Posts @IPDRS

El informe realizado por EAE realiza un análisis del gasto realizado en productos de alimentación básica en las principales economías mundiales en cuanto a frutas y verduras, pan y bollería, y productos lácteos. Además, aborda el consumo de leche.

El Strategic Research Center de EAE Business School realizó un estudio sobre El Gasto en Alimentos Básicos 2013, un análisis del gasto realizado en productos de alimentación básica en las principales economías mundiales.

El informe realizado por EAE divide los alimentos básicos en tres grupos: frutas y verduras, pan y bollería, y productos lácteos, además de analizar por separado el consumo de leche.  

El mercado mundial de alimentos básicos
 
Respecto al consumo de productos lácteos, el estudio de EAE muestra que los países en los que más se gasta en lácteos son EE.UU., Brasil, Francia, Alemania y Japón, con cifras de gasto de 39.406, 22.222, 16.533, 15.827 y 15.698 millones de euros respectivamente. 

El lado opuesto lo ocupan Venezuela, Chile, Perú, Irlanda y Portugal, con cifras de 688, 1.107, 1.136, 1.168 y 1.492 millones de euros respectivamente. 

Si se analiza por habitante, son noruegos, suecos, holandeses, daneses y belgas los que más gastan en lácteos en el mundo con cifras de gasto por habitante de 445 euros, 350 euros, 335 euros, 312 euros y 283 euros, respectivamente. 

El el lado contrario se encuentran India, China, Venezuela, Chile y Perú, con cifras mucho más modestas, 4 euros, 11 euros, 23 euros, 32 euros y 38 euros, respectivamente. Esto es, un noruego gasta en lácteos 123 veces más que un indio y 42 veces más que un chino.

¿Y el consumo de leche? El informe de EAE Business School muestra que los países que más gastan en leche en el mundo son EE.UU., China y Japón con cifras muy elevadas, de 13.160, 7.433 y 7.391 millones de euros respectivamente. 

Los países que muestran las cifras más bajas de gasto en leche son Irlanda, Bélgica y Holanda, con 473, 874 y 1.724 millones de euros respectivamente. 

En tanto, los países en los que más se gasta en frutas y verduras en el mundo son China, EE.UU., Japón, España y Alemania, con cifras de 127.837, 79.209, 31.951, 17.923 y 13.633 millones de euros respectivamente. 

Llaman la atención especialmente los casos de España y Alemania, con poblaciones relativamente pequeñas, de 45 y 80 millones de habitante respectivamente. 

El lado opuesto lo ocupan Bélgica, Canadá, Holanda, Francia e Italia con gastos de 4.877, 7.799, 9.599, 11.841 y 13.149 millones de euros respectivamente.

Los países que presentan un mayor crecimiento entre 2007 y 2012 son Holanda, China y Bélgica, con incrementos del 42%, 40% y 26% respectivamente. 

Alemania, Italia y Japón ocupan el lado ocontrario al mostrar los dos primeros caídas del 13% y 0,23% respectivamente, y Japón, un tenue crecimiento inferior al 2%. 

Por habitante, los países en los que más se come fruta y verdura son Holanda, España y Japón, con consumos de 352, 229 y 208 kilogramos por habitante, por el contrario Francia, Alemania y Reino Unido presentan cifras sensiblemente más bajas, 104, 105 y 115 kilogramos por habitante. Es decir, que un español come 2,19 veces más verdura y fruta que un francés y 2,18 veces más que un alemán. 

Según EAE los tres países con las mayores cifras de gasto en pan y bollería son Alemania, España y Reino Unido, con cifras de 14.026, 4.662 y 3.678 millones de euros respectivamente. El lado opuesto lo ocupan Bélgica, Holanda y Canadá con cifras de gasto en pan y bollería de 1.377, 1.958 y 2.050 millones de euros respectivamente. Todos los países muestran crecimiento en el gasto en pan y bollería, siendo los más destacados los que se producen en China, Canadá y Reino Unido con incrementos del 59%, 13% y 12% respectivamente.  

Por habitante, son alemanes, belgas y holandeses los que más pan y bollería comen con 81, 65 y 59 kilogramos por habitante respectivamente. Por el contrario, los que menor cantidad de pan y bollería comen son los chinos, japoneses y canadienses, con consumos de 2, 7 y 25 kilogramos por habitante respectivamente. 

El mercado español. España es la cuarta economía mundial en el consumo  de frutas y verduras con 17.923 millones de euros gastados en 2012, lo que supone un incremento del 6,32% si se analiza el consumo desde 2007. 

Esto supone un consumo de once millones de toneladas de frutas y verduras en 2012, la misma cantidad aproximadamente que en 2007. Es decir, que en España come la misma cantidad de frutas y verduras y es 6,32% más caro en 2012 que en 2007. 

En consumo por habitante, los españoles son los terceros que más consumen por persona en todo el mundo, con 387 euros en fruta y verdura por habitante en 2012, cantidad que se mantiene estable desde 2007. 

Este gasto anual equivale a 229 kilos de frutas y verduras por persona en 2012, lo que supone un descenso del 3,97% comparado con 2007. 

Respecto al consumo de productos lácteos, en España se gastaron 6.913 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 8,48% en el periodo 2007 - 2012. Además, según el informe de EAE cada español consume 149 euros en productos lácteos por habitante, lo que supone un crecimiento del 4% en el mismo periodo analizado. 

En el tercer grupo de alimentos básicos analizados, el de pan y bollería, de nuevo España ocupa un lugar preferente y se convierte en la segunda economía mundial, con un consumo total de 4.662 millones de euros en 2012, solo superada por Alemania. 

El estudio de EAE muestra también que en España se consumieron 2.243 millones de kilogramos de pan y bollería (48 kilogramos por habitante), un descenso del 1,88% en el periodo 2007 – 2012.  

¿Cuánta leche se consume en España? Según EAE, en España se consumieron 2.471 millones de euros en leche (3.339 millones de litros) en 2012, el cuarto país con menor consumo. Además, es el único país junto con China en el que desciende el consumo en el periodo 2007 – 2012, con una caída del 1,80%. 

España es de los países en los que más litros de leche por habitante se consumen, con un consumo de 72 litros de leche por habitante. Esta cifra supone una caída del consumo de leche por habitante del 7,39% desde 2007. 

“En un principio los alimentos básicos tratados en este estudio deberían tener un comportamiento anti cíclico, ya que se trata de alimentos básicos en el mundo occidental, donde el trigo es la base de la dieta. Sin embargo, al realizar el análisis en diferentes culturas, no solo la occidental, vemos como el consumo de ciertos alimentos básicos desde 2007 ha mantenido una evolución totalmente cíclica y acorde a la situación económica mundial. Esto demuestra que la crisis financiera ha impactado en el consumo de productos que, en teoría, no debería impactar”, concluye Juan Aitor Lago, director del Strategic Research Center y autor de la investigación.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar