Posts @IPDRS

Frente a los ataques del presidente de Brasil a los pueblos indígenas, un grupo de activistas y políticas indígenas mujeres se vienen agrupando para resistir los embates políticos desde Brasilia. Por otro lado, un cacique indígena brasileño se reúne con Emmanuel Macron para denunciar las amenazas de Jair Bolsonaro a la Amazonía y su población. ¿Provocarán estas políticas anti-indígenas un quiebre social al interior de Brasil?

Desde que asumió la presidencia de Brasil, Jair Bolsonaro ha tomado una serie de decisiones políticas en contra de la población indígena de su país. Frente a ello, un nutrido grupo de mujeres indígenas han decidido organizarse parar protestar contra lo que consideran una administración anti-indígena y, pese a todo, misógina.

A la debilitación de la Fundación Nacional del Indio (FUNAI), se le restaron una serie de medidas que socavaron la entrega de servicios sanitarios a los pueblos indígenas desde del Gobierno Federal. Sin embargo, las mujeres indígenas se han agrupado para ejercer resistencia tanta desde la sociedad civil como desde posiciones políticas, donde una serie de legisladoras lucha por la defensa de los derechos de las poblaciones originarias brasileñas.

Uno de los eventos más recientes fue el Campamento Tierra Libre, donde cientos de personas indígenas, de diversos grupos étnicos, se reunieron para discutir acciones contra las políticas anti-indígenas desarrolladas por Jair Bolsonaro.

“Las políticas adoptadas por el gobierno actual violan todos nuestros derechos y pretenden destruirnos. Pero somos fuertes, somos resistentes. Y ahora estamos en este… el decimoquinto campamento, para mostrar al gobierno y a toda la sociedad que estamos vivos, que resistimos para existir”, declaró a la agencia Mongabay, la líder indígena Maria Eva Canoé.

Mella en política exterior

Los ataques de la administración de Jair Bolsonaro contra las poblaciones indígenas y las políticas ambientales en Brasil ha empezado a tener resonancia internacional. En las últimas semanas el cacique indígena brasileño Raoni Metukkire realizó una gira por Europa para denunciar los ataques del Gobierno Federal de Brasil a la población y la biodiversidad de la Amazonía.

En el marco de esta gira, el cacique brasileño se encontró con el presidente de Francia, Emmanuel Macrón, quien viene marcando cierto distanciamiento de las políticas de Jair Bolsonaro. El mandatario francés, defensor del Acuerdo de París, se ha mostrado opositor a las declaraciones del mandatario brasileño, y su aliado norteamericano Donald Trump, quien ha cuestionado en los últimos meses dicho pacto ambiental.

“Francia está naturalmente comprometida con la lucha contra la deforestación y defiende los derechos de los pueblos indígenas como actores clave para la preservación de la floresta y la lucha contra el cambio climático”, declaró Emmanuel Macron en un claro gesto político que lo distancia cada vez más de Jair Bolsonaro.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar