Posts @IPDRS

Más de 54 familias indígenas ava guaraní, de la comunidad Cerro Pyta, distrito de Corpus Christi, departamento de Canindeju podrán disfrutar de su territorio de 1.000 hectáreas mediante la gestión del Instituto Nacional del Indígena (INDI) que hizo efectivo el primer pago por dicha propiedad a través de una expropiación. Por la misma se pagó 13 mil millones de guaraníes y, según la titular de dicha institución, Lida Acuña, luego de largas negociaciones se consiguió ahorrar al Estado Paraguayo, 2 mil millones de guaraníes.

Destacó Acuña este es un hecho muy importante, ya que se resuelve un conflicto de 14 años, en los que distintas administraciones retrasaron la regularización de dicha expropiación que data desde del año 1996. "Esta administración tardó cinco meses en concretar el acuerdo para el beneficio de dicha comunidad", subrayó.

En cuanto a las amenazas de varias comunidades indígenas de volver a ocupar las plazas de la capital, como forma de generar presión en las autoridades para conseguir sus reivindicaciones dijo que eso es una constante, ya que los que vienen reciben una asistencia directa de kit de alimento, por lo cual se hacen pasar por "sin tierra". "Tenemos bien identificadas a estas personas, son como 20 familias, quienes son excluidas de sus comunidades", indicó Acuña.

Para estos casos, comentó que existen varios líderes que ponen a disposición del INDI 1.000 hectáreas de tierras para reubicar a sus hermanos indígenas y que se trabaje en proyectos que el Instituto pueda promocionar. Igualmente en la fecha se presentó ante los funcionarios la nueva estructura organizacional que tendrá el INDI, el cual corresponde al plan estratégico elaborado con consenso de todas las áreas de la institución, y que cuenta con el apoyo de las Naciones Unidas. "El propósito de dichos cambios es mejorar la atención al usuario, mediante una mejor organización", resaltó finalmente Acuña.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar