Artículos de opinión

Aporte de las mujeres rurales

Mónica Novillo G.

Lunes, 20 Noviembre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

Brasil es el hogar de la mayor cantidad de comunidades indígenas no contactadas en todo el mundo. Escondidos en las profundidades de la selva primigenia de la Amazonía, estos grupos representan la última frontera de una aparentemente inexorable conquista que comenzó con la llegada de los navegantes portugueses y españoles a las costas de Sudamérica a principios del siglo XVI.

“Tenemos que diferenciar a los indígenas de los vivos que usurpan terrenos”, dijo el senador Guillermo Pereyra. Se trata en el Senado una ley que prorroga por 18 meses la ley de relevamiento indígena que prohibe los desalojos de comunidades indígenas.

Viven en pequeñas comunidades, tratando de recuperar sus territorios y luchando contra las grandes mutinacionales. Estos son los grupos que corren mayor peligro en Sudamérica. Los países aquí citados han firmado el Convenio 169 de la Organización Mundial del Trabajo sobre pueblos indígenas, de 1989, así como también la Declaración de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, de 2007.

El Mocase denunció la irrupción de la policía en las tierras de la familia Palma, en una comunidad protegida por la ley que frena los desalojos de los pueblos originarios. Uno de los consejeros de esa organización fue detenido.

El Senado votará hoy el proyecto de ley para prorrogar la suspensión de los desalojos de tierras ocupadas por comunidades de los pueblos originarios, pero se acortaría el plazo previsto de cuatro años a dos y medio.