Posts @IPDRS

(Bolpress y agencias).- La erradicación del flagelo constituye un gran acontecimiento en la historia republicana de la nación, destacó el ministro de Educación Roberto Aguilar, en tanto que el coordinador nacional de la campaña educativa Benito Ayma aseguró que más de 819 mil alfabetizados adquieren un arma para nunca más ser engañados en la vida.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Cultura (UNESCO), un país es declarado Territorio Libre de Analfabetismo cuando 96 por ciento de las personas mayores de 15 años saber leer y escribir.

En 33 meses de trabajo y con una inversión de 36,7 millones de dólares, 819.417 bolivianos aprendieron a leer y a escribir en los 327 municipios y 112 provincias de los nueve departamentos del país con el método audiovisual cubano "Yo sí puedo", que ya alfabetizó a unas 3,6 millones de personas en 28 países.

Un contingente de 46.460 facilitadores y 4.999 supervisores cubanos, venezolanos y bolivianos establecieron 28.045 puntos de alfabetización y llegaron hasta remotas comunidades sin electricidad llevando equipos para garantizar las clases. Instalaron 8.350 paneles solares y entregaron 212 mil anteojos a ciudadanos con discapacidades visuales.

El programa de alfabetización en Bolivia benefició a ciudadanos ignorados y marginados por anteriores gobiernos, aseguró el coordinador Benito Ayma. Las mujeres representan más del 70 por ciento de los beneficiados. Casi 30 mil personas aprendieron a leer y escribir en quechua y aymara.

Juntos superamos los obstáculos para cumplir la tarea encomendada por el líder histórico de la Revolución cubana Fidel Castro y por el Presidente Evo Morales, señaló el jefe de la misión educativa de la Isla Javier Labrada. Los colaboradores Roberto Lago, Milagro Velasco y Carlo Preval narraron sus vivencias y resaltaron el empeño puesto por un niño de ocho años para alfabetizar a 14 ciudadanos.

El agradecimiento de los alfabetizados es el mejor premio para facilitadores, profesores y colaboradores cubanos y venezolanos, resaltó Ayma, y recordó que en comunidades y urbes la gente lloró de alegría porque jamás pensó en "hacer hablar un pedazo de papel".

 

www.servindi.org/actualidad/6223

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar