Artículos de opinión

Feminismo campesino

Brigitte Baptiste

Martes, 26 Septiembre 2017

Tipnis = Agua

ELIZABETH VARGAS SOLÁ

Domingo, 17 Septiembre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

Tener conciencia, es facilitar el proceso de dialogo en posiciones contradictorias y con intenciones concertadas.

Fuente: IPDRS
Autoría: Basilio A Lezama M
Fecha: Lunes, 04 Julio 2016

En Latinoamérica y El Caribe, y,  al comienzo del Siglo XXI, surgieron gobiernos que se catalogaron como progresistas y cuyo afán, era alcanzar en los pueblos;  el óptimo nivel de felicidad posible. No obstante, a lo largo y ancho de la geografía, muchos líderes y a voz populis,  afirman; que para lograr eficiencia,  los pueblos requieren incrementar el nivel de conciencia.  El author lo que pretende es generar como base, algunas inferencias que permita generar discusiones sobre el tema, para que se incluyan: no solo las comprensiones, para adquirir el conocimiento, sino también, las interpretaciones, donde a los pueblos, se identifican, como generadores de sentimientos de solidaridad, complementariedad e igualdad en las oportunidades de acceder lo que les correspondan; como derechos humanos.

Al tomar como referencia a Joseph Dietzgen «Filósofo del Proletariado» quien afirma: que la contradicción es la naturaleza de la Conciencia. Lleva a inferir, en un sentido específico; el estar alerta, de lo que sucede en el entorno. Y en sentido general,  identificar las contradicciones y tener la disponibilidad de acceder a una dialéctica que generan confrontaciones y permitan, mediante la profundidad conceptual alcanzar un equilibrio  de convivencia. El concepto conciencia tiene como estructura: objetivo, alternativas, selección de alternativas y propensión de futuro. El objetivo, es alcanzar el equilibrio con el entorno. Entre las alternativas, ligadas a los beneficios, se presentan tácticas y estrategias; consideradas como verdades en el mundo real sensible y como proceso de profundidad conceptual ligada al futuro.

El concepto conciencia, es tipificada por la Ley de Contrarios, como: Conciencia e Inconciencia. Obliga hacer la siguiente pregunta: ¿Que genera la Conciencia y la Inconsciencia? Para identificar,  objetos conceptuales y objetos físicos, en ambas. Se hacen las siguientes inferencias; corriendo el riesgo, de ser refutadas y de herir algunas susceptibilidades, sujetas a discusiones. Sin embargo, se hacen las apreciaciones necesarias, que pueda servir como agente ontológico, para señalar al concepto conciencia, como una de las más renombradas en los procesos revolucionarios. Se puede inferir, que la conciencia física, la genera el cerebro y la inconsciencia, se deposita en  el alma; invisible, en el rango de percepción humana.  Aunque algunas informaciones, confirman, de ser fotografiadas.

El cerebro mediante la Facultad de conocer desarrolla el proceso de concientización y en la estructura anatómica álmica, se desarrolla el proceso de inconsciencia o subconsciente; donde se deposita los conceptos que se consideran ideales y es activada por  la voluntad psíquica. De esto se infiere, que ser inconsciente, no es ser un desalmado; sino,  una persona cuyo cerebro,  no procesa los conceptos procesables. Aunque el ser humano es consciente de lo que  hace y es inconsciente de lo que no percibe; aunque los infiera. Por lo tanto, los pueblos que desarrollan el proceso de concientización, incrementan los niveles de diálogos e incrementan las capacidades intelectuales y se hacen más participativos y protagónicos.

Mediante la Facultad de Pensar y  a través de la imaginación, se logra en la realidad sensible, transformaciones del pensamientos en partículas elementales, que permiten confrontar realidades. Y si existen coincidencias, es “ Lo que aparece” como verdad. Por lo tanto, se logra la profundidad conceptual, cuando los políticos, escritores, pensadores y otros, desarrollan conceptos más aproximados al camino de la verdad, en búsqueda de las definiciones, pensamientos puro e ideológicos; que faciliten un comportamiento racional, que dirima las diferencias. Concientizar, es desarrollar esfuerzos para estructurar los conceptos, que permita la confrontación con el contrario, en un proceso de diálogos que permita la profundización y separación conceptual «como elementos comunes»  con comportamiento con sentido común y en paz.