Artículos de opinión

Agronegocio: práctica y discurso

Enrique Castañón Ballivián

Jueves, 03 Agosto 2017

El caso de Bosque Tsimane

Ismael Guzmán T.

Martes, 18 Julio 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

Adelinda Gómez Gaviria trabajaba con el Proceso de Mujeres Maciceñas del Comité de Integración del Macizo Colombiano (CIMA), tenía un papel activo en el Foro Minero y Ambiental en Almaguer, en el que participaron alrededor de 1.500 campesinos e indígenas.

El 30 de septiembre de 2013, a las 20h30, mientras caminaba hacia su casa después de una reunión, Adelinda Gómez Gaviria y su hijo de 16 años fueron abordados por dos hombres desconocidos quienes les dispararon. Adelinda Gómez Gaviria recibió cinco impactos de bala que la mataron, y su hijo se encuentra ahora en delicado estado de salud en la Clínica La Estancia de la ciudad de Popayán. Un mes antes de su homicidio, Adelinda Gómez Gaviria había recibido una llamada telefónica amenazante en la cual un desconocido le dijo, “Deje de joder con esa cosa de la minería, eso es riesgoso y se va a hacer matar.”

El asesinato de la defensora de derechos humanos Adelinda Gómez Gaviria ocurre en un momento particularmente difícil por las mujeres del departamento de Cauca, sobre todo para las mujeres que ejercen la labor de defensa de los derechos humanos.

El Observatorio de Derechos Humanos y DIH de la Red por la Vida y los Derechos Humanos del Cauca ha registrado los homicidios de catorce defensoras de derechos humanos en Cauca durante este año, fundamentalmente en zonas rurales de Cauca. Ha denunciado doce amenazas de muerte contra defensores de derechos humanos, cinco de ellas contra mujeres. Front Line Defenders expresa su profunda preocupación por la familia de Adelinda Gómez Gaviria y todos los demás defensores de derechos humanos trabajando con CIMA.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar