Posts @IPDRS

La conformación de un ente regional latinoamericano "autónomo" capaz de resolver las disputas entre los países y los corporaciones internacionales, se perfila como la mejor opción para Venezuela ante los arbitrajes, luego que el presidente Hugo Chávez, el pasado domingo, solicitará la salida de la nación del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), ente dependiente del Banco Mundial, con sede en Washington.

La posición del Jefe de Estado vino a raíz de la demanda que años atrás (2007) interpusiera la transnacional Exxon Mobil contra Pdvsa en el organismo internacional, por un monto superior a los 10.000 millones de dólares, por concepto de indemnización. La desición final se espera en el año en curso.

"Ahora nos amenazan con el Ciadi, de ese Ciadi tenemos que salirnos nosotros. Nosotros no reconoceremos decisiones de Ciadi alguna", dijo Chávez.

Hasta ahora, el Centro no ha recibido ninguna notificación de Venezuela para darse de baja, informó a la AFP, bajo anonimato, una fuente del Banco Mundial.

El exministro de Industrias Básicas y también experto en temas económicos, Víctor Álvarez, se mostró de acuerdo al anuncio oficial y aseguró que el Ciadi "no es precisamente uno de los mejores foros para solventar querellas entre los países y las grandes corporaciones".

Según el experto, "la mayoría de las decisiones que allí se toman siempre van en contra de los países demandados (...) porque las grandes corporaciones siempre influyen. Ese ha sido el comportamiento más común" del ente.

"Hay que actuar en defensa del interés nacional, es hora ya de que el país termine de marcar distancia con esos foros donde nunca se espera un fallo a favor de los intereses nacionales. Lo que propone Venezuela no esa algo nuevo, esa postura ya la han tomado otros países como Ecuador y Bolivia", comentó.

La Cámara de Comercio Internacional (CCI) ordenó recientemente al Gobierno indemnizar con 907 millones de dólares a la compañía estadounidense por la nacionalización de uno de sus activos, un monto que representa menos de un 10% de los 12.000 millones pedidos por la petrolera.

Como respuesta, el Mandatario propuso una propuesta asomada meses atrás por su par ecuatoriano, Rafael Correa. "Él planteó algo que es absolutamente necesario: crear un organismo en la Unasur donde se puedan dirimir algunas diferencias que haya entre gobiernos o empresas de América Latina pues. Esa idea es muy buena".

Sobre este punto, Álvarez afirmó que "no es una mala idea". Prosiguió: "Estoy de acuerdo con que se cree un organismo que se encargue de estudiar esos temas. Desde hace siete u ocho años, y desde la misma Alca, ya se estaba cuestionando ese entorno internacional diseñado para favorecer a los países poderosos. Siempre se ha pedido un ente más equilibrado, sin influencias".

Otros analistas, como Asdrúbal Oliveros, director de Ecoanalítica, consideran improbable el retiro de Venezuela, ya que -según él- probablemente provocaría varias consecuencias financieras.

"Esto va a generar muchísimo ruido. Independientemente de lo que diga Chávez, el país está en la obligación de aceptar las decisiones que va a tomar el Ciadi. El gobierno no puede eludir las decisiones del Ciadi porque el retiro no tiene carácter retroactivo", opinó Oliveros, citado por la AP.

Sobre este punto, el analista ecuatoriano en temas energéticos, León Cano, añadió que "Venezuela va por el camino correcto. Unasur, el Banco del Sur -que vendría a sustituir a Banco Mundial- o la misma Celac también pueden conformar un ente similar al Ciadi. Debe ser un organismo transparente y manejados por los Latinoamericanos".

Una fuente del Ministerio de Energía y Petróleo aseguró, a PANORAMA, "en los últimos 20 años, Pdvsa ha participado en ocho arbitrajes y sólo ha tenido una desición positiva. Es decir, de ocho casos, uno a favor, entonces -se preguntó y respondió- ¿de qué sirve estar allí?, lo mejor es salirnos".

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar