Posts @IPDRS

Durante las discusiones que se efectuaron en Caracas, la idea que se planteó con más fuerza en esas jornadas fue la necesidad de una integración basada en la solidaridad, la cooperación y el desarrollo sustentables.

La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba), Petrocaribe y la Unión Suramericana de Naciones (Unasur) son algunos de los antecedentes que han sido creados para buscar un intercambio más justo en beneficio de los pueblos.

Las luces del Alba

Fundado en diciembre de 2004, el Alba fue la respuesta política y económica al Área de Libre Comercio de las Américas (Alca), impulsaba el presidente estadounidense George W. Bush.

Durante la reunión de la Celac, el secretario ejecutivo del Alba, Amenotehp Zambrano, explicó a la prensa que el organismo mantiene el acuerdo de Cooperación Sur-Sur con Haití y la Misión Milagro, que ha atendido en siete años a más de 2 millones de personas con problemas visuales.

En el último año, las operaciones comerciales de las naciones del Alba, regidas por el Sistema Unitario de Compesación Regional (Sucre), aumentaron en casi 2.000%.

Antes de la fundación del bloque, las transacciones comerciales entre los países del sur no superaban los 200 millones de dólares, mientras que ahora rondan los 5 mil millones de dólares.

Zambrano considera que la Celac tendría que promover, como el Alba y Unasur, instituciones financieras que garanticen que los ahorros de las economías de los 33 países miembros se queden en la región.

Petrocaribe crece

Una cantidad de 178 millones de barriles de crudo ha distribuido Petrocaribe entre 2005 y 2011, luego de la firma del Acuerdo de Cooperación Energética.

Durante los días de la Cumbre de la Celac, el ministro venezolano de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez, detalló que el suministro diario de petróleo para 2005 se ubicaba en 42 mil barriles al día, mientras que en 2011 el promedio ascendió a los 98 mil barriles diarios, actividad para la cual se cuenta con los buques Petión y Sandino, dedicados exclusivamente al transporte de derivados.

Con la constitución de 11 compañías mixtas, Petrocaribe logra eliminar la actividad especulativa de las transnacionales de la energía.

Ramírez también explicó que la capacidad de almacenamiento de la región se incrementó en 262 mil barriles.

A esta cifra se llegó por la puesta en marcha de la planta Waitukubuli, en Dominica; la planta de llenado de Gas Licuado de Petróleo (GLP), en San Vicente y Las Granadinas; la planta Benjamín Zeledón, en Nicaragua; así como un tanque en San Cristóbal y Nieves y otro en Granada.

Para 2014, Petrocaribe estima aumentar la capacidad de almacenamiento regional en un millón 417 mil barriles.

"Nosotros tenemos por intercambio de la factura petrolera un monto de 14 mil millones de dólares, de los cuales se financian a largo plazo 5 mil 800 millones de dólares. Eso ha sido una ayuda tremenda para nuestros países hermanos, porque si no estuvieran sujetos a todas las situaciones (de riesgo) del mercado", subrayó el ministro venezolano.

Entre los avances de Petrocaribe se suma el Fondo Alba Caribe, que forma parte de Petrocaribe, que ha asignado 179 millones de dólares no retornables a 85 proyectos, en 11 países de la región, y 29 millones de dólares a 3 proyectos eléctricos que, a su vez, permiten la reactivación económica de las poblaciones.

El Fondo Alba Alimentos, dependiente del bloque energético, ya financió 12 proyectos agroalimentarios en 9 países, por un monto de 24,3 millones de dólares.

Unasur consolidado

Aunque Unasur es visto como un bloque principalmente político, frente a los vaivenes de la economía mundial, brindó rapidez para dar respuesta a la actual situación.

En noviembre pasado, los ministros de Economía y Finanzas de la organización debatieron la profundización de la agenda económica regional, dando prioridad a la cooperación técnica para el manejo y movilización de reservas internacionales, el impulso al uso de monedas regionales para las transacciones y la promoción de un comercio intrarregional solidario y complementario.

La secretaria general de Unasur, María Emma Mejía, considera que la agenda económica del bloque constituye "un ejercicio de integración" inédito en el mundo.

Resaltó además que los países miembros tuvieron voluntad para la creación del Banco de Sur, entidad financiera que entrará en vigencia una vez que el senado uruguayo ratifique su adhesión y que arrancará con un capital de 4.900 millones de dólares.

"Si además del banco, intercambiamos productos, empezamos a venderlos en otro lado y además tenemos un fondo, vamos a poder blindarnos un poco más porque tenemos 700 mil millones de dólares en reservas, que ya es una cifra muy grande", aseveró.

En la actualidad Unasur tiene un plan de infraestructura por 15 mil millones de dólares.

www.avn.info.ve/node/90297

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar