fbpx

 

  

Posts @IPDRS

David Góez Rodríguez, líder del proceso de reclamación de tierras en Tulapas, municipio de Turbo (Antioquia), fue asesinado al mediodía del miércoles en Medellín. 

Seis horas más tarde murió por cuenta de hombres armados Ever Verbel Rocha, cerca a su finca en  San Onofre (Sucre). Un día antes fue asesinado  Bernardo Ríos Londoño, miembro de la Comunidad de Paz de San José de Apartadó. 

Ante la escalada de crímenes contra los campesinos que buscan recuperar los bienes que les quitaron los grupos armados ilegales, y que en tres años ya deja más de 50 muertos, se convocó para el lunes una reunión urgente  del recién creado Comité de Inteligencia para evaluar la situación.

Góez Rodríguez, de 67 años, recibió una llamada telefónica en la que lo citaban en el centro comercial en el barrio Belén. Fue atacado por desconocidos que le dispararon cinco veces.

Él era el vocero de una organización de víctimas que reclaman sus derechos sobre 20 mil hectáreas, en las que se ubican 13 predios en la región de Tulapas, en Turbo.

La restitución de estos predios a los campesinos está estancada ya que aún no se han declarado las fraudulencias de los títulos por parte del Tribunal de Justicia y Paz, a pesar de que el despojo de los campesinos fue confesado por el mismo jefe del bloque Élmer Cárdenas, Freddy Rendón, alias 'El Alemán'.

Fuentes cercanas a la víctima, aseguran que el asesinato tendría que ver con una negociación que estaría liderando para poder regresar a sus predios.

A pesar de que el lío con los predios no se ha resuelto, estos cuentan con medidas de protección especial que impide su compraventa. Góez --dicen sus allegados-- cuestionaba constantemente "la demora del Gobierno para entregarle su predio". Fue víctima de la guerrilla del Epl  y luego de paramilitares. 

Góez era testigo de procesos judiciales en casos de restitución de tierras en la zona. "Había sido muy participativo en los procesos penales que se adelantan por el caso, especialmente, ante la Fiscalías 16 de Derechos Humanos de Medellín, y la Fiscalía de Justicia y Paz que documenta los casos del Bloque Élmer Cárdenas de las denominadas Autodefensas Unidas de Columbia (AUC)", dice un comunicado oficial.

La segunda víctima es Ever Verbel Rocha, quien fue asesinado el mismo día a las 6:15 de la tarde, a 200 metros de su finca, ubicada en el municipio de San Onofre (Sucre).

"En el año 2005, fue asesinado su hermano Guillermo Verbel y a partir de allí la familia salió desplazada. En la actualidad el grupo familiar ha podido retornar de manera intermitente a la finca. El caso ha sido expuesto por el Movimiento de Víctimas de Estado (MOVICE) y esta familia cuenta con medidas cautelares dictadas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos", dijo el Gobierno en un comunicado, y agrega que reclaman sus derechos sobre la finca Puerto Colombia, ubicada en el corregimiento de Higuerón, Región Calderín, en San Onofre.

En el ataque contra Verbel salió herido su hermano. La finca tendrían protección de la Infantería de Marina.

El último caso tiene que ver con la muerte de  Bernardo Ríos Londoño, de 27 años, miembro de la Comunidad de Paz de San José de Apartadó, que fue  tiroteado en la noche del martes, en el sector de Tierra Amarilla.   Cerca al lugar había un retén del Ejército, según testigos. 

La OEA condenó los asesinatoscontra líderes de reparación de tierras.

La Misión de Apoyo al Proceso de Paz de la OEA, aseguró que es  necesario que se tomen medidas “articuladas y coordinadas” para prevenir este tipo de crímenes.

También pidió que estos hechos se investiguen y se esclarezcan prontamente.

REDACCIÓN JUSTICIA

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar