Posts @IPDRS

La UE no debe cerrar ningún acuerdo con Mercosur mientras este bloque no aplique "estrictamente" las mismas reglas que los agricultores europeos, afirmó el martes el gobierno francés, opuesto a las negociaciones para un tratado de libre comercio (TLC).

"La postura de Francia es muy clara: no puede haber una conclusión de las negociaciones entre la Unión Europea (UE) y Mercosur en detrimento de los agricultores europeos", declaró a la prensa el ministro francés de Agricultura, Bruno Le Maire, en la sede del Parlamento Europeo en Estrasburgo.

A estos "no se les puede pedir que respeten las reglas sanitarias entre las más estrictas del mundo, las medioambientales, las de bienestar animal y a la vez suprimir los aranceles de productos agrícolas de otros continentes que no respetan forzosa ni estrictamente las mismas reglas", agregó Le Maire.

La Comisión Europea, que negocia en nombre de la UE, y Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay, Paraguay) reanudaron en mayo de 2010 las negociaciones para un TLC, tras seis años de interrupción y pese a la oposición frontal de Francia, preocupada por salvaguardar los intereses de sus agricultores.

La semana pasada, el comisario de Comercio del bloque europeo, Karel de Gucht, dijo que la UE está "en condiciones de llegar a un acuerdo" con el Mercosur, durante una visita a Uruguay.

La próxima ronda de negociaciones, en la que se presentarán las primeras ofertas comerciales, está prevista entre el 14 y el 18 de marzo en Bruselas.

Ambas partes se fijaron el ambicioso objetivo de cerrar un acuerdo para mediados de año.

Pero Francia, que ha aunado el apoyo de una decena de países europeos, no tiene intención por ahora de flexibilizar su postura: "Hay que respetar al 100% las reglas, sino el comercio es desleal e injusto", insistió Le Maire, que el año pasado repudió las negociaciones asegurando que la UE no es "el vertedero" de los productos agrícolas del Mercosur.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar