Artículos de opinión

Feminismo campesino

Brigitte Baptiste

Martes, 26 Septiembre 2017

Tipnis = Agua

ELIZABETH VARGAS SOLÁ

Domingo, 17 Septiembre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

ODS 11, discusión de los ODS en clave rural y en el ámbito de Bolivia: Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles

Fuente: IPDRS
Autoría: René aruquipa R., René Quispe C.
Fecha: Miércoles, 25 Enero 2017

ODS 11, discusión de los ODS en clave rural y en el ámbito de Bolivia: Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles

 

ARUQUIPA RAMOS, René
QUISPE CASAS, René
 
(CIDES – UMSA. Maestría en Desarrollo Rural Sostenible 2016 – 2017)

 

  1. Introducción.

La ciudad es una aglomeración que resulta de una fuerte concentración de población humana y que incluye: al ambiente natural, esto es los elementos físicos de la naturaleza (agua, aire, suelo, clima, vegetación, organismos -flora y fauna-, etc.), al ambiente construido por el hombre formado por las estructuras del espacio que son resultantes de la dinámica social sobre el territorio urbano (residencias, industrias, oficinas, comercios, autopistas,  alcantarillado, red de comunicaciones, etc.), y a la sociedad que habita en ese conglomerado (con sus características distintivas como: nivel de ingreso, acceso a la educación, acceso a los servicios de salud, impacto de la contaminación sobre la salud, etc.). Así, el ambiente urbano surge de diversos procesos de interacción entre tales instancias: la natural, la construida y la social (http://docplayer.es/14416389-La-transformacion-del-paisaje-rural-urbano-y-su-efecto-sobre-los-servicios-ecosistemicos-en-una-microcuenca-de-santiago-chile.html).

 

La expansión de la ciudad se desarrolla generalmente a expensas de paisajes rurales y en especial hacia la periferia. (…) Este crecimiento implica la transformación de un paisaje de características eminentemente naturales, aunque históricamente perturbados, que no están destinados a la agricultura y que colindan con paisajes de alto valor ecológico, hacia otro paisaje de características urbanas, pudiendo generar consecuencias ambientales complejas, tanto al interior del área que experimenta los cambios como en su entorno. Dado a que la mayor parte de la población humana y de los problemas ambientales se concentran en las ciudades, éstas se han transformado en foco de atención de varias disciplinas científicas, que la estudian como un todo, a través de sus partes y/o en sus límites, es decir, en el ecotono formado entre los sistemas propiamente antrópicos y aquellos que conservan un mayor grado de naturalidad (http://docplayer.es/14416389-La-transformacion-del-paisaje-rural-urbano-y-su-efecto-sobre-los-servicios-ecosistemicos-en-una-microcuenca-de-santiago-chile.html).

El cambio de patrones de consumo y producción que se ha dado en los últimos años en Bolivia, unido al incremento de la población, característico de países en vías de desarrollo, han impactado directamente en la composición y cantidad de los residuos sólidos generados en el país. Este impacto ha dado como resultado la introducción de nuevos tipos de residuos en los flujos de residuos domiciliarios, comerciales, industriales, agrícolas y otros, incluyendo residuos peligrosos con necesidades de tratamiento y disposición final específicos, que no estaban presentes hace algunos años.

“La contaminación atmosférica constituye uno de los principales problemas ambientales en los centros urbanos (de muchos países. Así) la calidad del aire se ve afectada por las emisiones de contaminantes atmosféricos que provienen principalmente del parque automotor.” Ciudades de países Latinoamericanos como México y Santiago de Chile presentan serios problemas de calidad del aire y los centros urbanos de Bolivia no están exentos de estos problemas, por ello, los esfuerzos de varias instituciones públicas y privadas han logrado implementar en algunas ciudades acciones de Gestión de la Calidad del Aire durante los últimos años, con el fin de evaluar los efectos negativos sobre la salud de la población y el medio ambiente.

  1. Datos de Actualidad
  • Residuos Sólidos

Ministerio de Medio Ambiente y Agua 2010. De acuerdo al estudio realizado “se calcula que la producción per-cápita promedio nacional de residuos sólidos domiciliarios en el área urbana es de 0,50 Kg/habitante-día y la rural de 0,20 Kg/habitante-día. El 55,2% corresponde a materia orgánica o biodegradable, el 22,1% a material reciclable y el 22,7% se considera como material no aprovechable”En el año 2009, la generación total de residuos en el área urbana fue de 1.677.650 Ton /año (4.569 ton/día) de los cuales el 85% se generó en el área urbana y el 15% en el área rural” (Diagnostico de Residuos Sólidos).

Principalmente en las ciudades capitales y algunos municipios mayores, la gestión/administración de los servicios se realiza a través de entidades municipales de aseo, algunas descentralizadas y otras desconcentradas de la administración pública (en 13 municipios; 4,0% del total). En el resto de los municipios que cuentan con servicio, éste es gestionado por los gobiernos municipales de manera directa, siendo sólo 14 municipios los que cuentan con una unidad específica para la gestión. La prestación de los servicios de aseo se desarrolla en cuatro modalidades; directa por el propio municipio, directa por empresas descentralizadas, terciarizada y concesionada. La prestación directa descentralizada se da en 10 municipios (3,1% del total), la concesionada en 3 municipios (1% del total); 18 terciarizan (5,5%) y el resto con servicio, gestionan de forma directa por parte del municipio (39,1%); se estima que el resto, un 51%, correspondiente a municipios menores a 2.000 habitantes no tienen servicio” (Diagnóstico de la Gestión de Residuos Sólidos en Bolivia 2010).

En general, la cobertura del servicio de recolección, se realiza en el área urbana, con valores promedios en ciudades capitales del 86%; municipios mayores con el 78%; municipios intermedios con el 63% y en los menores con el 42%.

Los mayores problemas ambientales acontecen en la disposición final, sólo el 45% de los residuos es dispuesto en rellenos sanitarios, en su mayoría ubicados en las ciudades capitales, el resto es dispuesto en botaderos.  El 90,8% de los sitios son botaderos a cielo abierto, 6,1% botaderos controlados y el 3,1% son rellenos sanitarios algunos con tiempo de vida útil restante entre 1 a 3 años y aún no existen lugares definidos para su nuevo emplazamiento principalmente por rechazo de la población” (Diagnóstico de la Gestión de Residuos Sólidos en Bolivia 2010).

Disponibilidad de los servicio de aseo

Del total de 183 municipios analizados se han registrado los siguientes datos:

29 Municipios cuentan con el servicio de aseo en mínimas condiciones que comprenden los subservicios de: barrido, recolección y transporte y disposición final controlada (9 con rellenos y 20 con botaderos controlados), 130 disponen de un servicio de aseo inadecuado, puesto que cuentan sólo con recolección y transporte, la disposición final es a cielo abierto y, 24 no cuentan con el servicio pues no disponen del servicio de recolección y transporte.

Del total de municipios, el 9,2% cuenta con servicio de barrido, recolección y transporte y disposición final (sólo el 6,1% cuenta con rellenos sanitarios); el 39,8% del total de municipios cuenta con servicio inadecuado (sólo recolección y transporte; la disposición final es a cielo abierto) y el 51%, especialmente los municipios más pequeños, no cuentan con servicio.

A nivel general, los datos más críticos se registran en la disposición final pues sólo el 9,2% de los sitios se operan bajo algún control (6,1% son botaderos controlados, 3,1% son rellenos sanitarios), aunque con muchas limitaciones técnicas. La etapa del servicio correspondiente al aprovechamiento no ha sido desarrollada aún en el país. De los 327 municipios que conforman el país, sólo el 4,6% de los municipios han iniciado con algunos proyectos en ésta área, mismos que están en fase de desarrollo y consolidación.

La etapa del servicio correspondiente al aprovechamiento aún no ha sido desarrollada en el país. De los 327 municipios, sólo 15 municipios, el 4,6% del total han iniciado con algunos proyectos en ésta área, mismos que están en fase de desarrollo y consolidación.

 

Cuadro: Bolivia, Municipios analizados en los que se realizan servicios de aseo y aprovechamiento por departamento.

Depto.

Municipios analizados

Barrido

Limpieza

Recolección y Transporte

Aprov.

Disposición Final controlada*

Cantidad de municipios que no cuentan con servicio

Chuquisaca

15

4

8

15

3

6

0

La Paz

37

30

17

24

3

2

13

Cochabamba

28

19

17

26

3

4

2

Oruro

16

14

13

13

0

2

3

Potosí

17

12

14

17

1

5

0

Tarija

9

8

8

9

1

3

0

Santa Cruz

40

25

16

39

4

5

1

Beni

13

9

8

12

0

2

1

Pando

8

3

3

4

0

0

4

Total

183

124

104

159

15

29

24

( * ) Fuente: Diagnóstico de la Gestión de Residuos Sólidos en Bolivia, 2010

Aprovechamiento

En el país se aprovecha de forma formal e informal el 4,6% del total de residuos generados. De los cuales, el 0,9%, corresponde al aprovechamiento de residuos orgánicos y el 3,7% al aprovechamiento de residuos inorgánicos reciclables. Del total de residuos orgánicos generados, se aprovecha el 1,6% y del total de residuos inorgánicos reciclables generados se aprovecha el 16,6%.

Producción Per-Cápita de Residuos Sólidos Domiciliarios

            Cuadro. Producción Per-cápita de Residuos Sólidos Domiciliarios

Departamento

Capita

Mayor

Intermedio

Menor

Promedio PPC

Chuquisaca

0,46

---

---

0,43

0,45

La Paz

0,58

0,38

0,3

0,37

0,46

Cochabamba

0,6

0,48

0,48

0,43

0,53

Oruro

0,5

---

0,34

0,23

0,45

Potosí

0,5

---

0,35

0,34

0,43

Tarija

0,52

0,47

0,47

0,31

0,49

Santa Cruz

0,57

0,41

0,5

0,47

0,55

Beni

0,44

0,44

0,42

0,3

0,41

Pando

0,43

---

---

0,33

0,41

Fuente: Diagnóstico de la Gestión de Residuos Sólidos en Bolivia, Ministerio de Medio Ambiente y Agua 2010

Generación Total de Residuos Sólidos en Bolivia

En el Informe realizado por el Ministerio de Medio Ambiente y Agua (2010), en Bolivia se generan aproximadamente 4.872 Ton/día, equivalente a 1.745.280 Tn/año de residuos sólidos. La generación en el área urbana representa el 87 % que equivale a 4.150 Tn/dia y 1.515.646 Ton/año, mientras que la generación en el área rural, representa el 13 %, equivalente a 632 Ton/día y 230.634 Ton/año.

Gráfico Bolivia, generación total estimada en poblaciones urbanas y rurales por departamento (Ton/día)

Del total de residuos generados, 4.782 Ton/día, la mayor cantidad se genera en el departamento de Santa Cruz con el 31%, seguido de La Paz con el 27% y Cochabamba con el 17%; el resto se genera en los departamentos de Potosí con el 6%, Chuquisaca y Tarija con el 5% cada uno; en Oruro y Beni con el 4% cada uno y en Pando con el 1%.

Cuadro.  Bolivia, Generación de Residuos Sólidos en municipios analizados

 

 

 

Generación domiciliaria (Ton/día)

Generación Municipal (Ton/día)

Ciudad

Población Urbana (Estimado 2010)

PPC

 

 

(kg/Hab-día)

Santa Cruz de la Sierra

1.624.885

0,57

850

1.044

El Alto

956.912

0,38

381

496

La Paz

833.104

0,58

461

553

Cochabamba

617.976

0,6

318

370

Sucre

276.079

0,46

126

151

Oruro

231.949

0,5

86

130

Tarija

186.714

0,52

97

120

Sacaba

151.417

0,39

59

70

Potosí

153.484

0,5

85

120

Quillacollo

115.887

0,54

62

89

Yacuiba

116.605

0,47

55

65

Riberalta

90.716

0,44

41

49

Montero

95.582

0,41

39

46

Trinidad

95.278

0,44

41

66

Cobija

38.722

0,43

16

20

Intermedios

705.456

0,44

313

350

Menores

644.687

0,41

266

285

Total

6.935.455

0,5

3.467

4.022

Fuente: Diagnóstico de la Gestión de Residuos Sólidos en Bolivia, 2010.

Con base a la proyección poblacional realizada por el INE para el periodo 2010-2015 y considerando que el índice de PPC presenta un incremento anual de 0,5% para el área urbana y de 0,3% para el área rural, se estima que la población incrementará en 13% en el área urbana y en 3% en el área rural y que la generación incrementará en 16% para el área urbana y en 5% para el área rural. A partir de estos datos, se estima que al año 2015 la generación será de 1.756.989 toneladas para el área urbana y 242.166 toneladas para el área rural (Diagnóstico de Residuos Sólidos).

En términos generales, la fracción orgánica representa más del 55% del total de los residuos generados, los residuos inorgánicos reciclables representan el 24 % y el 23 % restante es considerado como residuo no aprovechable; de los cuales se estima que el 4% son residuos peligrosos generados por los establecimientos de salud.

  • Calidad de Aire.

(Ministerio de Medio Ambiente y Agua 2012-2014) a través de la Red MoniCA Bolivia y las mediciones realizadas en dieciocho Municipios capitales y secundarios de los nueve departamentos de Bolivia se puede observar que se presentan niveles de contaminación diversos, según la ciudad y según las estaciones de monitoreo en cada una de ellas.

De acuerdo a los datos recolectados desde la Red MoniCA Bolivia (todos los municipios que cuentan con una red de monitoreo) los niveles de contaminación más críticos con respecto a los límites máximos permitidos son registrados para PM10, siendo que las concentraciones de este contaminante superan frecuentemente, en muchas de las estaciones de monitoreo, los mencionados límites tanto en periodos de exposición aguda (evaluaciones de 24 horas) como en periodos de exposición crónica (evaluaciones anuales). Así mismo se observa que si bien los límites máximos permitidos son superados frecuentemente en periodos de exposición aguda, los valores registrados en periodos de exposición crónica es más crítica, implicando mayores índices de contaminación atmosférica y por lo tanto mayor riesgo para la población en general para periodos de tiempo extendidos.

De acuerdo a los datos recolectados desde la Red MoniCA Bolivia (todos los municipios que cuentan con una red de monitoreo) los niveles de concentraciones de NO2 son moderadas siendo que en periodos de exposición agudos (evaluaciones de 1 hora y 24 horas) los límites máximos permitidos no son superados en ninguna de las estaciones de monitoreo en ninguna ocasión. Por otro lado en periodos crónicos de exposición (evaluaciones anuales), los límites máximos permitidos son superados en algunas de las estaciones de monitoreo de NO2, especialmente en las ciudades de Quillacollo, El Alto, La Paz, Potosí y Tarija.

En el caso de O3 los datos recolectados desde la Red MoniCA Bolivia (todos los municipios que cuentan con una red de monitoreo) los niveles de concentraciones de este contaminante son aún más bajos siento que así como se describió para los periodos de exposición aguda de NO2, las exposición aguda de O3 (evaluaciones de 8 horas) los límites máximos permitidos no son superados en ninguna de las estaciones de monitoreo en ninguna ocasión. Sin embargo se observa que en periodos crónicos de exposición (evaluaciones anuales) los límites máximos permitidos son superados solamente en una estación de la ciudad de Potosí.

El cálculo de los índices de calidad del aire para periodos de exposición crónicos en función de PM10 reporta para varias gestiones valores superiores a 300 (calidad del aire extremadamente mala, riesgo muy alto) en las ciudades de Quillacollo, Tarija, Trinidad, Santa Cruz, Cochabamba, El Alto y Potosí y reporta en general valores entre 150 y 300 (calidad del aire muy mala, riesgo alto) en las ciudades de La Paz y Sucre.

El mismo análisis realizado en función de NO2 reporta valores superiores a 300 (calidad del aire extremadamente mala, riesgo muy alto) solamente en la ciudad de Tarija, valores entre 150 y 300 (calidad del aire muy mala, riesgo alto) solamente en las ciudad de La Paz, valores entre 100 y 150 (calidad del aire mala, riesgo moderado) en las ciudades Quillacollo, El alto y Potosí y finalmente valores entre 0 y 100 (calidad del aire entre buena y regular, riesgo muy bajo y bajo) en las ciudades de Cochabamba, Santa Cruz, Sucre y Trinidad.

El cálculo de los índices de calidad del aire para periodos de exposición crónicos en función de O3 reporta valores entre 100 y 150 (calidad del aire mala, riesgo moderado) solamente en la ciudad de Potosí mientras que el resto de las ciudades reporta todos sus valores entre 0 y 100 (calidad del aire entre buena y regular, riesgo muy bajo y bajo).

Los efectos sobre la salud de la población en los diferentes municipios de acuerdo a los índices de contaminación atmosférica calculados en función de los datos recolectados de cada Red MoniCA van de calidad del aire mala, a muy mala, a extremadamente mala, con riesgos que van desde moderado, pasando por riesgo alto, hasta muy alto respectivamente. Las recomendaciones sugeridas en la NB 62018:2008 son: evitar ambientes abiertos, bajo riesgo de sufrir efectos adversos a sobre la salud en la población, en particular los niños y los adultos mayores con enfermedades cardiovasculares y/o respiratorias como el asma, hasta efectos sobre la salud de la población en general con complicaciones graves en los niños y los adultos mayores con enfermedades cardiovasculares y/o respiratorias como el asma.

En cuanto los episodios importantes relacionados a la contaminación atmosférica todas las ciudades reportan niveles elevados de concentración de PM10 durante la festividad de San Juan, obtenidos tanto por tecnología activa como por tecnología automática, sin embargo ya varias ciudades, especialmente las que cuentan con redes de monitoreo de la calidad del aire antiguas (Cochabamba, El Alto, La Paz y Santa Cruz) han trabajado insistentemente en campañas de educación y sensibilización para reducir los niveles de concentración de PM10 durante esta festividad, obteniendo resultados positivos en periodos de mediano plazo.

Por otro lado se observa logros importantes plasmados en los reportes de concentración de NO2 y CO realizada en las ciudades de Cochabamba y La Paz durante el día del peatón demostrándose que las concentraciones de los dos contaminantes mencionados prácticamente se reducen a cero durante las horas en las que se restringe la circulación de vehículos automotores.

De acuerdo a las campañas de medición de contaminantes realizadas en cada uno de los 18 municipios incluidos en el presente estudio, se encontró los mayores niveles de PM10 en las ciudades de Cobija, SipeSipe, Montero y El Alto, los mayores niveles de NO2 en las ciudades de Santa Cruz, La Paz y Oruro y los mayores niveles de O3 en las ciudades de Sucre, Santa Cruz, Oruro y Potosí.

  1. Legislación Institucional de referencia

La Constitución Política del Estado establece que todas las personas tienen derecho a un medio ambiente saludable, protegido y equilibrado. El ejercicio de este derecho debe permitir a los individuos y colectividades de las presentes y futuras generaciones, además de otros seres vivos, desarrollarse de manera normal y permanente.

También señala que es deber del Estado y de la población conservar, proteger y aprovechar de manera sustentable los recursos naturales y la biodiversidad, así como mantener el equilibrio del medio ambiente.

Ley 1333 del Medio Ambiente, Reglamento en Materia de Contaminación Atmosférica, Reglamento General de Residuos Sólidos establece las competencias a nivel nacional, departamental y municipal referente a las actividades de prevención y control ambiental.

Agenda Patriótica 2025 en su pilar 9, soberanía ambiental con desarrollo integral, respetando los derechos de la madre tierra, hace referencia a Promover y desarrollar acciones para que respire aire puro, no existirán ríos contaminados y basurales, y desarrollar condiciones para el tratamiento de sus residuos líquidos y sólidos en las ciudades.

 

  1. Propuesta de Indicadores.

Meta elegida

Indicadores

De aquí a 2030, reducir el impacto ambiental negativo per cápita de las ciudades, incluso prestando especial atención a la calidad del aire y la gestión de los desechos munici-pales y de otro tipo.

 

RESIDUOS SÓLIDOS

 

El 60 % de los municipios urbanos con mayor población cuentan con programas de aprovechamiento de los diferentes tipos de residuos sólidos promoviendo la reducción del volumen de residuos sólidos destinados a la disposición final.

 

El 60% de los municipios urbanos con mayor población son fortalecidos en gestiones orientadas a la prevención, separación en origen, recolección diferenciada y el aprovechamiento de residuos sólidos, a través de mecanismos de financiamiento, equipamiento y asistencia técnica, a fin de lograr un impacto sostenible y de largo alcance.

 

 

El 50 % de los municipios del país cuentan con el fortalecimiento de los niveles de educación y sensibilización ambiental en los diferentes actores involucrados en la Gestión Integral de Residuos Sólidos orientados principalmente, a la prevención y aprovechamiento.

 

El 50 % de los municipios del país viene implementando de sistemas de recolección diferenciada y circuitos de comercialización de los residuos reciclables

 

CALIDAD DE AIRE

 

El 70 % de los municipios del eje troncal y municipios con elevada concentración de población, vienen implementando el Inventario de emisiones fuentes fijas y fuentes móviles para modelación y simulación.

 

El 90 % de los municipios del eje troncal de país con implementación de Centros de Revisión de Diagnostico Vehicular CRTV.

 

El 50 % de los municipios del país cuentan con fortalecimiento de los niveles de educación y sensibilización ambiental referidos a la emisión de gases a la atmosfera.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  1. Recomendaciones

El análisis del Objetivo 11, correspondiente a los Objetivos de Desarrollo Sostenible aprobado por las Naciones Unidas en marzo de 2016, se puede establecer las siguientes recomendaciones para el logro y cumplimiento del objetivo 11.

Gestión de Residuos Sólidos municipales.

La normativa ambiental vigente y los planes sectoriales, establecen la competencia directa a los gobiernos municipales de reglamentar y ejecutar, en su jurisdicción, el régimen y las políticas de residuos sólidos establecidas por el Estado.

Por lo tanto los Gobiernos municipales para el cumplimiento del objetivo 11 y la meta planteada evaluada deberán considerar en sus Planes de Desarrollo Municipal programas y proyectos orientados a la Gestión Integrada de Residuos Sólidos.

Por otra parte la nueva ley 755 de residuos sólidos promulgada en octubre de 2015 tiene por objeto establecer la política general y el régimen jurídico de la Gestión Integral de Residuos, priorizando la prevención para la reducción de la generación de residuos, su aprovechamiento y disposición final sanitaria y ambientalmente segura.

El diagnóstico realizado por el Ministerio de Medio Ambiente y Agua establece que los residuos orgánicos y reciclables representan el 77, 3 %, la cantidad representa un volumen considerable para su aprovechamiento en la producción de nutrientes y posteriormente incorporarlos en la agricultura periurbana, revitalización de áreas verdes, ornato paisajístico y absorción de gases de efecto invernadero.

CALIDAD DE AIRE

A nivel nacional Bolivia cuenta con una Red de Monitoreo de la Calidad de Aire el cual permitirá realizar el inventario de emisiones atmosféricas generadas por el parque automotor, industrias, Rellenos Sanitarios, Chequeos, Plantas de Tratamiento de Agua Residual. Este instrumento servirá para tomar decisiones sobre las medidas y sectores a aplicar.

En Bolivia el parque automotor se ha incrementado de manera notable en los últimos años, una tasa de crecimiento anual promedio del 29 por ciento. Este crecimiento exponencial en el parque automotor en Bolivia ha provocado el deterioro de la calidad del aire

Por otra parte el inventario de emisiones realizado por la Red de Monitoreo de Calidad e Aire establece que el 70 a 80 % de la contaminación del aire se debe a los gases producidos por el parque automotor.

En Bolivia, la Ley General de Transporte Nº.165 del 16 de agosto de 2011 establece el marco legal para la Revisión Técnica Vehicular y propone su aplicación bajo un enfoque integral de los aspectos técnico-mecánicos y ambientales que deben cumplir los vehículos para su circulación.

Uno de los componentes de la gestión de la calidad del aire es la educación ciudadana como base fundamental para introducir cambios en la sociedad que lleven hacia un escenario de mayor calidad de vida, contemplando tres componentes básicos: educación ambiental, educación vial y educación en cultura ciudadana.