Posts @IPDRS

De acuerdo a reportes oficiales el consumo de leche en Bolivia se duplicó en la última década. El año 2007 era de 27,9 litros por año, y en 2014, de acuerdo con datos oficiales, alcanzó a 58,4 litros, entretanto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda ingerir 160 litros de leche al año.

En conmemoración al Día Mundial de la Leche los gobiernos, productores, instituciones y sociedad impulsan el consumo de los productos lácteos y el apoyo a la producción interna.

Según datos de la Federación Panamericana de Lechería (Fepale) el consumo en Bolivia es el más bajo de Latinoamérica en comparación con países como Uruguay (250), Argentina (210), Brasil (176) y Chile (145). 

Actualmente se estima que el sistema de producción de leche en Bolivia está llevado por alrededor de 26.000 familias, de las cuales el 65% corresponden a las unidades que producen menos de 50 litros/día (35% de la producción), 25% corresponden a los medianos productores con un 37% de la producción nacional y un 10% de grandes productores que producen más de 500 litros/día (28% de la producción), de estos últimos solamente el 1% producen más de 801 litros/día (Diagnóstico ProLeche, 2013;MDRyT Política Lechera 2013 en revisión).

La producción nacional se ha incrementado a un promedio de 5,5% anual en los últimos 15 años, llegando a producir aproximadamente 600 millones de litros el año 2015. De este volumen Santa Cruz producía el 52%, Cochabamba 29%, La Paz 12% y el resto de los departamentos 7%.

Encaminando un profundo debate y análisis de la actual situación de la producción lechera en Bolivia, es que el Instituto para el Desarrollo Rural de Sudamérica (IPDRS), el Proyecto Mercados Rurales de la Cooperación Suiza, a través de Swisscontact  y el Centro de Investigación y Promoción del Campesinado (CIPCA), encaminaron el  Foro virtual Interaprendizaje: “Análisis y perspectivas de la producción lechera en Bolivia”,  entre el 14 noviembre y el 16 de diciembre del 2016 a través de la plataforma www.interaprendizaje.ipdrs.org, con 51 participantes de distintos sectores y especialidades del país. 

En este encuentro desembocaron importantes conclusiones respecto a esta temática y la necesidad de continuar impulsando la producción y el consumo interno en Bolivia. Se puntualizó también la urgencia de comprender al sector lechero, en un contexto de cambio climático, del cual no está exento, lo que trae cambios acelerados, emergencias y otras consecuencias que es difícil prever de manera anticipada y sostenida.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar