Posts @IPDRS

Según informes de organismos internacionales, esto es consecuencia directa de las políticas de empleo e inclusión social desarrolladas los últimos años.

En el debate planteado sobre el nivel de pobreza e indigencia en el país, hay voces que tienen peso propio. Entre ellas se encuentran la de organismos internacionales multilaterales, como la Cepal y la FAO, o financieros, como el Banco Mundial, entre otros. En varios de sus informes, han destacado la baja de la pobreza y la indigencia en la Argentina como consecuencia directa de las políticas de empleo e inclusión social desarrolladas en los últimos años.

Las consideraciones de estos organismos tienen un doble valor. De un lado, porque efectivamente realizan estudios periódicos sobre la evolución de estos flagelos en todo el mundo. Del otro, porque en el caso del Banco Mundial, sus posiciones tradicionales han apuntado hacia el desarrollo de políticas que están en dirección opuesta de las sustentadas por el gobierno nacional desde 2003. Los estudios difundidos y las declaraciones de sus representantes fueron apareciendo desde el año pasado y se acentuaron desde principios de año, en forma casi mensual, y marcaron que tanto la pobreza como la indigencia disminuyeron en la Argentina gracias a políticas específicas, de generación de empleo e inclusión social.

Por caso, en su "Panorama Social de América Latina 2013", el organiso informó que la Argentina fue uno de los seis países de la región en los que se verificó un decenso de la pobreza en 2012 respecto de 2011. Para el organismo, esa baja "fue algo superior al punto porcentual", en línea con el promedio regional, calculado en 1,4 punto porcentual de reducción de la pobreza.

La Argentina "es el país que registra el menor índice de la población con necesidades insatisfechas de América Latina"-

En otro informe, la Cepal indicó que uno de los factores que hace a la reducción de la pobreza es la disminución de la desigualdad de ingresos. En su "Panorama Económico y Social de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños 2013" el organismo indicó que el ritmo de reducción anual de la desigualdad superó el 2% entre 2008 y 2012, casi duplicando el ritmo del período 2002-2008. En tanto, para América Latina, ese ritmo de reducción "es apenas perceptible en la comparación año a año".

La Cepal agregó que la Argentina "es el país que registra el menor índice de la población con necesidades insatisfechas de América Latina" y ubica detrás a Uruguay, con un 5,9%; mientras que en tercer y cuarto lugar cita a Costa Rica, y Brasil, con un 17,8% y 18,6% respectivamente.

Por su parte, el Banco Mundial informó en "Social Gains in The Balance" ("Las mejoras sociales en balanza"), de febrero pasado, que "la región del Cono Sur –la Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay– continuó a la cabeza de la reducción de la pobreza en la región en 2012, mientras que la cantidad de pobres se mantuvo relativamente sin cambios en América Central y México", y agregó: "La reducción de la pobreza fue acompañada por un fuerte crecimiento de ingresos del 40% más pobre de la población, indicador del BM para medir la prosperidad común".

Por último, la FAO dijo un mes atrás que para el período 2011-13 la "prevalecencia de subalimentación" en Argentina fue menor al 5%, por lo que reconoció que se “ha erradicado ese flagelo" y que la Argentina se encuentra dentro de los países que "han alcanzado la meta de hambre cero de acuerdo al indicador de la FAO” ("Hambre cero, Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional en América Latina y el Caribe 2013").

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar