Posts @IPDRS


El canciller de Brasil, Celso Amorim, consideró "muy positiva" la elección de Barack Obama como presidente de Estados Unidos, pero aclaró que se trata de un "optimismo vigilante", ya que los demócratas tienen más tendencia a ser proteccionistas y a intervenir en la política de otros países.

"Tenemos que estar vigilantes, porque la crisis (financiera) siempre puede aumentar la tentación proteccionista. Entonces, vamos a hablar de un optimismo vigilante", dijo el titular de Relaciones Exteriores en una entrevista que publica hoy el diario "Folha de Sao Paulo", y que traduce al español El País, de Costa Rica.

Amorim acotó, sin embargo, que tratándose de Obama, "pondría el énfasis más en el optimismo y menos en la vigilancia".

Consultado sobre el posible riesgo de que, comandado por los demócratas, Estados Unidos estreche sus relaciones con Sudamérica mediante una relación de injerencia, Amorim evaluó que hubo un proceso de madurez por parte del país del norte, y que ahora saben que no pueden venir a "imponer sus ideas".

"Aún con generosidad, trayendo ideas y recursos, no pueden con intervencionismos. La UNASUR (Unión de Naciones Sudamericanas) es irreversible. Es necesario respetar la región. Vengan con amor, pero vengan con respeto también", advirtió el ministro.

Con relación a su política externa, Obama debería, según Amorim, promover "más multilateralismo, más diálogo, más búsqueda de soluciones pacíficas",
todo lo cual constituye "un gran cambio que puede resultar en el fin del bloqueo a Cuba, que el mundo entero pide, y un mejor diálogo con Bolivia y Venezuela".

En opinión de Amorim, la crisis financiera en medio de la cual Obama asumirá el comando de la mayor economía del mundo, va a introducir "cierta dosis de humildad" a la política exterior estadounidense. "Comparando con el pasado, claro, (pero) no llega a una humildad franciscana...", opinó el canciller.

Asimismo, pese a calificar como "un cambio importante" la elección de Obama, quien a su entender una visión del mundo "mucho más próxima a la del presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva, Amorim prefirió no catalogar al presidente electo como "lo opuesto" de su antecesor, George W. Bush.

"Tuvimos una relación pragmática y de respeto mutuo (con Bush), y creo que hubo incluso amistad entre los dos presidentes. Las visiones del mundo eran diferentes, lo que no impedía contactos sobre temas importantes: la Ronda Doha, Haití, el Grupo de Amigos de Venezuela, el etanol y acciones para África".

Amorim subrayó varios puntos en común entre Lula y Obama, como por ejemplo la visión de cambios con inclusión social. "Lula tuvo la firmeza de luchar por los pobres, pero en una perspectiva inclusiva, y Obama no niega sus raíces, pero en una perspectiva inclusiva. No se trata de poner negros contra blancos, como aquí no hay pobres contra ricos".

También consideró que existe "un paralelismo" entre ambos mandatarios, en el sentido de que en Brasil, "la esperanza venció al miedo", como en Estados
Unidos, donde lo que se venció fue "el miedo generado por el prejuicio". "Lula tenía esa necesidad de tener que acertar, como Obama la tiene ahora", concluyó.


 

www.cope.es/10-11-08--brasil_aguarda_optimismo_vigilante_politica_exterior_obama,19138,2,noticia_ampliada

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar