Posts @IPDRS

La cumbre de presidentes terminó sin un documento final.Según el presidente de Colombia, "los temas de Cuba y las Malvinas impidieron un consenso", por lo que no hubo una declaración conjunta.

Tal vez no haya sido el mejor encuentro regional de todos. A la ausencia del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, se le sumó el repudio de su par ecuatoriano, Rafael Correa, a la exclusión de Cuba de la reunión, el escándalo de los custodios del mandatario estadounidense, Barack Obama, y el desaire de las últimas horas de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que se retiró antes de tiempo, tras ver frustrada su intención de que se plasmara en un documento final el apoyo de los países de la región a los reclamos argentinos por las Islas Malvinas.

Apenas terminada la Cumbre de las Américas, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, reconoció que "los temas de Cuba y las Malvinas impidieron un consenso", por lo que no hubo una declaración final de los 31 jefes de estado reunidos en Cartagena de Indias.

Santos reveló durante la conferencia de prensa final que, cuando terminó su discurso inaugural, el único que fue transmitido durante toda la cumbre, Fernández de Kirchner se le acercó y le dijo: "Te olvidaste de Malvinas". Sin embargo, trató de quitarle trascendencia a la partida anticipada de la Presidenta, al precisar que le había expresado que "tenía unos asuntos que atender" en el país.

De todas maneras, el tema Malvinas no fue el único que provocó divergencias entre los dirigentes latinoamericanos. La histórica ausencia de Cuba, que otra vez no fue convocada, se impuso en las reuniones, más allá de lo digitado por agenda.

La presión que ejercen desde hace años países como Venezuela o Ecuador por el ingreso de Cuba a las cumbres ganó fuerza en el encuentro realizado en el puerto caribeño de Cartagena, donde el anfitrión, el colombiano Juan Manuel Santos, pidió que ésta sea la última cita sin Cuba, un reclamo apoyado por el resto de los países latinoamericanos y caribeños.

Visión argentina. Antes de volver al país, la Presidenta posó junto al resto de los mandatarios de la región en la tradicional "foto de familia". Contrariamente a las primeras informaciones sobre el alejamiento temprano de CFK, el ministro de Relaciones Exteriores, Héctor Timerman, dio su versión del encuentro. De acuerdo con el canciller, l

La delegación nacional prefirió destacar la reunión entre la mandataria y Obama, quien prometió que "las pequeñas diferencias comerciales" entre ambos países "no serán el centro de la relación". Días atrás, el jefe de Estado había expresado su intención de ser "buenos amigos" con Argentina, aunque horas atrás ratificó la neutralidad de su país en el reclamo por la soberanía en Malvinas.

"Debemos seguir trabajando juntos, manteniendo este diálogo directo entre nosotros y, si existiesen pequeñas diferencias comerciales entre ambos países, de ninguna manera serán el centro de la relación", dijo Obama a la Presidenta, contó el canciller Héctor Timerman a los periodistas en Cartagena.

El ministro sostuvo, en un encuentro con la prensa en Cartagena, que el balance de la cumbre es "muy positivo" para el gobierno argentino y destacó "el diálogo sincero, abierto y franco" entre los jefes de Estados del continente.

Foto; Telám

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar