Fuente: Servindi

La aplicación del fracking en el yacimiento Vaca Muerta, al sur de Argentina, pone en riesgo las fuentes de agua utilizadas por las comunidades mapuche. Asimismo los pozos se instalan de manera indiscriminada al lado de los terrenos de cultivo. 

//José Carlos Díaz Zanelli

 El cierre del 2016 no fue del todo auspicioso para Sudamérica en materia de industria extractiva y medio ambiente. Uno de los casos emblemáticos es sin duda el yacimiento Vaca Muerta, ubicado en la provincia argentina de Neuquén. Acá se viene aplicando de manera indiscriminada uno de los métodos más nocivos del extractivismo, el fracking.

Como se sabe, esta técnica implica la perforación de la tierra a gran profundidad, acompañado de una fuerte inyección de agua que impulse el ascenso del petróleo y el gas. Las consecuencias ambientales negativas de este proceso son muy altas y van desde la contaminación del terreno, pasando por la generación de residuos sólidos hasta la provocación de sismos.

En Vaca Muerta, donde operan la petrolera estatal argentina YPF y la transnacional norteamericana Chevron, la extracción de petróleo utilizando la técnica del fracking mantiene enfrentados no solo a los agricultores de la zona, sino también a las comunidades mapuche que habitan el sur de Argentina.

Epidemias y contaminación

Desde que se iniciaron las operaciones en 2013, los agricultores de Neuquén reclamaron que se delimitaran las zonas destinadas al cultivo y a la extracción. Sin embargo, este pedido ha sido ignorado reiteradamente y lo que se tiene actualmente es una serie de pozos instalados al lado de haciendas y comunidades.

“Ahora tenemos una gran epidemia de gastroenteritis. No sabemos exactamente cuál es la causa, pero estamos seguros de que está asociada con el agua”, denunció hace unos días Luz Sepúlveda, una doctora de la localidad de Añelo, perteneciente a Neuquén. 

Del mismo modo, las comunidades mapuche han alzado su voz de protesta ante el riesgo que implican las actividades de YPF y Chevron en sus fuentes de agua. Los acuíferos y las plantaciones vitales para su existencia vienen recibiendo afluentes hídricos que podrían estar siendo contaminados por la actividade extractiva. 

¿Será Vaca Muerta el conflicto socioambiental emblemático del 2017 en Latinoamérica?

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar