Artículos de opinión

X Congreso

ALASRU

Miércoles, 31 Enero 2018

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

 

El secretario técnico del Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y el Caribe, Álvaro Esteban Pop, aseguró que la implementación por parte de los gobiernos de la Consulta Previa Libre e Informada a los pueblos indígenas pone a prueba qué tan democráticos son los países.

La agricultura familiar campesina ayuda al desarrollo y crecimiento de pequeños productores. Su implementación tropieza con dificultades estructurales. Piden políticas públicas para promover el arraigo campesino en el campo.  En Paraguay, sectores campesinos organizados y organizaciones no gubernamentales impulsan esa implementación. Desean contrarrestar el avance del agronegocio al que ven como amenaza de copar tierras de pequeños productores para la siembra de la soja. Esa práctica causa que el campesino venda su tierra y migre a la ciudad.

Este pueblo remoto en el sur de los Andes peruanos iba a ser un ejemplo de cómo las empresas pueden ayudar a comunidades que tuvieron que dejar sus hogares por la minería. Llamado Nueva Fuerabamba, fue construido para albergar a unas 1.600 personas que abandonaron su aldea y tierras de cultivo a fin de allanar el camino para una enorme mina de cobre a cielo abierto. El nuevo pueblo cuenta con calles pavimentadas y casas con electricidad y agua potable, alguna vez lujos para los indígenas quechuas que ahora viven allí.

La Organización Nacional de Mujeres Indígenas Andinas y Amazónicas(ONAMIAP) organiza el “Encuentro de Mujeres indígenas: manejo de los bosques y REDD+” los días 6 y 7 de diciembre, en la ciudad de Lima. La finalidad del evento –que se realiza en coordinación con Conservation Internacional– es construir propuestas de las mujeres indígenas para la Reducción de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) causados por la Deforestación y Degradación de los Bosques (REDD+).

Las tierras indígenas (TI) brasileñas, "reservas" o "resguardo" en otros países, son las más protegidas en la Amazonia. Suman 22,3 por ciento del territorio y su parte deforestada se limita a 1,6 por ciento del total acumulado hasta 2016 en la región, según el no gubernamental Instituto Socioambiental (ISA).