Artículos de opinión

Agronegocio: práctica y discurso

Enrique Castañón Ballivián

Jueves, 03 Agosto 2017

El caso de Bosque Tsimane

Ismael Guzmán T.

Martes, 18 Julio 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

Fuente: El Espectador

Quienes se oponen aseguran que el proyecto generará grandes daños ambientales en la zona. El ministro de Ambiente aseguró que no se han entregado los permisos ambientales necesarios para ejecutar la obra.

Alrededor de 600 personas, entre campesinos e indígenas, se dieron cita este sábado en la Troncal del Caribe para protestar contra la construcción de una hidroeléctrica en la vereda Don Diego, perteneciente a la Sierra Nevada de Santa Marta. Según los pobladores de la zona, el proyecto afectaría la fauna y la flora de la región.
 
La marcha, que paralizó durante una hora el tráfico entre Santa Marta y La Guajira, empezó en la vereda Perico Agua’o y terminó en el río Don Diego, ubicado en la vereda del mismo nombre. Es ese causal el que sería desviado en un 74% para llevar adelante el proyecto que se está discutiendo desde el 2012.
 
En la culminación de la marcha de este sábado,  el líder Arhuaco Eliécer Torres Torres fue lanza en ristre contra el proyecto a cargo de la firma Elemental SAS, calificándolo como un “monstruo” que no solo acabaría con trabajos en las zonas, sino que tendría un impacto negativo en la situación social y ambiental de la zona.
 
 
 
 
 

Las naciones indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta se oponen a la hidroeléctrica del río Don Diego.

 
Pero el inconformismo de las comunidades Ankuamos, Aruhaco, Koguis y Wiwas no es solo por el daño ambiental, sino porque, a pesar de que el proyecto empezó hace 4 años y de que es cerca de un resguardo indígena, no se han realizado los mecanismos de consulta previa.
 
Sobre esto último, el ministro de Ambiente, Luis Alberto Murillo, aseguró, después de las protestas, que ni la Corporación Autónoma de Magdalena (Corpamag) ni la Agencia Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) han dado los permisos necesarios para que se construya la hidroeléctrica.
 
“Si bien el proceso se abrió en el 2012, Corpamag nos informa que se cerró porque, precisamente nunca se anexó la certificación de consulta previa, requisito indispensable para dar curso al trámite de licencia ambiental. Adicionalmente, según los registros de la Agencia Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), actualmente no hay ningún trámite ambiental en curso” aseguró el jefe de la cartera.
 
El pasado martes, en una reunión de la comunidad en la que se convocó a la marcha, Torres aseguró, según recogieron medios regionales, que: “Estamos en desacuerdo de la construcción de una hidroeléctrica en la zona de Don Diego violando nuestros derechos, haremos una marcha pacífica y un pronunciamiento público en contra de la iniciativa que atenta contra nuestro desarrollo como pueblo, el medio ambiente y el territorio ancestral”.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar