Artículos de opinión

Agronegocio: práctica y discurso

Enrique Castañón Ballivián

Jueves, 03 Agosto 2017

El caso de Bosque Tsimane

Ismael Guzmán T.

Martes, 18 Julio 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

De acuerdo a las estimaciones de la Federación Paraguaya de Madereros (Fepama), la superficie de bosques implantados en el país, podría hoy fácilmente estar superando las 130.000 hectáreas. Esto se debería a que en estos últimos años existe un mayor interés de empresas por el negocio forestal; muchas de ellas ya están invirtiendo en plantaciones, por lo que se calcula que la nueva superficie reforestada a nivel país sería de unas 70.000 hectáreas, incluso podría ser mayor, según el presidente del gremio, Licenciado Juan Carlos Altieri.

De esta manera, se estaría duplicando el área reforestada en Paraguay atendiendo a que hasta hace solo cinco años, se hablaba de 60.000 hectáreas en total.

Según publicó la Federación Paraguaya de Madereros (Fepama) esto se debió en su mayor parte por los incentivos y bonificaciones que ofrecía la Ley 536/95, ya que se comenzó a ejecutar con gran impulso durante los primeros años de su vigencia, lográndose la instalación de 34.023 ha.



Sin embargo, a los pocos años de funcionamiento, se interrumpieron los pagos de las bonificaciones y el ritmo de reforestación prácticamente se redujo a cero. De los proyectos aprobados y ejecutados, el Estado adeuda a la fecha aproximadamente 5 millones de dólares.

En tanto, el gobierno del presidente Horacio Cartes, con el objetivo de dar un mayor impulso a este sector, promulgó el Decreto N° 4.056/2015, por el cual se autoriza, por un lado, establecer regímenes de certificación, control y promoción del uso de bioenergías en el país, y por el otro, un Plan Nacional de Reforestación con créditos especiales a través del Banco Nacional de Fomento (BNF).

En este sentido, se estableció una tasa del 7,95%, y dependiendo del proyecto, se podría pagar a cosecha.

Según publicó la Federación Paraguaya de Madereros (Fepama), en cuanto al proceso de certificación de la materia prima, en mayo del presente año, el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) firmó un Convenio Marco de Cooperación Interinstitucional (CMCI) con el Instituto Forestal Nacional (INFONA) para el desarrollo del régimen de certificación, control y promoción del uso de bioenergías, dispuesto en el Decreto N° 4056/2015. Su propósito es tener un mayor control de los recursos naturales que las industrias estén utilizando.

Cabe destacar que además está vigente, la Ley de “Derecho real de superficie forestal o Vuelo Forestal”, que es una herramienta jurídica que garantiza las inversiones, tanto de empresarios locales como extranjeros.

La mencionada ley permite la formación de fondos de inversiones para realizar actividades forestales de conservación o manejo de bosques existentes o de nuevas plantaciones forestales sobre la base de asociación contractual con propietarios de las tierras, y por un tiempo determinado contractualmente.

Se conoce como “Vuelo Forestal” a las plantaciones o masas arbóreas resultantes de la actividad forestal, además de la madera el fruto de los árboles que, estando adheridos en una plantación forestal, pueden ser objeto de negocios jurídicos con terceros, con independencia del inmueble al que están adheridos.

 

Fotografía y texto: Nea Rural

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar