Posts @IPDRS

Del 1º al 12 de septiembre, brasileros y brasileras de todos los estados tuvieron la oportunidad de opinar sobre la cuestión agraria a través del Plebiscito Popular por el Límite de la Propiedad de la Tierra. El resultado será divulgado los días 18 y 19 de Octubre, en Brasilia (DF).

Aun sin tener los resultados en manos, Dirceu Fumagalli, coordinador nacional de la Comisión Pastoral de la Tierra (CPT), tiene una buena evaluación del Plebiscito. Hace esta valoración, por que el objetivo principal fue alcanzado: poner la cuestión agraria en la agenda de debates de la sociedad.

Según él, temas como Reforma Agraria, concentración de tierras y soberanía alimentaria, fueron asuntos destacados en las discusiones en sindicatos, entidades sociales y vehículos (salvo los de las grandes empresas) de comunicación."El debate ocurrió de forma positiva. Si no fuese el Plebiscito, tal vez el tema quedase fuera de agenda", revela.

Para el coordinador de la CPT, la sociedad respondió de forma positiva a los debates levantados en torno a la tierra. Ejemplo de ello fue lo que ocurrió en sector académico. Agrega que, muchos universitarios y profesores entraron en la discusión y elaboraron artículos y otros materiales en referencia al tema. "Mucha gente produjo en medio del debate, son elementos que sirven para subsidiar a los movimientos populares", afirma.

Las urnas y las movilizaciones estuvieron presentes en todos los estados brasileros, pero para Fumagalli, cuatro lugares merecen ser destacados: Maranhão, Minas Gerais, Bahia y Rio de Janeiro. La articulación de las organizaciones participantes y la calidad de los debates fueron los aspectos que llamaron su atención, en esos estados.

Sin embargo, esto no significa que las discusiones no hayan sido significativas en otros lugares. Según él, la región Amazónica, por ejemplo, tuvo dificultades en la articulación de las organizaciones, lo que no impidió la realización de las actividades."El debate, en sí, fue bueno", afirma.

Aún no teniendo el número exacto de personas que votaron en la consulta popular, Fumagalli cree que la cantidad de votos "no será tan expresiva" como en plebiscitos anteriores. "El contexto político es otro", explica. En el año 2000, el Plebiscito sobre la Deuda Externa contó con más de 6 millones de votantes. Ya en 2002, la consulta sobre el Área de libre Comercio de las Américas (alca) tuvo más de 10 millones de participantes.

Además de haberse desarrollado durante el proceso electoral, lo que según Fumagalli, hizo que algunas organizaciones dieran prioridad al debate político, discutir el problema de la tierra en Brasil no es una tarea muy fácil. "La cuestión agraria brasilera no es tan simple. De-construir el modelo imperante, es muy desafiante", considera.

Próximos pasos

Según Dirceu Fumagalli, habrá, los días 18 y 19 de octubre, una plenaria en Brasilia para divulgar los resultados del Plebiscito y para trazar las estrategias para dar continuidad al debate. "Estamos en la expectativa (del resultado), pero creemos que hicimos un buen debate y cumplimos un importante papel en la sociedad", evalúa.
Mientras tanto, la petición colectiva en apoyo a la enmienda constitucional para insertar en la Constitución Federal un inciso que limita la propiedad rural a 35 módulos fiscales sigue disponible para ser firmado. Los interesados pueden firmarlo en: http://www.abaixoassinado.org/abaixoassinados/6322
 
Más informaciones sobre el Plebiscito Popular por el Límite de la Propiedad de la Tierra en: http://www.limitedaterra.org.br/index.php

Traducción: Ricardo Zúniga

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar