Posts @IPDRS

El jurista y parlamentario oficialista Javier Valle Riestra, señaló que las protestas sociales antimineras en Puno evidenciaron que el saliente presidente de la República, Alan García, ha perdido la autoridad de su gestión, por lo que resulta ser un mal precedente para el gobernante entrante.

Destacó que la convulsión social desatada en las provincias aymaras de Puno, ha demostrado que el Perú no es una nación, sino un conjunto de naciones. "La posición aymara es mítica, animista, que no coincide con el estilo clásico y oficial del Perú", señaló.

En ese sentido, dijo que los movimientos sociales contra la minería en el sur de Puno, son para tomarlos muy en cuenta para evitar posibles actos separatistas. "No hay que descuidarnos, el pueblo aimara podría pedir su autonomía", advirtió.

Puntualizó que los aymaras, por sentirse una nación, no aceptan la inversión minera ni cualquier actividad que involucre el tocamiento de sus tierras.

Las protestas contra las concesiones mineras en el sur de la región, desde que se incendiaron locales estatales y el aeropuerto, con la muerte de cinco campesinos, tomaron una dimensión nacional, lo que motivó el análisis de destacados juristas.

Como se recuerda, las protestas empezaron, del lado aymara, el 8 de mayo; mientras que las medidas de lucha de los quechuas, centradas principalmente en la descontaminación del río Ramis, el 14 de junio pasado.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar