Artículos de opinión

Aporte de las mujeres rurales

Mónica Novillo G.

Domingo, 19 Noviembre 2017

Cuando los extractivismos y la corrupción se encuentran

Eduardo Gudynas

Jueves, 09 Noviembre 2017

Indígenas avasallados por otros indígenas en Bolivia

JOSÉ LUIS BAPTISTA MORALES

Domingo, 29 Octubre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

Perumin: El lamento de tu voz

Fuente: Noticias SER
Autoría: Noticias SER.PE
Fecha: Domingo, 27 Septiembre 2015

Durante la última década, la minería fue el principal motor del crecimiento económico, gracias al súper ciclo de precios que generó ingentes ganancias para el sector y una renta considerable mal aprovechada por el Estado peruano. En ese context, Perumin –también conocida como la “Convención Minera”- se convirtió en la cita anual de celebración del éxito empresarial y en la principal caja de resonancia de los beneficiarios del boom minero.

Pero los buenos precios no eran eternos y su caída llevó a que en los últimos años el gremio minero “descubriera” que existían un conjunto de leyes, decretos y reglamentos que supuestamente impedían el avance de la inversión. Así, la lucha contra la llamada “tramitología” se convirtió en su caballito de batalla, y todos fuimos testigos de cómo el gobierno de Humala fue flexibilizando y relajando normas ambientales y derechos de pueblos indígenas y comunidades, para permitir que la inversión no se detuviera.

Sin embargo, y a pesar de los grandilocuentes anuncios de proyectos por miles de millones de dólares, que serían dinamizados gracias a la liberación de las “trabas burocráticas”, estos nunca se concretaron, porque el problema no era ese, ni tampoco la protesta ni la movilización política y social, aunque esta sí paralizó proyectos como Conga o Tía María. El problema concreto fue que el boom de los precios había concluido, pero para los voceros del neoliberalismo y de los empresarios, era un anatema reconocer que el éxito del modelo que nos legó el fujimorismo se basaba fundamentalmente en nuestra condición de economía primaria exportadora.

A pesar de ello, y a pesar de la existencia de voces críticas en el sector, que reclaman una actitud distinta y una mayor voluntad de diálogo de parte del gremio minero, hay quienes, desde la anquilosada Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), siguen insistiendo en que el problema son los enemigos de la minería y la tramitología, y exigen, como tantas otras veces, que el gobierno ponga orden y siga retaceando derechos y desprotegiendo el medio ambiente

En Noticias SER consideramos que la minería es un sector clave para el desarrollo del país, incluso en un context de desaceleración económica como el que vivimos.  Pero pensamos que mientras el gremio minero no se sacuda de visiones conspirativas, en las que todos somos sus enemigos, más de un proyecto seguirá sin licencia social y quedará sepultado por largo tiempo, incluso cuando dentro de una década vuelvan los buenos precios.