Artículos de opinión

Aporte de las mujeres rurales

Mónica Novillo G.

Domingo, 19 Noviembre 2017

Cuando los extractivismos y la corrupción se encuentran

Eduardo Gudynas

Jueves, 09 Noviembre 2017

Indígenas avasallados por otros indígenas en Bolivia

JOSÉ LUIS BAPTISTA MORALES

Domingo, 29 Octubre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

El presidente Nicolás Maduro ha ordenado, a través de un decreto, que las empresas estatales y privadas cedan a sus trabajadores durante un período de 60 días para que realicen trabajos agroalimentarios ante la crisis y desabastecimiento en Venezuela.

La medida. Esta medida podría ampliarse por 60 días más de ser considerado así por Maduro. Es necesario, para cumplir con esta labor, que los empleados mantengan una condición física óptima y que conozcan del trabajo a realizar. El gobierno será el encargado de subsidiar el pago y vigilar la "inamovilidad" del trabajador durante el período que dure el reasignamiento.

La mala noticia de la situación venezolana es que todavía no se ha tocado fondo: los productores agrícolas tienen los inventarios agotados y han perdido cosechas, por lo que especialistas predicen que el año que viene puede haber una agudización de la ya dramática condición de escasez si el gobierno no implementa medidas urgentes

Sobrevolar los campos de sembradíos en la Colonia Agrícola de Turén, estado Portuguesa, es una experiencia desgarradora. Desde lo alto, el contraste de marrones y líneas desordenadas en varias tonalidades de verdes indica que varias hectáreas están destruidas. Algunos sembradíos se mantienen con inventarios que sus dueños prepararon con anterioridad, pero la mayoría son cosechas perdidas o ahogadas por mal drenaje como consecuencia de la siembra tardía o la escasez de recursos e insumos. La decadencia de la producción nacional es un horizonte que se extiende en cualquier dirección a la que uno mire.

Un total de 2.801 patios productivos suma al Plan de Agricultura Urbana de los 100 Días en el estado Guárico, región centro llanera de Venezuela, informó este martes Cristian Norato, responsable en la jurisdicción guariqueña de la estrategia del Ejecutivo nacional que busca incentivar la producción de alimentos.

“El pueblo está sembrando en sus casas rubros como berenjena, ají, pimentón, tomate, pepino, cebollín, cilantro y frutas como melón, patilla y cambur”, dijo y aseguró que la mayoría de los guariqueños están sumados a la producción que se consume en el hogar y aportando a lo que se consume a nivel nacional.

Un respaldo internacional de personalidades e instituciones de 28 países recibió la nueva Ley de Semillas que prohíbe la importación, producción y siembra de semillas transgénicas o genéticamente modificadas (OGM) en Venezuela.

A pesar del amplio apoyo nacional y el interés internacional que ha cosechado, la nueva ley está siendo atacada por representantes de la industria y sus seguidores por considerarla “anti-científica” lo que la coloca en riesgo de ser anulada por la Asamblea Nacional actual, la cual se constituye de una mayoría opositora, desde enero de este año indica el pronunciamiento.

Productores del municipio McGregor tienen en este momento cinco mil hectáreas de tierras disponibles para siembra de cereales, maíz amarillo y blanco, pero están paradas por falta de insumos y maquinarias. 

El señalamiento lo hizo el director de la Confederación Nacional de Agricultores y Ganaderos de Venezuela (Confagan) en la zona, Andrés Eloy Rodríguez.

Destacó que hasta ahora no han podido trabajarlas porque no cuentan con insumos, tampoco con semillas y mucho menos con tractores para hacer las rastras de terrenos. Al menos, unos 800 pequeños y medianos productores están activos, pero afectados por este problema. Rodriguez dijo que solo hay plazo hasta el 15 de julio para arar y sembrar las tierras, pero en este momento no tienen nada a mano.