Artículos de opinión

Posts @IPDRS

“Acepten o no acepten, tarde o temprano habrá camino pavimentado por el trópico de Cochabamba (hacia) el departamento de Beni, que va a pasar por San Ignacio de Moxos”, dijo el presidente Evo Morales, el fin de semana, en un encuentro con la organización que lo llevó al poder, las seis federaciones del trópico de Cochabamba, según lo reproducido por las emisoras de Erbol.

Así empezó todo, con una declaración del jefe de Estado que se convirtió en polémica cuando llegó a oídos de dirigentes indígenas de Beni, a seis días del balotaje por la Gobernación, donde el masista Álex Ferrier enfrenta al opositor Carlos Dellien.

El primero en salir al paso fue Fernando Vargas, titular de la subcentral Tipnis y excandidato a la Presidencia, que le respondió: “Los caprichos del señor Morales no están de acuerdo con las leyes y ha cometido el peor error de la campaña electoral, porque esos dichos no ayudan al candidato del MAS”.

Ferrier, que cierra su campaña electoral hoy en Trinidad, pidió no referirse a esa controversia. “Eso todo el mundo lo sabe, pero no quiero hablar del tema porque ahorita lo que están buscando son peros en esta época. No sé por qué sacan esto a dos días (del cierre de campaña) para las elecciones. Dejémoslo para después”, respondió el candidato a gobernador por el MAS, consultado sobre cuál era su posición respecto a los dichos de Morales.

Sin embargo, Vargas sostuvo que lo más lógico es que si Ferrier llegara a consolidar una victoria para el MAS en Beni es probable que impulse el proyecto de construir la carretera entre Villa Tunari y San Ignacio de Moxos a través del Tipnis, porque el gobernador electo de Cochabamba, Iván Canelas, también es del MAS.

En 2011, los indígenas del oriente boliviano marcharon a La Paz para evitar que la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos atraviese el Tipnis

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar