Posts @IPDRS

La OEA finalizó anoche en Cochabamba (Bolivia) su 42 Asamblea General, en la que el tema central, la seguridad alimentaria, terminó desplazado por los pedidos de reformas al organismo y las críticas de Ecuador, Bolivia y Venezuela a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).  

Aunque este foro de cancilleres fue anunciado como la oportunidad para que los Gobiernos de América, salvo Cuba, estudiaran la situación de 53 millones de personas que sufren hambre en el continente, el asunto pasó a un segundo plano durante los tres días que duró la Asamblea, para dar paso a temas como la reforma de la Organización de Estados Americanos (OEA).  

 OEA "acoge" cambios de DD.HH .-  La  OEA decidió ayer "acoger" el polémico informe de reformas del sistema interamericano de derechos humanos, impulsado por Venezuela y Ecuador, pero dio a sus autores seis meses para discutir su aplicación con las partes involucradas.   Tras horas de discusión sin consenso, la Asamblea aprobó una resolución de un grupo de países encabezado por México para "acoger" el informe sobre las reformas y encargar al Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) que formule propuestas para su aplicación, "en diálogo con todas las partes involucradas".

   "En el plazo de seis meses o a más tardar en el primer trimestres del 2013, dichas propuestas se pondrán a consideración de una asamblea general extraordinaria", apuntó el ministro boliviano de Exteriores, David Choquehuanca.

Las criticas.-  El presidente anfitrión Evo Morales y Correa han dicho que la OEA debe cambiar para dejar de servir al "imperio" (una referencia a Estados Unidos), o "desaparecer".Venezuela y Nicaragua se sumaron a las críticas. La resolución aprobada encomienda al Consejo Permanente a formular un plan de aplicación de las reformas propuestas por un grupo de trabajo y buscar consenso con todas las partes, incluyendo a las organizaciones de la sociedad civil.

Zoom

Sobre el hambre

Sobre la seguridad alimentaria, que había sido elegido como tema central de la OEA, los ministros  coincidieron  en que acabar con el hambre asegurará el desarrollo en un continente donde aún 53 millones de personas padecen hambre.   Al respecto, el canciller de Argentina, Héctor Timerman, afirmó que las mayores causas del hambre son la desigual distribución de los ingresos.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar