Artículos de opinión

Aporte de las mujeres rurales

Mónica Novillo G.

Domingo, 19 Noviembre 2017

Cuando los extractivismos y la corrupción se encuentran

Eduardo Gudynas

Jueves, 09 Noviembre 2017

Indígenas avasallados por otros indígenas en Bolivia

JOSÉ LUIS BAPTISTA MORALES

Domingo, 29 Octubre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

Fuente: Servindi

El miércoles 14 de diciembre se realizará el Encuentro Binacional Perú-Brasil para la defensa de los pueblos indígenas en aislamiento y contacto inicial (PIACI) impulsado por organizaciones indígenas amazónicas.

El certamen tendrá lugar en el Hotel José Antonio, en el distrito de Miraflores, a partir de las 10 de la mañana y se iniciara con una conferencia de prensa.

La actividad forma parte de un conjunto de acciones que impulsa la plataforma de organizaciones coordinada por la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (AIDESEP) y conformada por ORAU, COMARU, FENAMAD, CORPIAA y ORPIO.

El propósito es consolidar compromisos para la defensa efectiva de los pueblos indígenas en aislamiento y contacto inicial, mediante el denominado “Corredor territorial, Pano, Arawak y otros”.

Consolidación del Corredor

En setiembre y noviembre de 2016 la Plataforma organizó reuniones y talleres en Puerto Esperanza, el río Purús (15 y 16 de setiembre); Aldea Betel, río Yaco (26 y 27 de setiembre); en la Comunidad Nativa Dulce Gloria, río Yurúa (6 y 7 de octubre); Aldea Vida Nova, río Breu (10-12 de octubre) y Puerto Maldonado, Madre de Dios (21 y 22 de noviembre).

En estos espacios se reunió a líderes y lideresas de los pueblos Yaminahua, Sharanahua, Amahuaca, Huni Kuin, Madijá, Manchineri, Yine, Asháninka, Ashéninka, Yanesha, Matsiguenka, Harakmbut, Wachipaeri, que habitan comunidades y aldeas por dónde se sitúa la propuesta del corredor.

Cabe destacar, que los talleres fueron coorganizados con las organizaciones indígenas locales: FECONAPU (Purús), ACONADIYSH (Yurúa), MAPKAHA y OPIAC (Yaco), AKARIB (Breu), COINBAMAD y COHAR YIMA (Madre de Dios).

Cabe destacar que para la organización de los encuentros en el lado brasileño se contó con el importante apoyo de la Comisión Pro Indio-Acre.

Los encuentros permitieron actualizar la información sobre la situación de los pueblos en aislamiento y contacto inicial, así como recoger propuestas de las comunidades y sus organizaciones para enriquecer los lineamientos de protección del corredor.

También sirvieron para fortalecer a las organizaciones indígenas asociadas a la AIDESEP y sus aliados, para la protección de los pueblos mencionados.

En los talleres los representantes de las comunidades reafirmaron su respeto a la forma de vida y al territorio de los pueblos en aislamiento y reafirmaron la importancia de respetar su decisión de no relacionarse con la sociedad nacional.

También adoiptaron auerdos y compromisos que van desde el “no ingresar a los espacios recorridos y aprovechados por los pueblos en aislamiento y desarrollar actividades económicas alternativas para contrarrestar las limitaciones que este recorte territorial implica”.

Al respecto, solicitaron el apoyo de sus organizaciones y de los Estados de Perú y Brasil, para que sus propuestas en bienestar de sus comunidades y de los pueblos en aislamiento se hagan realidad.

Además, expusieron su preocupación frente a amenazas que se ciernen tanto sobre sus comunidades como en los pueblos en aislamiento y contacto inicial. En este sentido, abordaron con detenimiento los proyectos viales, lotes de hidrocarburos, la tala, entre otros problemas que afrontan.

Cabe mencionar que las reuniones de validación del Corredor y el Encuentro Binacional se cuenta con el apoyo financiero de la organización noruega Rainforest Foundation Norway.

Carretera de la muerte

El proyecto vial Puerto Esperanza – Iñapari concitó la atención y preocupación de los dirigentes indígenas, quienes inclusive marcharon por la ciudad para manifestar su rechazo a este proyecto.

En la Tierra Indígena Mamoadate, representantes Manchineri y Yaminahua se manifestaron con contundencia en contra de dicho proyecto vial por amenazar su vida, sus fuentes de subsistencia, sus territorios y su futuro como pueblos.

Los representantes de las comunidades de Yurua y Breu se solidarizaron con sus hermanos del Purús y Yaco, plasmando el rechazo a la carretera.

Pueblo Nahua con mercurio en la sangre

También trascendió como uno de los principales problemas la presencia de lotes de hidrocarburos en el Corredor territorial, como el caso del lote 88 ubicado en el área de la Reserva Kugapakori Nahua Nanti y el lote 169 ubicado en Yurúa.

En este contexto se divulgó la situación de contaminación por mercurio en la que se encuentra el pueblo Yora/Nahua del bajo Urubamba.

Asimismo, respaldaron las acciones que vienen siendo desarrolladas por AIDESEP ante el Estado peruano frente a la grave situación de salud de este pueblo.

Anexos para descargar:

----
Con información de la AIDESEP: http://www.aidesep.org.pe/

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar