Artículos de opinión

Aporte de las mujeres rurales

Mónica Novillo G.

Domingo, 19 Noviembre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

El Tribunal de Primera Nominación a cargo de la Dra. Elida Suárez de Bravo, basándose en una formalidad legal, comunicó a la querella que lleva adelante el MOCASE VC que podrá participar del proceso del Juicio pero que no podrá construir un alegato final ni solicitar la condena.

Previamente la defensa había propuesto dos pedidos de nulidad, argumentando incongruencias en la requisitoria presentada por el Ministerio Público Fiscal. El centro de su argumentación fue la supuesta poca claridad en la acusación hecha al empresario Ciccioli, quien veía de este modo acotada su posibilidades de defensa, y por lo tanto sus garantías constitucionales. Ambos pedidos de nulidad fueron contestados por la querella, la fiscalía y finalmente rechazados por el Tribunal.

Este condicionamiento en la participación de los abogados del MOCASE VC, limita la dimensión política del Juicio, objetivo principal del Movimiento Campesino, en tanto que el asesinato de Cristián Ferreyra no es un hecho aislado ni casual sino que se inscribe en una serie de episodios multiplicados e incitados por la misma motivación y el mismo método: empresarios sedientos de tierras que convencen a unos pocos pobladores y arrojan sus sicarios contra comunidades que resisten, ante la pasividad cómplice de las instituciones estatales.

Hacia el fin de la jornada se llamo a declaración a los 6 acusados por el hecho. Javier Suárez, acusado de disparar a Ferreyra y Godoy (otro campesino que quedó herido), se abstuvo de declarar “por consejo de su letrado”.

Seguidamente pasó a declarar el empresario Jorge Ciccioli, acusado de ser instigador del asesinato, quien se autodenominó “productor agropecuario” y dijo no saber de lo que se lo acusaba. La jueza le hizo saber que su acusación era la de “partícipe secundario de homicidio”, entre otras diez cosas más. Ninguno de los acusados declaró, por lo tanto se le leyó a cada uno la declaración indagatoria.

Algunas expresiones que circularon durante esta jornada, dejaron entrever la estrategia de la defensa, de invertir las cosas, intentando ubicar al MOCASE VC como una organización violenta. Cabe aclarar que en más de 20 años de existencia el MOCASE no tuvo acusaciones de agresión alguna, mientras que sus militantes han sido reiteradamente amenazados, desplazados y asesinados.

Mientras la jueza leía la declaración indagatoria que en su momento Ciccioli le hizo a la fiscal, se podía escuchar desde la ruta a los militantes campesinos coreando “alerta que camina, la justicia campesina”. Se vivieron momentos de tensión por la sensación de que los condicionamientos formales del proceso restringen las posibilidades de discutir la problemática de fondo que es la lucha por la tierra.

En estos momentos está comenzando la segunda audiencia y se espera la declaración de los testigos de las defensas (familiares de las victimas e integrantes del Movimiento Campesino).

*La ciudad de Monte Quemado ha sufrido durante estos días una suerte de colapso de internet por lo tanto no está pudiendo difundirse el material producido por todas las organizaciones que están acompañando el juicio. El sábado próximo enviaremos un informe detallado sobre lo ocurrido en esta primera semana.

Agregamos dos spots de difusión:

https://www.youtube.com/watch?v=kTSxtbPNO4Y
https://www.youtube.com/watch?v=7eoBmR44Fpo

Para más información:

Comunicación del MOCASE-MNCI: Margarita Gómez 03843577620, Deolinda Carrizo 03844 15408668 /01133489316, Santiago Uriate 1166465136.

Instituto de Investigación y Experimentación Política: Mario Santucho 01165488027

CELS (Centro de Estudios Legales y Sociales): 43344200 int 109/118

Podrán encontrar actualizaciones diarias de las alternativas del juicio en las siguientes páginas:

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar