Posts @IPDRS

El gobierno de Dilma Rousseff pretende condicionar el regreso de Paraguay al Mercosur a la aprobación, de parte del Congreso, de la adhesión de Venezuela como socio pleno, según publica el diario brasileño Folha de São Paulo.

El medio señala que las fuentes oficiales “están optimistas” respecto a la reincorporación de Paraguay al bloque, luego de la sanción política impuesta por los demás socios tras la destitución de Fernando Lugo de la Presidencia en junio pasado. Esta suspensión debía correr hasta las elecciones generales, que se celebraron el domingo. 

Sin embargo, esto no se daría hasta que el nuevo presidente, el colorado Horacio Cartes, asuma la Presidencia el próximo 15 de agosto. Según las fuentes del diario, la presidenta Dilma espera conocer cómo estará integrada la Cámara de Senadores para evaluar si se tendrán los votos necesarios para aprobar el ingreso de Venezuela como socio pleno del Mercosur.

“Para Brasil, el Partido Colorado debe utilizar la muerte de Hugo Chávez como un pretexto para romper la resistencia en el Congreso”, indica la publicación. Dilma espera que el propio Cartes tome la iniciativa y vuelva a planteara al Senado el protocolo de adhesión del país gobernado por Nicolás Maduro.

Folha también llama la atención sobre el hecho de que la mandataria brasileña sea la única en la región que hasta ahora no se comunicó con Cartes para felicitarlo, como ya lo hicieron Cristina Fernández, de Argentina, y el mismo Nicolás Maduro.

De acuerdo con el diario, Dilma llamaría hoy al presidente electo paraguayo, lo que marcará el reconocimiento oficial de parte del Gobierno de Brasil.

Durante la suspensión de Paraguay, los demás miembros del Mercado Común del Sur  aprobaron la adhesión de Venezuela como socio pleno. Esto, debido a que el Senado paraguayo era el único que no había aprobado el ingreso, por discrepancias ideológicas con el fallecido gobernante Hugo Chávez.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar