gudynas

Jueves, 09 Noviembre 2017

Indígenas avasallados por otros indígenas en Bolivia

JOSÉ LUIS BAPTISTA MORALES

Domingo, 29 Octubre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

El encuentro, que se llevó a cabo el martes 6 de enero, contó con el apoyo de la Iniciativa “Agua que has de beber” y tuvo como propósitos visibilizar las necesidades de distintas regiones del país, además de efectuar diagnósticos territoriales y unificar criterios que fortalezcan una demanda común por el derecho al acceso al agua de calidad, tanto para consumo humano como productivo.

La presidenta de la Red de Defensa del Agua de la Comuna de Canela, Julieta Cortés, valoró la visita de los dirigentes del sur, porque les permitió conocer las problemáticas de otras regiones. “Para nosotros es relevante reunirnos con campesinos sur y poder comprobar que no somos los únicos en la zona norte de Chile que tiene problema con el acceso al agua. Sus testimonios nos dan fuerza para seguir luchando para que el agua sea un derecho a la vida. El Código de Aguas debe ser cambiado”, agregó.

En ese sentido, el presidente del Comité Por Adelanto Lomas del Sol, comunidad aledaña a la cuencaabastecedora de agua a Valdivia en la Región de Los Ríos, Emilio Montoya, reconoció la fuerza de los dirigente locales para hacer frente a un “problema que crece día a día. En el norte vemos que es muy fuerte la crisis, pero en el sur se está notando y por ello los campesinos debemos trabajar unidos”.

“Quedamos impresionados, hay una escasez tremenda. Esperamos que a nivel político se tomen medidas, vemos que las grandes empresa o los que tienen más dinero son quienes tienen garantías de tener agua, mientras que los pequeños propietarios y campesinos no tenemos esa garantía y un nivel digno de acceso al agua”, dijo el dirigente.

Crisis nacional

Juan Ayaldo, presidente de la Junta de Vecinos de Mincha Sur, también destacó el encuentro, subrayando los desafíos locales de la demanda campesina del agua. Por ello, agradeció conocer las experiencias dehabitantes del sur de Chile, que también están sufriendo escasez del vital elemento.

“Tenemos dificultades con el agua para regadío, se han secado las vertientes que venían de los cerros, por la explotación indiscriminada de las mineras. El río Choapa, que antes era un río caudaloso ahora está seco por la minería y las plantaciones extensas de paltos. Nadie controla la cantidad de agua que sacan”, explicó.

En ese sentido, Matilde Manquinauco, representante de la Comunidad Indígena Rayenmapu de la Comuna de La Unión en la Región de Los Ríos, argumentó que en el sur son las empresas forestales las que están generando impactos negativos en el acceso al agua.

“Estamos con dificultades con el agua a causa de las empresas forestales que llegaron a invadir nuestro sector.  En los años 60 teníamos vertientes, esteros, teníamos pozos para agua y cuando llegaron las forestaciones de grandes plantaciones se empezaron a secar las fuentes. En alguna zonas tenemos agua en invierno por las lluvias, pero en esta época todo se seca”, dijo.

Por su parte, la presidenta del Comité de Agua Potable Rural (CAPR) de Huillinco, Comuna de La Unión, Isabel Cárdenas, coincidió en los diagnósticos, recalcando los impactos del modelo forestal. “Estamos viendo que nos une una necesidad que es el acceso al agua y que ésta la están aprovechando unos pocos en desmedro de los campesinos. A nosotros no están dejando sin agua, siendo que la Constitución dice que toda persona tiene derecho a la vida y su integridad física y síquica. No veo eso reflejado en mis pares”, expuso.

“En mi zona se secaron los pozos por las plantaciones de pinos y eucaliptus y la pregunta es ¿qué hacemos?. Hoy para producir nuestras hortalizas ya nos escasea el agua. Llamamos a los parlamentarios a que mediten y no vivan por la inercia; y vean cómo vivimos las campesinos con poco agua”, añadió.

Frente a todos los testimonios, Francisco Vera, werkén de la comunidad mapuche Pargua de la Comuna de Calbuco, Región de Los Lagos, llamó a las autoridades a entender de que se trata de una problemáticaa nivel nacional. “Nos llama la atención que en la zona norte también los comuneros agrícolas seanatropellados por grandes empresas, en este caso, las mineras. Ellos viven la escasez que nosotros también estamos sufriendo a pesar de que en el sur si bien hay agua, su escasez se agudiza cada vez más. Para nosotros esto es un problema, porque el agua es vida y además tienen un componente espiritual”, planteó.

Reunión con autoridades

El día anterior, la misma delegación participó  junto al Consejo Regional Campesino de Coquimbo del cierre del proceso de Mesas Territoriales, instancia que se llevó a cabo en en la Intendencia Regional, en La Serena.

En este contexto, el presidente del Consejo Regional Campesino, Jehová Ibachache, calificó la reunión como relevante porque permitió plasmar necesidades y alternativas de solución para los conflictos locales de nuestras comunidades con el acceso al agua.

“Creemos haber sacado acuerdos en la mesa frente a la escasez hídrica. No todos creen en laparticipación, pero nosotros hemos sido parte de crear una política que busque devolver al dignidad anuestra gente. Es un proceso que tiene una larga trayectoria, tal vez nosotros no lo veamos, pero nuestros hijos sí. Cuando digo diginidad me refiero a derechos fundamentales, como educación, salud y vivienda”, dijo el dirigente.

Pedro Andrade El Ciudadano

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar