Posts @IPDRS

El gobierno colombiano admitió que existen dificultades en la restitución de tierras en el país, pese a las garantías dadas para que los desplazados por la violencia vuelvan a sus regiones.

  Así lo expresó el director de la Unidad de Restitución y Gestión de Tierras, Ricardo Sabogal, quien tiene a su cargo la tarea de devolver al menos a 13 mil personas, en una primera etapa, las tierras que le fueron arrebatadas.

Sabogal sostuvo que es difícil que quienes tienen las tierras ahora prescindan de ellas, al tiempo que los grupos armados al margen de la ley son los principales victimarios.

No obstante, explicó que en las cinco zonas donde se adelantará el proceso se logró consolidar la seguridad a cargo de las fuerzas militares.

A medida que avance la restitución se hará un registro gradual y progresivo y se entregará tierras donde la seguridad lo permita, acotó en declaraciones a una radioemisora local.

Por otra parte, Sabogal indicó que el gobierno también tiene previsto entregar tierras en regiones diferentes a donde ocurrió el despojo por si la víctima tiene miedo de volver a su lugar de origen o si ya reconstruyó su vida en otro lugar.

La denominada Ley de Víctimas y Restitución de Tierras pretende reparar a los afectados por el conflicto armado interno y restituir a los desplazados dos millones de hectáreas, usurpadas por la violencia.

Sin embargo, más allá de la letra, su aplicación se vislumbra tortuosa y sangrienta.

Desde su aprobación y sanción presidencial, una veintena de personas que reclamaron esos derechos fueron asesinadas y otras amenazadas de muerte, por lo que muchas víctimas aún guardan silencio.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar