Posts @IPDRS

En el contexto de una población mundial en aumento y del incremento al unísono de la demanda de alimentos y de tierra para producirlos, la Coalición Internacional para el Acceso a la Tierra (ILC) reunió a 273 personas provenientes de 47 países en Antigua, Guatemala, del 23 al 27 de abril para debatir sobre la gobernanza territorial y la seguridad alimentaria en el contexto de la rápida urbanización y el cambio en los patrones del uso de la tierra en el mundo en desarrollo.

Este evento global incluyó la amplia participación del gobierno de Guatemala, incluyendo un discurso del Presidente Otto Pérez Molina durante la ceremonia de inauguración, en el cual expresó un compromiso renovado con la Ley de Desarrollo Rural Integral.

Los 36 años de guerra civil sufridos por Guatemala llevaron tanto a la fragmentación como a la concentración de la tierra. En respuesta a estos inquietantes acontecimientos, el foro apuntó a crear una nueva plataforma para el diálogo y la consulta en Guatemala y a forjar un proceso más justo e inclusivo para este país.  

“Dado el alcance de la mercantilización de las tierras de vocación agrícola, las transacciones transnacionales de tierras, la grave degradación de la tierra, y la profunda transformación de los paisajes rurales como consecuencia de ello, hemos llegado a un período crítico en el cual los estados deben hacer auténticos esfuerzos para proteger los derechos de los grupos empobrecidos y vulnerables, en particular de las y los pequeños productores y los pueblos indígenas, o el aumento en los conflictos y la inestabilidad podría obstaculizar la estabilidad económica de los países, incluyendo Guatemala”, dijo Madiodio Niasse, Director de la Coalición Internacional para el Acceso a la Tierra, con sede en Roma, que trabaja en la promoción del acceso seguro y equitativo a la tierra y su control.  “Esperamos que el debate que hemos iniciado abra una nueva era de diálogo y consulta para lograr una mejor equidad en la forma en que este país se ocupa de los temas relativos a la tierra” señaló.

El Foro Global de la Tierra y la Asamblea de Miembros culminaron con la aprobación de la Declaración de Antigua por los miembros de la ILC. La declaración reconoce la necesidad de que la tierra sea vista no sólo como un activo productivo, sino que sea valorada por las distintas funciones que desempeña, incluyendo las funciones culturales, espirituales y ecológicas; resalta que la tierra es un medio para establecer la dignidad y la inclusividad de las personas. La noción de un desarrollo territorial  que refleja esta multiplicidad de funciones fue el primer elemento de consenso de los miembros de la ILC.

Cabe destacar que la declaración reconoce el compromiso del gobierno de Guatemala de compensar a las familias desalojadas del valle del Polochic en nombre de la inversión agrícola.

También se logró un consenso en torno a la idea de que la inversión en la tierra de hecho es necesaria, pero que los modelos de inversión deben tomar en cuenta la necesidad de movilizar los recursos directamente de las y los pequeñas productores, dado que se encuentran en una posición única para mantener la integridad de la tierra, considerando las perspectivas territoriales.  

Además, señalando el impacto de las crecientes presiones comerciales sobre la tierra, los territorios que corren el mayor riesgo son los de los pueblos indígenas. Deben defenderse los derechos de los pueblos indígenas a proteger su tierra, ya que esta es la fuente de la identidad cultural. Por medio de la declaración, los miembros de la ILC se han comprometido a apoyar a los pueblos indígenas de manera más efectiva en su lucha por los derechos territoriales y a la protección de su medio ambiente.

Otras cuestiones que se enfocaron durante el foro incluyeron el fuerte apoyo a la promoción de los derechos de las mujeres a la tierra y la justicia de género, a la denuncia de todas las formas de violaciones de los derechos humanos, la importancia de la sostenibilidad ambiental para lograr el Derecho a la Alimentación, y la transparencia y la rendición de cuentas en los temas relativos a la tierra.

Al reafirmar su compromiso con la promoción y el apoyo a la aplicación de las Directrices Voluntarias sobre la Gobernanza de la Tenencia de la Tierra, la Pesca y los Bosques y el Marco y las Directrices de Políticas de Tierras de África, los miembros de la ILC aprobaron una proclamación sobre la gobernanza de la tierra centrada en las personas como anexo a la Declaración de Antigua. Dicha proclamación describe diez acciones específicas esenciales para concretar en la realidad las dimensiones en pro de los pobres de estas normas internacionales.

“La celebración del Foro Global de la Tierra ha beneficiado a las organizaciones civiles y campesinas de Guatemala para compartir el aprendizaje en temática agraria y de desarrollo rural, y sirviendo como un puente que nos ha permitido comunicarnos directamente con el Estado, Gobierno Nacional y sector privado”, dijo Helmer Velásquez, Director del miembro de la ILC, CONGCOOP, en representación del comité organizador nacional.

“Asegurar los derechos a la tierra para todos, en especial para los pobres de las áreas rurales, para las personas sin tierra y para las mujeres en un medio inigualable para lograr la justicia redistributiva, particularmente en las economías agrarias. Ayuda a movilizar la inversión desde abajo, aumentar la producción agrícola, impulsar el comercio, expandir las capacidades de procesamiento de alimentos, y acelerar el desarrollo de la infraestructura rural, impulsando así un círculo virtuoso de crecimiento, prosperidad y equidad en la distribución de la riqueza”, dijo Madiodio Niasse. “Los resultados del Foro Global de la Tierra, incluyendo la Declaración de Antigua, contribuirán a guiar y transformar la manera en que los miembros de la ILC, desde las organizaciones de base hasta las agencias intergubernamentales, tratarán estas cuestiones en los próximos años” resaltó.

La organización del evento fue apoyada por un comité organizador nacional integrado por la Asociación Comité de Desarrollo Campesino (CODECA), el Comité Campesino del Altiplano (CCDA), la Coordinación de ONG y Cooperativas (CONGCOOP), la Unión Verapacense de Organizaciones Campesinas (UVOC) y Oxfam-Guatemala.

Trasfondo

Cada dos años, la Coalición Internacional para el Acceso a la Tierra (ILC) organiza un Foro internacional con el fin de reunir a sus miembros y otras partes interesadas en la cuestión de la tierra para promover el entendimiento de los complejos y dinámicos vínculos políticos, económicos, ambientales y sociales entre la gobernanza de la tierra, la seguridad alimentaria, la pobreza y la democracia. El objetivo principal de la ILC es movilizar a sus miembros y socios para que influyan sobre la práctica de las políticas relacionadas con la tierra. Para alcanzar este objetivo, la Coalición facilita procesos de múltiples partes interesadas en la búsqueda de respuestas centradas en las personas a los retos de la gobernanza de la tierra.  

Declaración de Antigua:

http://www.landcoalition.org/es/news/declaraci%C3%B3n-de-los-miembros-de-la-ilc

Documento Final del Foro Global de la Tierra:

http://www.landcoalition.org/es/news/documento-final

El Foro Global de la Tierra en el sitio web de la Coalición Internacional para el Acceso a la Tierra:

http://www.landcoalition.org/es/aom2013

Fotografías del Foro Global de la Tierra:

http://www.flickr.com/photos/landcoalition/sets/72157633309385993/

Vídeos del Foro Global de la Tierra y entrevistas del mercado de ideas:

http://www.youtube.com/user/LandCoalition

Sobre la Coalición Internacional para el Acceso a la Tierra

La Coalición Internacional para el Acceso a la Tierra es una alianza mundial de organizaciones intergubernamentales y de la sociedad civil que trabajan en colaboración para fomentar y garantizar el acceso equitativo a la tierra, y su control, de mujeres y hombres pobres mediante la promoción, el diálogo, el intercambio de conocimiento y la creación de capacidad. www.landcoalition.org

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar