Sudamérica Rural Suscribase

Somos parte de

Artículos de opinión

Contáctenos

Av. 20 de octubre # 2396, casi esq. Belisario Salinas
Edif. María Haydee. Piso 12
Telf. 591-2-2115952
Casilla Nº 9052
Contacto: ipdrs@sudamericarural.org
La Paz – Bolivia
NIT: 169994029

La profundización conceptual, con las posibilidades de develar, los secretos mejor guardado del Universo.

Fuente: IPDRS
Autoría: Basilio A Lezama M
Fecha: Domingo, 31 Julio 2016

Antes del Siglo XXI, los  procesos de  desarrollo humano, han sido incentivados para el logro de productos, procesos y servicios,  en base a  proyecciones excepcionales  individuales; que se han teorizados e impactados, con los más altos niveles emocionales; producto del momento y  de las metas ansiadas, cuyos resultados es como bálsamos que alivia  las insatisfacciones del Ego. Donde los sueños de muchos latinoamericanos y caribeños, que creían alcanzar, al lograr un título universitario y de trabajar en una empresa petrolera, para complementar con un sueldo excepcional. Sin embargo, las petroleras asimilaba a los de mejores promedios y el resto, a formar parte de una mayoría, frustrados; haciendo intento  de seleccionar nuevos caminos, con debilidad ontologica y epistemologica.

Al comienzo del Siglo XXI, sorprendió al mundo con advenimientos de gobiernos progresistas, confrontando el afán de los beneficios capitales, para lograr el mayor felicidad posibles de los pueblos. Los líderes del momento, imprimieron el acelerador del vehículo que los llevaría a un nivel de competitividad, en el escenario mundial, imprimiendo grandes transformaciones estructurales e infraestructurales. Sin embargo, se aplicó el concepto de Felicidad imperante; trayendo como consecuencia, que muchos esfuerzos no fueron aceptados y otros, no fueron recompensados. Lo cual se puede inferir, que para los pueblos latinoamericanos y del caribe, la felicidad tienen connotaciones específicas: satisfacer las necesidades alimenticias, salud, seguridad personal y educación.

La existencia de numerosos  profesionales en las diferentes disciplinas científicas, modelados como  instrumento de desarrollo. Internalizan significativamente, dos sistema contradictorio, el Liberal y el Socialismo,  ambos con cierto niveles de conciencia, cultivaron los siguientes conceptos; las veleidades humanas y la humildad,  que los diferenciaron.  Los que pernoctan  en el mundo real sensible y los que cultivan la imaginación para crear un mundo virtual ilusorio. Lo cual se puede inferir, que Dios hizo al mundo, pero no se descarta, que el Ego de los humanos, pretenden crear un Dios Virtual Real, para complementar la  contradicción. Un Dios que reina en el mundo espiritual puro y el otro, en proceso creativo del hombre, que reinará en el mundo virtual real.

En los espacios de desarrollo tecnológico, el usuario tiene la sensación de un mundo diferente, al real; como una ilusión, generada por computadoras, a través de un dispositivo especial. Ya, se ha creado situaciones simuladas de inserción humana, en el mundo virtual. Y donde muchos procesos creativos físicos;  primero pasan por lo virtual con ausencia espiritual.  LLeva a inferir, sobre los caminos que conducen a la aproximación al camino de la verdad. Según la escala jerárquica del concepto, son muchos los caminos con la misma profundidad ontológica y con conocimientos de diferentes profundidad, se aproxima al camino de la verdad. Donde, se identifican, significativamente, el camino real sensible, el camino virtual ilusorio y el camino virtual real.

Las veleidades humanas, son creaciones por medio audiovisuales, que van eliminando conocimientos pragmáticos y sustituidos, por conocimientos dogmáticos, jerarquizando la percepción en la generación de  beneficios virtuales y adiciones, contrastantes, como; consumo de drogas y alimentos escasos, satisfacciones que superan los límites de bordes, acciones contranaturas, para acceder a actos dominantes y otros. De igual manera, el concepto existente de humildad, tiene que ser revisados. Para los que cultivan las veleidades humanas, los humildes, son los que no tienen accesos al desarrollo tecnológico, por deficiencias  económicas. Basta revisar el comportamiento de Jesucristo y de los cristianos de la época, para identificar el verdadero concepto de humildad.

Sin el ánimo de herir susceptibilidades de ningún tipo y con la intención de plantear conceptos, que pueda ayudar a identificar, el camino más eficiente, para aproximarse a la verdad. Se puede inferir, que los que cultivan el mundo virtual, van perdiendo la capacidad del alma; de conducir la energía espiritual, para alimentar al cuerpo. Y se van alienando a los productos de su creación; mediante la manipulación genética, creando  seres, alimentados con energías artificiales y sin alma. Aunque en esta, se incursiona en parte, en el mundo de la fantasía, no se descartan, las posibilidades, que la profundización conceptual, devele, los secretos mejor guardados del Universo.

 

Por: Ing. Esp. Basilio A Lezama M.