Artículos de opinión

Posts @IPDRS

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, inauguró este lunes el Diálogo Brasil-Africa sobre Seguridad Alimentaria, Combate al Hambre y Desarrollo Rural, encuentro de tres días que se realiza en el Palacio de Itamaraty, sede de la cancillería, en Brasilia.

El foro cuenta con la presencia de los ministros de Agricultura y Desarrollo Rural africanos y de representantes de organizaciones internacionales como la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), el Programa Mundial de Alimentos, el Banco Mundial (BM) y el Banco Africano para el Desarrollo.

Por el lado de Brasil participan, además del presidente Lula, el canciller brasileño Celso Amorim y los ministros de Desarrollo Social y Combate al Hambre, Marcia Carvalho Lopes, de Agricultura, Wagner Rossi, de Desarrollo Agrario, Guilherme Cassel, y de Pesca y Acuicultura, Altemir Gregolin.

En el discurso de apertura, el mandatario brasileño destacó que su gobierno consiguió hacer "milagros", como el surgimiento de una nueva clase media con las políticas sociales.

"Fue la capacidad de consumo de los pobres lo que permitió a la economía brasileña resistir la crisis de los países ricos. Las clases (sociales) "D" y "E" (las de menores ingresos) del norte y el noreste consumieron más que la "A" y "B" de las regiones del sur y sureste", indicó.

Da Silva afirmó que en Brasil los políticos siempre prometieron cambiar la vida de los pobres, "pero luego nada ocurría".

El presidente brasileño demandó que los países ricos mantengan su ayuda a las naciones africanas y pidió que su sucesor, que será definido en las elecciones generales de octubre próximo y asumirá en enero de 2011, siga las actuales relaciones con el continente.

El director general de la FAO, Jacques Diouf, elogió por su parte el programa brasileño "Hambre Cero", que según él redujo 28 por ciento el hambre en el país entre 2004 y 2006.

Propuso también que esta estrategia sea exportada a países africanos con el objetivo de garantizar la seguridad alimentaria y la calidad de vida a sus habitantes, con acciones financiadas por esa organización.

"La intención de ejecutar versiones del Hambre Cero es importante para el desarrollo y (para) llevar adelante la experiencia y la tecnología de ese programa para avanzar en los proyectos de seguridad alimentaria", señaló.

El encuentro en Brasilia discutirá formas de promover la agricultura, la seguridad alimentaria y el desarrollo rural como parte de la denominada cooperación sur-sur (América del Sur y Africa del Sur).

Africa recibe en la actualidad cerca de 60 por ciento de los recursos de la Agencia Brasileña de Cooperación (ABC) destinados a la ayuda internacional, con 50 proyectos en el área de seguridad alimentaria en 18 países africanos.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar