Posts @IPDRS

Una ofrenda a la Pachamama y la tradicional ch'alla dio inicio a la X Conferencia Sudamericana de Migración (XCSM) que se desarrolla en el Hotel Regina de Tiquipaya.

En el encuentro, los participantes elaboran el Plan de Desarrollo Humano de las Migraciones donde Bolivia propone la inclusión del tema referido a la migración climática. Asimismo, hace referencia a los derechos humanos, la migración indígena y campesina y la dimensión transnacional del Vivir Bien. Estos temas forman parte de la agenda de la Cumbre Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra de abril pasado en Cochabamba. También se incluye temas de "Participación estructural de la sociedad civil y los movimientos sociales" y "Libre Movilidad Sudamericana e integración con Unión de Naciones Sudamericanas UNASUR".

El plan que busca garantizar los derechos y promover las capacidades de las personas en situación de movilidad, será presentado en el Foro Mundial de Migraciones que se realizará en México del  8 al 11 de noviembre.

CAMBIO CLIMÁTICO

Para el subsecretario de política migratoria internacional del Gobierno de la República del Ecuador, embajador Hernán Holguín, Bolivia se encuentra ante el reto de adecuar el Plan al Siglo XXI y el cambio climático considerando que cada año se debe dar un enfoque migratorio diferente.

A su turno, la directora general adjunta de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), embajadora Laura Thompson, reconoció que es urgente realizar un estudio sobre los migrantes climáticos y, a partir de esto, implementar políticas comunes y coherentes entre los países sudamericanos. Por su parte, el defensor del Pueblo de Bolivia, Rolando Villena, se refirió a la urgencia de atender el tema de la migración climática tomando en cuenta la sobre explotación de los recursos naturales. Ante esta situación, considera que Sudamérica debe asumir una sola voz.

El ministro de Relaciones Exteriores del Estado plurinacional de Bolivia, David Choquehuanca, propuso discutir las causas estructurales del problema de los migrantes. Para evitar la "migración climática" demandó una justa distribución de los recursos naturales.

"El problema más grande es el de los migrantes climáticos. Otros dicen que la civilización está en crisis, pero todo esto se debe encarar de manera integral", manifestó.

DERECHOS HUMANOS

Con relación a este tema, el Embajador de Ecuador considera que se  debe trabajar en el desarrollo integral del fenómeno migratorio con base en los derechos humanos.

En esa perspectiva, las tareas más urgentes son la sensibilización migratoria, la ciudadanía sudamericana y las facilidades para el buen vivir de los migrantes. En este último punto, propuso que la migración entre los países Sudamericanos sea sin documentos.

Para el Defensor del Pueblo, la migración no debe ser considerada como un factor de seguridad, sino que se debe enfrentar como una cuestión de derechos humanos "por la soberanía sudamericana, para avanzar en la generación de una ciudadanía sudamericana".

Advirtió que la criminalización de la migración, a través del tráfico de seres humanos, se ha convertido en un negocio para muchos a partir del endurecimiento de las normas.

Dijo que con esto no se logra que haya menos migrantes, sino más trabajadores a quienes se les vulnera sus derechos.

"Las normativas no ayudan sino a los delitos", sostuvo.

En este sentido, los protagonistas de la XCSM rechazaron las medidas que se aplican para criminalizar a los migrantes como la directiva de retorno y la Ley de Arizona.

POLÍTICAS

Entre tanto, la OIM trabaja en la lucha contra la trata y tráfico de seres humanos, además de la asistencia a las víctimas y las campañas de migración.

"Apoyamos a los migrantes laborales y en cuestión de derechos humanos trabajamos en el tema de salud y educación", refirió. A su vez dijo que uno de los desafíos de la Conferencia es analizar la situación de las migraciones indígenas, sus dimensiones y los enfoques de género. Anunció la aprobación de un fondo para la realización de una investigación sobre los perfiles migratorios a nivel cualitativo como también cuantitativo. Este trabajo empezó en Ecuador, Argentina, Colombia y Brasil y los resultados serán presentados el 2011.

"No declaración sino acción"

El presidente pro-témpore de la X Conferencia Sudamericana de Migración y director general de régimen consular de Bolivia, Alfonso Hinojosa, pidió que este encuentro permita, además de una evaluación del trabajo en estos últimos 10 años, asumir acciones claras para frenar el fenómeno de la migración. Hinojosa solicitó que las conclusiones de esta Conferencia no sólo sean  de carácter declarativo sino que impulsen acciones claras para corregir las desigualdades sociales.

"Esta crítica constructiva viene de la sociedad civil y de las organizaciones sociales, que no sólo quieren discursos sino que se mejore la vida de los migrantes", explicó.

Dijo también que se debe pensar en otros modelos de desarrollo y darles opciones a los migrantes para volver a casa.

Bolivia se encuentra esperanzada que dentro de las acciones se pueda concretar la relación de la Conferencia con UNASUR que "acercaría a la implementación de mecanismos regionales vinculantes y soberanos". Unos 2,3 millones de bolivianos viven en el exterior.

"Se debe consolidar un plan de sensibilización ciudadana, con facilidades para el buen vivir"

El ex presidente pro-témpore de la Conferencia Sudamericana de Migraciones y Embajador del gobierno de la República del Ecuador, Hernán Holguín, se refirió a tres retos que tiene que encarar el Gobierno de Bolivia este año. Asímismo, hizo una evaluación de su gestión.

P: ¿Cuál es el objetivo de la Conferencia este año?

R: Primero, se pasa la presidencia, se hace un traspaso histórico a Bolivia con motivo de la décima conferencia. Lo que queremos es consolidar un plan de desarrollo humano de las migraciones que es el conjunto de políticas migratorias de los países sudamericanos de forma de tener una sola política.

P: ¿Qué es lo más difícil de resolver?

R: El camino de la migración es dinámico y la tarea es muy ardua. Lo más difícil es conseguir la sensibilidad en el tema migratorio. No faltan brotes de xenofobia incluso dentro de nuestro continente, también en Europa y Estados Unidos. Pero, más hacia afuera, queremos hacer una campaña conjunta para que se acostumbren y vean al extranjero como hermano y no un extraño.

P: ¿Cuáles son los retos?

R: Además de la sensibilización migratoria, se requiere formar una conciencia de hermanad. Luego está el tema de la ciudadanía sudamericana, es decir, la regularización migratoria. No puede ser que existan hermanos con status de irregularidad, sin papeles, ocultos, invisibles. Las leyes son obsoletas, pero tienen que cambiar con miras a una nueva legislación migratoria. Lo tercero está referido a las facilidades para el buen vivir. Una paradoja es que llegar a Cochabamba no es fácil como ir a otros destinos, hay pocas frecuencias, y los pasajes son altos desde Quito. Son 1.400 dólares y de Quito a Nueva York cuesta 390 dólares. Esto no puede ser y Bolivia lo tiene que cambiar.

Encuentro de Quito en 2009 aprobó 21 puntos para la integración

En la Declaración de Quito, Ecuador, de septiembre 2009 se acordó avanzar en un diálogo multilateral para conformar un espacio regional que implique una libre movilidad de personas de manera informada, segura y con derechos, como pilar de la integración regional.

Los participantes manifestaron su intención de contribuir a la promoción de las capacidades de los emigrantes como actores políticos, económicos, culturales y científicos para impulsar procesos de desarrollo humano en las sociedades de origen y destino. También expresaron la voluntad de garantizar respeto y disfrute de derechos a los migrantes. Instaron a los países receptores de la migración a adecuar sus políticas a los derechos humanos, implementar programas de regularización para personas en condición irregular y/o indocumentadas.

Expresaron su preocupación por la dirección que tomó la política europea común en materia migratoria con la criminalización.

Identificaron la necesidad de intensificar la lucha contra la intolerancia, xenofobia, racismo y toda forma de discriminación.

Entre los compromisos de la IX Conferencia Sudamericana de Migración, los países acordaron consolidar y desarrollar procesos de participación ciudadana en los asuntos públicos, económicos, culturales y científicos. Reafirmaron la decisión de los gobiernos de proteger a los migrantes más vulnerables, especialmente los niños, niñas y adolescentes, mujeres, adultos mayores, personas en tránsito, personas con capacidades y personas pertenecientes a pueblos indígenas y afrodescendientes.

Exhortaron a los países a ratificar y/o adecuar a sus respectivas legislaciones nacionales al protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños. Los participantes de la IX Conferencia recomendaron alentar espacios de diálogo y políticas públicas que incorporen a la sociedad civil.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar