Artículos de opinión

Agronegocio: práctica y discurso

Enrique Castañón Ballivián

Jueves, 03 Agosto 2017

El caso de Bosque Tsimane

Ismael Guzmán T.

Martes, 18 Julio 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

El 18 de enero de 1989, doce personas que investigaban las desapariciones de habitantes de Simacota, Cimitarra y Puerto Parra, fueron asesinadas en el sector conocido como La Laguna, en la vereda La Rochela.

Cuatro de esas personas provenían de San Gil y pertenecían a juzgados ambulantes de Instrucción Criminal, las otras ocho, eran funcionarios del Cuerpo Técnico de Policía Judicial.

En diciembre de 1988 se había creado la Unidad Móvil que investigaría los múltiples homicidios y desapariciones ocurridas en los municipios mencionados, organismo al que pertenecían las víctimas.

Las muertes de estos funcionarios estuvieron relacionadas con la masacre de 17 comerciantes en Cimitarrra y el homicidio de dos familiares que fueron a buscarlos, en Puerto Boyacá, hechos ocurridos en octubre de 1987.

De acuerdo con las cifras contenidas en la ficha municipal en materia de atención y reparación integral de la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas (Uariv), el hecho victimizante de mayor ocurrencia en Simacota fue el desplazamiento forzado, con un total histórico de 3.525 víctimas, que registró sus picos más altos entre 1997 y 2009.

Y justo en esta zona del país escenario de algunos de los hechos más significativos del conflicto armado colombiano, entre ellos, el nacimiento del Ejército de Liberación Nacional (Eln), la Unidad de Restitución de Tierras inició el pasado jueves los procesos de restitución de predios ubicados en zona rural de Simacota.

“Hoy, 11 de diciembre de 2014, el país empieza a saldar la deuda histórica que tiene con las víctimas que dejó la violencia que azotó a los habitantes de Simacota (Santander) por más de cuatro décadas. Aquellas personas que fueron amedrantadas con horripilantes hechos como combates, hostigamientos, amenazas, secuestros, torturas y desplazamientos forzados, ya pueden reclamar las tierras que tuvieron que dejar atrás con el único afán de salvaguardar sus vidas y las de sus familias”, afirmaron las directivas de la Unidad de Restitución de Tierras.

La entidad gubernamental indicó que luego de un trabajo articulado con el Ministerio de Defensa se determinó que todas las condiciones, tanto de seguridad como de densidad de reclamaciones, están dadas para comenzar los procesos en este municipio fuertemente golpeado por las acciones de los grupos ilegales.

Sustracción para restituir

Más de 2 millones de hectáreas de Simacota fueron establecidas como reserva forestal, a través del artículo 1° de la Ley 2ª de 1959 para el desarrollo de la economía forestal y la protección de los suelos, las aguas y la vida silvestre.

Muchos de los predios solicitados están ubicados en estas áreas, y para lograr una restitución efectiva de esas tierras, la Unidad de Restitución advirtió que debe adelantar un proceso conocido como sustracción, que consiste en levantar las restricciones de tipo legal que creó la mencionada ley.

Este proceso se adelanta mediante una solicitud ante el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, que se encargará de evaluar la situación y determinar que el área ya no es considerada de reserva forestal.

Los proyectos productivos que se desarrollen en estos predios deberán tener ciertas características que vayan en armonía con la preservación de estas áreas, y además, con otros proyectos que ya se han venido adelantando en la zona.

Solicitudes

Ya son 159 solicitudes que reclaman alrededor de 168 predios ubicados en 34 veredas de Simacota, sector bajo.

La Unidad de Restitución de Tierras ha acelerado la marcha y multiplicado sus esfuerzos en pro de lograr una restitución justa, segura y efectiva.

En Simacota el ELN se dio a conocer

Según lo referenció la Unidad de Restitución de Tierras, una de las más contundentes y simbólicas expresiones del conflicto armado colombiano se presentó en Santander cuando en la década de los sesenta se conformó el Ejército de Liberación Nacional (Eln).

Y fue justamente en la cabecera municipal de Simacota, que el 7 de enero de 1967, este grupo armado hizo su primera aparición.

Ese día, presentó su propuesta política ‘Programa de Simacota’. El movimiento guerrillero mantuvo en Santander su núcleo, y desde allí, comenzó a desplazarse hacia Cesar y Sur de Bolívar, y en Santander, hacia la subregión del Chucurí, Barrancabermeja y la parte baja de Simacota.

Durante la década del 70, el Eln dominó gran parte de la región del Magdalena Medio. Este dominio se mantuvo inalterado hasta inicios de la década de los ochenta, cuando otros actores guerrilleros, como las Farc y los grupos paramilitares, comenzaron a hacer presencia en la región y a disputar su hegemonía política y militar.

Proyecto

El Procurador Delegado para Restitución de Tierras en esta región del país, Jorge Camargo, explicó que el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, mediante la Resolución 629 de 2012, estableció los requisitos y el procedimiento para la sustracción de zonas de reserva forestal.

“De acuerdo con los estudios realizados, es posible su utilización en explotación diferente a la forestal”, afirmó Camargo.

Debido a que este es el primer proyecto de sustracción de la Ley que determinó las áreas de reserva forestal, en todo el país, el Procurador delegado para Tierras consideró que es importante que este proceso sea también acompañado por la Procuraduría delegada Ambiental y la Agraria.

Este contenido ha sido publicado originalmente en Vanguardia.com en la siguiente dirección: http://www.vanguardia.com/santander/barrancabermeja/290858-dan-inicio-a-restitucion-donde-ocurrio-masacre-de-la-rochela. Si está pensando en hacer uso del mismo, recuerde que es obligación legal citar la fuente y por favor haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Vanguardia.com - Galvis Ramírez y Cía. S.A.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar