Artículos de opinión

Posts @IPDRS

Seis anos. Esse foi o tempo que levou para ser concluído, no Supremo Tribunal Federal (STF), um dos julgamentos mais determinantes para as milhares de comunidades quilombolas do Brasil: a votação da Ação Direta de Inconstitucionalidade (ADI) 3239, que pretendia alunar o decreto 4887/2003, responsável por regulamentar a titulação de terras quilombolas no país.

 No dia 08 de fevereiro de 2018, o julgamento chegou ao fim com uma vitória histórica para as comunidades quilombolas. Por 10 votos contra 1, o SFT decidiu pela manutenção da constitucionalidade do Decreto. Durante o julgamento, também foi afastado a aplicação da tese do “marco temporal”, que prevê que o direito constitucional quilombola ao território se estenderia apenas às áreas que estivessem efetivamente ocupadas em 5 de outubro de 1988 – o que impediria o acesso efetivo das comunidades a seus territórios.

Com a decisão no STF, fica assegurado o único instrumento legal que permite a efetivação do direito ao território tradicional dessas comunidades. A conquista é fruto de um incansável estado de alerta e de mobilização das comunidades quilombolas do país, que carregam viva a resistência de seus ancestrais.

Givânia Maria, integrante da Coordenação Nacional de Articulação das Comunidades Negras Rurais Quilombolas (CONAQ) e da comunidade Conceição das Crioulas, localizada no município de Salgueiro, sertão de Pernambuco, destaca que “essa vitória é também uma homenagem a todos e todas que tombaram na luta, que morreram e não conseguiram ver o que nós estamos assistindo agora”. A liderança quilombola ressalta que "o resultado do julgamento foi a consolidação de uma luta de muitos anos". Primeiro, as comunidades quilombolas lutaram para que o Estado criasse um instrumento que garantisse o cumprimento do direito ao território. Depois, lutaram para que esse instrumento fosse considerado constitucional.

Actualmente el Chaco Paraguayo está sufriendo la tasa de deforestación más grande del planeta y con el chaco argentino y las zonas boscosas vírgenes de Bolivia, la situación se va expandiendo a la región, indicó el Director Ejecutivo de Guyra Paraguay, Alberto Yanoski a la radio Unión.

Yanoski dijo que la expansión en el Chaco es netamente ganadera aunque en los últimos 5 años la soja vino reemplazándola a medida que va avanzando en el uso de la tierra. Esto se puede observar por ejemplo en la zona de Agua Dulce en Alto Paraguay, distrito de Bahía Negra, indicó.

“Pananti, la decidida lucha de las mujeres por acceder a su territorio” es el caso 157 inspirador que se suma a las experiencias sistematizadas por el Movimiento Regional por la Tierra y Territorio, iniciativa del IPDRS, que tiene el desafío de sumar mil casos en toda la región y así sistematizar historias de acceso a la tierra que muestren que millones de personas tienen en el campo una perspectiva de construcción de su futuro.

Este caso relata cómo a partir de la década de los 2000, los indígenas guaraníes que habitaban Pananti APG, comunidad de Yacuiba, Bolivia, comenzaron a recuperar su identidad cultural y a defender sus derechos a su territorio. Por ello, alrededor de 20 familias guaraníes, principalmente lideradas por mujeres, defendieron sus tierras a través de trámites de titulación de una parte de Pananti.

Convocada por la organización Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT) de la localidad de San Vicente el  miércoles 24 de enero se llevó a cabo una jornada de trabajo en la localidad de Domselaar donde se trataron diversos temas referidos a la tenencia, posesión y derechos sobre la tierra.
La misma se realizó en la sede de la entidad, con la finalidad de abordar algunas problemáticas en torno a la situación de los productores familiares en el periurbano sur del Área Metropolitana de Buenos Aires.
De la convocatoria participaron los delegados territoriales de la UTT de San Vicente, Presidente Perón y Esteban Echeverría y productores implicados en conflictos de tierra en la región, junto con profesionales del Centro de Atención Jurídica Gratuita para Productores Agropecuarios Familiares de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y el IPAF Región Pampeana del INTA.
En el encuentro se debatió e intercambió sobre posibles estrategias jurídicas a seguir ante casos concretos de problemas sobre tenencia de tierra, el acompañamiento ante organismos oficiales por parte del Centro Jurídico y las posibilidades de trabajo conjunto
en cada caso en particular.
Al respecto, cabe mencionar que el Municipio de San Vicente sancionó mediante su cuerpo legislativo la Ordenanza 4922 en julio de 2017 por la que se crean  “las áreas de reserva de pequeños productores (ArRePP) con el objetivo de conservar y proteger a los trabajadores de la tierra”, dando impulso a la producción agropecuaria en manos de los agricultores familiares.  
Lucas Tedesco, referente de la UTT Domselaar, aseguró que “el tema de la tierra es central y necesitamos capacitarnos y saber cuáles son nuestros derechos para poder fortalecernos como organización”.
El Centro de Atención Jurídica para Agricultores Familiares  funciona desde el año 2011, atendiendo en forma gratuita todos los lunes de 14 a 17 hs. en la Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales de la UNLP.  
 
Facebook: centrojuridicoagrario
Correo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Pueblo Mampa es un proyecto iniciado en septiembre de 2013, por un grupo de jóvenes huerteros/as provenientes de la ciudad de Villa María (Córdoba, Argentina) que buscaban tierras para producir de forma agroecológica.  Luego de un proceso de ocupación de tierras en la ciudad, frustrado por una inundación ocurrida en febrero del mismo año, estas jóvenes conocen y acuerdan con los administradores de la Estancia Yucat un permiso de uso de una parte de las tierras —a través de la figura legal de un comodato—, para desarrollar su proyecto.