Posts @IPDRS

Especialistas debaten cómo los mercados de productos básicos son afectados por factores como biocombustibles y el cambio climático.

Santiago de Chile, 6 de noviembre de 2009 - El cambio climático tendrá impactos distintos en las regiones y en la producción de alimento, afirmó Josef Schmidhuber, economista de la FAO y miembro del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático, IPCC por sus siglas en inglés.

Schmidhuber explicó que con una subida pequeña en la temperatura, las áreas localizadas en las latitudes más altas pueden beneficiarse del cambio climático con un aumento de la productividad y de la tierra apta para la agricultura, que podría crecer hasta 160 millones de hectáreas. En contraste, las regiones en las latitudes más bajas la productividad debería caer y la cantidad de tierra disponible para la agricultura podría bajar en hasta 110 millones de hectáreas.

Según las estimaciones, un incremento en la temperatura global promedio de hasta 2,5º Celsius puede generar aumentos en la productividad y producción agrícola mundial. Los principales beneficiados serían los países en las latitudes más altas, donde habría un aumento del área apta para la agricultura de aproximadamente 160 millones de hectáreas. 

"El problema es que la mayoría de los países pobres y en desarrollo están en las latitudes más bajas. Muchos ya enfrentan situaciones de inseguridad alimentaria y el cambio climático dificultará aún más su capacidad de producir alimentos", dijo Schmidhuber, al participar de debate promovido por la FAO sobre los mercados de productos básicos.

El debate analizó los efectos de factores tales como los biocombustibles y el cambio climático, y el fenómeno del alza de los precios de los alimentos, que alcanzó su punto máximo a mediados de 2008.

Schmidhuber también destacó el potencial que la agricultura tiene para mitigar los efectos negativos del cambio climático, a través de acciones como la agricultura de conservación y la recuperación de áreas degradadas.

Viabilidad de los biocombustibles depende de su producción eficiente

El impacto de los biocombustibles en los mercados de productos básicos también fue debatido. Recordando que el primer auto utilizadaza exclusivamente a etanol (fue producido en 1896 por Henry Ford) y que en Brasil toda la bencina utilizada contiene etanol desde 1931, el consultor de la CEPAL Luiz Horta, afirmó que los biocombustibles son una opción racional y sostenible solamente cuando son producidos de forma eficiente.

Horta observó que la eficiencia depende de diversos factores, de los cuales la materia prima utilizada es la más relevante. También destacó que, en algunos casos, restricciones al comercio internacional de biocombustibles incentivaba la producción ineficiente con impactos indeseables sobre el mercado de commodities y el medio ambiente.

Países no pueden depender sólo del mercado internacional para alimentar su población

Al analizar los mercados de commodities, el profesor de Economía Agrícola de la Universidad de California (Berkeley), Brian Wright, afirmó que los países no pueden depender únicamente de la importación para asegurar la disponibilidad interna de alimentos.

Wright explicó que los exportadores no pueden garantizar el abastecimiento en momentos de crisis o cuando surgen factores imprevistos que influencian en la demanda u oferta, como fueron el aumento de la demanda para la producción de biocombustibles en los Estados Unidos y la Unión Europea, y eventos climáticos extremos.

Según Wright, los países deben mantener reservas de alimentos para poder soportar los momentos de mayor volatilidad de los precios y garantizar la alimentación de la población más pobre.

Es fundamental lidiar con la volatilidad de los precios

El debate sobre las incertidumbres de mercado fue realizado durante la Reunión Conjunta de los Grupos Intergubernamentales de la FAO sobre Semillas Oleaginosas, Aceites y Grasas; Cereales; y Arroz, que terminó hoy en Santiago.

Representantes de 15 países de las Américas, Caribe, Europa, Medio Oriente y Asia, académicos y especialistas de commodities participaron de la reunión. Los participantes constataran que a raíz del alza de los precios de los alimentos muchos países ya están adoptando políticas para incrementar la producción interna para reducir su dependencia en la importación de los alimentos, al contrario de la tendencia percibida desde mediados de los años 90.

Abdolreza Abbassian, Secretario del Grupo Intergubernamental de Cereales, resaltó algunas de las conclusiones de la reunión conjunta: "Debemos prestar más atención a la volatilidad del mercado y de los precios. Los agricultores miran al mercado en busca de orientaciones sobre qué plantar, pero cuando los precios son volátiles se vuelve una decisión muy compleja," señaló.

Abbassian destacó que la FAO ha realizado extensos estudios sobre volatilidad, y que su principal conclusión ha sido que nunca ha habido tanta en los mercados de granos y semillas oleaginosas como en los años recientes.

"La volatilidad, para mi, es el factor más importante al que debemos hacer frente," concluyó el Secretario.

Contactos de Prensa

Lucas Tavares: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., (562) 923 2176

Benjamín Labatut: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., (562) 923 2174

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar