Posts @IPDRS

La Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo) expresó ayer su rechazo a la llamada "Ley de la Madre Tierra" porque convierte "al productor en delincuente" y advirtió que su vigencia atenta contra la seguridad alimentaria que busca el Gobierno nacional.

El Presidente Anapo, Demetrio Pérez Flores, lamentó que la Ley fuese aprobada sin conocimiento de esa entidad, pese a que solicitaron a la Comisión de Tierras y Territorio del Senado y Diputados sin tener a la fecha el texto de la entonces propuesta, hoy Ley del Estado.

"El objetivo es prácticamente dejar de producir, porque si uno viola algunas normas de esta Ley, obviamente se toma al productor como un delincuente, se lo procesa y se lo encarcela", manifestó a tiempo de expresar el rechazo de este sector por ser desfavorable y la pregunta es qué va a ser la población sin comer ni tener alimentos baratos como la que tenemos en el país.

Anapo señala que hay un artículo que lleva a la cárcel a los productores y por eso para una actividad lícita como es la agricultura, no se puede considerar ese proyecto de ley. "Yo me pregunto, será que la población va a dejar de comer durante dos años, será que el Estado podrá abastecer de productos durante dos años que no se tengan productos", indicó.

La Ley define como derecho a la diversidad de la vida a "la preservación de la diferenciación y la variedad de los seres que componen la Madre Tierra, sin ser alterados genéticamente ni modificados en su estructura de manera artificial, de tal forma que se amenace su existencia, funcionamiento y potencial futuro".

Asimismo existe el derecho a vivir libre de contaminación, entendida como "la preservación de la Madre Tierra de contaminación de cualquiera de sus componentes, así como de residuos tóxicos y radioactivos generados por las actividades humanas".

El derecho al equilibrio es definido como mantenimiento o restauración de la interrelación, interdependencia, complementariedad y funcionalidad de los componentes de la Madre Tierra, de forma equilibrada para la continuación de sus ciclos y la reproducción de sus procesos vitales; mientras que se exige al que toque la tierra, la restauración oportuna y efectiva de los sistemas de vida afectados por las actividades humanas directa o indirectamente.

El Pacto de Unidad, frente que aglutina a diferentes organizaciones indígenas y campesinas del país, considera que la Ley de Derechos de la Madre Tierra, aprobada en la víspera en el Senado, sólo servirá para que el Presidente Evo Morales tenga un protagonismo político en la Cumbre Climática de Cancún, México.

Esta posición fue dada a conocer por el Mallku de la Comisión de Industrias Extractivas del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (CONAMAQ), Rafael Quispe, quien adelantó que los dirigentes que integran el Pacto de Unidad, y son parte de la Cumbre sobre el Cambio Climático en Cancún, harán llegar una carta a la Asamblea Legislativa, dando a conocoer su molestia por la maratónica aprobación de la Ley, sin consenso de los indígenas, campesinos originarios.

"No sabemos de dónde ha aparecido la Ley Madre Tierra y tampoco está orientada hacia la Ley Marco sobre Madre Tierra que nosotros hemos sugerido, simplemente, esa (norma aprobada) es para que (el presidente Morales) haga protagonismo político en Cancún", manifestó Quispe.

Indicó que en el borrador de la norma que presentó el Pacto de Unidad a la Asamblea Legislativa estaba contemplada la Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, que demanda el respeto a este sector de la población, el consentimiento libre previo e informado sobre las actividades extractivas, además del reconocimiento y protección del conocimiento de la ciencia ancestral.

Pero, según el dirigente de CONAMAQ, estos puntos no fueron tomados en cuenta en la Ley de Madre Tierra, que ahora solamente espera ser promulgada por el Ejecutivo.

Agregó que antes de partir a Cancún, los representantes que integran el Pacto de Unidad, avanzaron en algunos acuerdos con el senador Fredy Bersatti y el diputado Galo Silvestre, para aprobar la norma cuestionada, con la inclusión de la consulta vinculante.

Al final, estos acuerdos no se respetaron y "se aprobó una ley corta (sobre la Madre Tierra ) sin consenso y no tiene absolutamente nada de nuestras propuestas, esto si que es meterse un autogol", aseveró.

Acotó que el mandatario Morales arribará a Cancún seguramente con una Ley que no tiene en realidad el contenido que los pueblos indígenas del mundo están peleando para incluirlos en las conclusiones de la Cumbre.

Recordó que el Pacto de Unidad trabajó un proyecto de ley marco sobre la Pachamama (Madre Tierra en aymara) fundacional, con una visión civilizatoria del "Buen Vivir", como una alternativa ante el capitalista socialista.

Anteriormente, el diputado Galo Silvestre informó que el tratamiento del tema de la consulta en el proyecto Ley Madre Tierra fue uno de los puntos álgidos para aprobar el proyecto y al final se llegó a un acuerdo con el Pacto de Unidad para que ésta sea excluida de la norma.

Datos

Pacto de Unidad está integrado por la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB), la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas Indígenas Originarias de Bolivia- "Bartolina Sisa (CNMCIOB-BS), la Confederación de Colonizadores de Bolivia (CSCB) y el Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (CONAMAQ).

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar