Artículos de opinión

Posts @IPDRS

Con nuestro ritmo actual de emisiones de gases, el cambio climático se convierte en el ``multiplicador de amenazas'' que podría duplicar el precio de los granos para el 2050 y hacer que millones de niños más estén desnutridos, dijeron expertos el miércoles.

Incluso si dejáramos de emitir gases de efecto invernadero hoy el mundo enfrentará un gran incremento en los precios de los alimentos en este siglo.

Más allá del 2050, cuando los expertos en cambio climático prevén que las temperaturas podrían aumentar hasta 6.4 grados Celsius (11.5 grados Farehnheit) sobre los niveles que hubo en el siglo XX, el planeta muestra un panorama ``desalentador'' para la agricultura, dijo el investigador Gerald Nelson del Instituto Internacional de Investigación sobre Políticas Alimentarias (IFPRI, por sus siglas en inglés).

Los especialistas del destacado instituto, con sede en Washington, dijeron que introdujeron 15 posibilidades de población y crecimiento de ingresos en modelos de clima en supercomputadoras, y descubrieron que el ``cambio climático empeora el bienestar humano futuro, especialmente entre la población mundial más pobre''.

El estudio divulgado en la conferencia anual sobre cambio climático de las Naciones Unidas, que se realiza actualmente en la ciudad turística de Cancún, en el Caribe mexicano, señala que los precios aumentarán impulsados por una combinación de factores: una desaceleración en la productividad de algunas regiones causada por el calentamiento y el cambio de los patrones de lluvias, así como un aumento de la demanda por el aumento de la población y el ingreso.

Al parecer el cambio ya comenzó. Tras un viaje a la India, el agrónomo Andrew Jarvis dijo que los productores de trigo comenzaban a notar que el calentamiento hacía madurar sus cultivos demasiado rápido.

Para la mayoría de los agricultores del mundo tratar de adaptarse a esos cambios ``representará retos mayúsculos'', dijo el IFPRI en su reporte del miércoles.

La investigación señala que habrá alteraciones climáticas para las zonas agrícolas de gran parte del Africa subsahariana, el sur de Asia y partes de Latinoamérica, incluyendo México. Según algunas combinaciones de modelos climáticos y posibilidades, la región centro-oeste de Estados Unidos denominada el cinturón del maíz también ``podría experimentar una reducción significativa en su potencial de productividad'', dijo Nelson.

``A diferencia del siglo XX, en el que los precios reales de la agricultura se redujeron, la primera mitad del siglo XXI posiblemente experimentará aumentos en los precios reales de la agricultura'', agregó el IFPRI en su reporte.

Incluso con una ``mitigación perfecta'', es decir, la eliminación completa e inmediata de los gases de efecto invernadero como el dióxido de carbono, los precios reales del grano podrían aumentar debido a una mayor demanda y otros factores.

Sólo si se aplican de inmediato grandes reducciones a las emisiones de gases de efecto invernadero y se destinan miles de millones en fondos para ayudar a los agricultores a adaptarse a un clima cambiante se podrían evitar graves escaseces de alimentos, agregó Nelson.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar