Artículos de opinión

Posts @IPDRS

Con la implementación del presente proyecto, que se desarrolla en 10 comunidades rurales del Municipio de Ckochas, garantizamos la seguridad alimentaria y mejoramos las condiciones de vida de esta población brindando mayor atención al trabajo con mujeres y jóvenes, tratando de encontrar un equilibrio en el desarrollo comunal.

El proyecto se desarrolla en 10 comunidades rurales del Municipio de Ckochas, provincia de José María Linares del departamento de Potosí (Bolivia). Este municipio tiene una población de 20.943 habitantes, con un índice de pobreza del 72%. La situación de pobreza latente dentro de las comunidades, viene causada por múltiples problemas relacionados entre sí: económico-productivos, ambientales, sociales, culturales, políticos, organizativos e institucionales; los cuales han sido identificados por las familias en los talleres participativos convocados a tal fin.

La pobreza se expresa en la imposibilidad de alcanzar mínimas condiciones de vida aceptables genéricamente para los habitantes de los municipios, lo que les obliga a buscar alternativas de subsistencia que en muchas ocasiones consisten en procesos migratorios protagonizados por los más jóvenes; lo que implica un evidente envejecimiento de la población, y los desajustes culturales que eso conlleva. Las actividades socio-económicas más importantes de las comunidades del municipio de Ckochas son, sin lugar a dudas, la producción agropecuaria, que se constituye en su fuente de subsistencia más importante, y la crianza de ovinos y caprinos, que se establece como una fuente de ahorro; ya que cuando las familias necesitan recursos económicos, recurren a la venta de carne de estos animales.

Garantizar la seguridad alimentaria y mejorar las condiciones de vida

Durante los trabajos realizados en las anteriores fases, se vino apoyando la mejora de la seguridad alimentaria a través de la implementación de acciones de conservación y de manejo de suelos, manejo del agua, revalorización de prácticas y tecnologías locales y la promoción de la diversificación agrícola.
La Pastoral Social Cáritas Potosí se constituye en el año 2010, auspiciada por el Obispado de la Diócesis de Potosí, con el fin de prestar servicios a la población más necesitada del área urbana y rural del departamento. Con la implementación del presente proyecto, se busca garantizar la seguridad alimentaria a través del manejo sostenible de los recursos naturales y la mejora de las condiciones de vida a través de la satisfacción de necesidades básicas de los niños, adolescentes, familias y comunidades, tomando como punto de partida la cultura e identidad y al mismo tiempo; así como fortalecer las organizaciones sociales con un proceso de planificación participativa. Se trata también de fortalecer los procesos en el tema de manejo del agua de riego en las parcelas, la consolidación de los emprendimientos productivos de miel de abeja, durazno y sus derivados, y la producción de mates con plantas medicinales del lugar. En esta nueva propuesta se brinda mayor atención al trabajo con mujeres y jóvenes, tratando de encontrar un equilibrio en el desarrollo comunal.

Entre las principales actividades a desarrollar para alcanzar los objetivos propuestos, se encuentran:

  • Talleres en manejo y conservación de suelos.
  • Construcción de reservorios de agua.
  • Instalación de riego por aspersión.
  • Talleres para la diversificación agrícola.
  • Implantación de huertos familiares.
  • Cursos de capacitación en manejo y sanidad animal.
  • Compra de medicamentos e instrumental veterinario.
  • Instalación de huertos de frutales.
  • Emprendimientos para la producción y comercialización de miel.
  • Cursos de capacitación para las asociaciones en planificación, marketing, control contable, proceso de producción y distribución de utilidades.
  • Cursos de capacitación en valores y ética para la buena convivencia y vida en armonía y el respeto a los derechos humanos.

El proyecto beneficiará directamente a 150 personas. La aportación local se destina a construcción, equipos y materiales, personal y gastos de funcionamiento.

Manos Unidas financia los mismos conceptos más capacitaciones, gastos de funcionamiento y auditoría, con una aportación que representa el 53,6 % del presupuesto total.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar