Artículos de opinión

Posts @IPDRS

Andrés Bustamante

"El proyecto de la nueva central puede provocar que podamos optimizar las hidroeléctricas de Jirau y Santo Antonio" (Eduardo Braga, ministro de Energía de Brasil)

La población de Cachuela Esperanza ubicada a orillas del río Beni, fundada por el “rey de la Goma”, el cruceño Nicolás Suarez un 31 de marzo de 1882, tiene una historia ligada al ciclo de la goma en los años noventa y tristemente a la aniquilación de pueblos indígenas de la Amazonia. Cachuela Esperanza llego a ser una de las pocas poblaciones del oriente boliviano donde llegaban extranjeros de todo lado, se construyó un teatro, hotel, farmacia y almacenes de primer nivel.

Actualmente esta población se encuentra olvidada y con el peligro de desaparecer por la construcción de dos grandes represas (Cachuela Esperanza y Riberao en territorio binacional), para la generación de energía eléctrica con los consecuentes daños ambientales emergentes e irreversibles.

Uno de los proyectos más importantes del Plan IIRSA es el Complejo Hidroeléctrico del Madera, cuyo objetivo es completar la navegabilidad del río Madera,  lo que actualmente es posible solo entre la ciudad de Itacoatiara, en el Atlántico y la ciudad de Porto Velho. La dificultad de navegación entre Porto Velho y el tramo binacional Bolivia Brasil se debe a la existencia de más de 18 cachuelas que fueron exploradas desde hace más de un siglo por el ingeniero José María Palacios, cundo era prefecto del Beni y otros exploradores. Los proyectos del Madera están insertados en el Grupo 3 del Eje Perú – Bolivia- Brasil, bajo el nombre de Corredor Fluvial Madera-Madre de Dios-Beni. Su función estratégica es consolidar una vía de integración internacional, y además posibilitar el cambio de matriz energética aumentando la oferta de energía renovable en la región, como si la energía generada por mega represas fuera renovable.

El proyecto ancla, o sea el proyecto más importante de este grupo, es la navegación del río Madera entre Porto Vehho y Guajaramirim, incluyendo el tramo binacional del río Madera.

Los otros proyectos de este grupo están todos relacionados con las represas y son: la hidroeléctrica de Cachuela Esperanza, la hidrovía Ichilo-Mamoré, la navegabilidad del río Beni, la hidrovía Madre de Dios, en Perú, el complejo hidroeléctrico del río Madera, las represas de Jiraú y San Antonio, la hidroeléctrica binacional en la cachuela de Riberao y la línea de transmisión entre las dos centrales hidroeléctricas del río Madera y del Sistema Central en Brasil.

La represa de Cachuela Esperanza ubicada en territorio nacional a orillas del río Beni, aproximadamente a 29 km aguas arriba de Villa Bella y, Riberao que está ubicada en territorio binacional (río Madera) aproximadamente a 71.49 km sobre el cauce del río Madera aguas arriba de la desembocadura del río Abuná y a 23 km desde la población de Villa Bella, ubicada en la confluencia de los ríos Itenez y Beni.

El 2008 se intensificaron las negociaciones entre Bolivia y Brasil para discutir los daños potenciales de la operación de las represas, en lo que el Gobierno del Brasil simplemente optó por negar los efectos transfronterizos de las dos represas y, en lugar de discutir sobre las incertidumbres del proyecto, para investigar los impactos no previstos, centró el debate en la colaboración técnico-operativa financiera para la construcción de las represas de Riberao y Cachuela Esperanza, garantizando la compra de los excedentes de energía no utilizados por Bolivia. Siguiendo la línea estratégica de negociación, la oferta fue hecha en términos de una compensación cruzada: por una parte, se pierde el control y la soberanía y, por otra, se obtiene un importante beneficio político y económico. (FOBOMADE, 2015)

Actualmente, los presidentes de Brasil y Bolivia, Dillma Rousseff y Evo Moralesrespectivamente, negocian la construcción de una central hidroeléctrica binacional y es allí precisamente donde se pretende construir esta represa con capacidad de generación de energía eléctrica de 3000 MW de capacidad instalada la que estaría en funcionamiento el año 2022.

Por otra parte el ministro de Energía brasileño, Eduardo Braga afirma que “El proyecto de la nueva central puede provocar que podamos optimizar las hidroeléctricas de Jirau y Santo Antonio y también regularizar el ritmo hídrico del río Madeira en forma más eficiente, para contribuir enormemente a la economía de ambos países”.

En los estudios de Impacto Ambiental presentados para la construcción de la UHE Jiraú, se calculó que esta no afectaría territorio nacional. A principios del año 2014, se suscitaron eventos de precipitaciones extraordinarias en la cuenca del río Madera incrementando los niveles hasta  mostrar registros históricos. Esto evidenció que los estudios para la aprobaciuón de la licencia ambiental fueron mal hechos, ya que se afectó territorio nacional con grandes inundaciones en las regiones del Abuná, Villa Bella y las poblaciones gemelas de Guayaramerin y Gajara-Mirim.

Vauchel en el “Estudio de la crecida 2014 en la cuenca del rio Madera” publicado en abril de 2014, afirma en sus conclusiones que “podemos deducir que el nivel en abuná aumentó de más o menos un metro de nivel que hubiera tenido en ausencia de la represa de Jirau”….. “el aumento de nivel en porcentaje puede parecer poco, pero un aumento de un metro de nivel puede representar una superficie inundada muy importante que sería bueno evaluar de forma precisa”.

Por otra parte Castillo O. (2014) en el estudio elaborado para el Ministerio de Medio Ambiente y Agua, realizado en el tramo entre cachuela Madera y Santo Antonio, entre sus conclusiones afirma que “Si bien el efecto del remanso hidráulico provocado por la presa Jiraú afecta de forma directa a la inundación del tramo binacional presentando los incrementos de niveles máximos mencionados anteriormente, el incremento máximo total producido al inicio del tramo binacional fue de 2,15 m y de 0,50 m en Cachuela Madera.”

Basado en estos dos estudios muestra que la represa de Jiraú afectó la reserva Bruno Raqcua en territorio nacional hasta Cachuela Madera, cerca de la confluencia del río Itenez o Guaporé y Beni (población de Villa Bella).

Con la instalación de la represa de Riberao corren el riesgo de desaparecer las poblaciones aledañas al río Madera, poblaciones que se dedican íntegramente a la recolección de castaña, productos no maderables del bosque y pesca. Las poblaciones que presentan este riego son las de Villa Bella, Cachuela Esperanza, Guayaramerin, Gajara-Mirim y afectaría seriamente la Reserva Bruno Racua.

MES

abr

may

Jun

jul

ago

sep

oct

nov

dic

ene

feb

mar

media

1250,7

1252,8

1236,0

1237,1

1209,0

1321,5

1355,8

1330,4

1300,9

1313,9

1331,9

1372,0

Se están realizando negociaciones de las hidroeléctricas y la población boliviana no conoce el destino de esas magnitudes de energía eléctrica, mientras el consumo medio anual de energía eléctrica en territorio nacional es de apenas 1292.6 MW.

Fuente: REPORTE ENERGÍA N° 142 (del 1 al 15 de abril de 2015)

La represa que Riberao generará 3000 MW, la de cachuela Esperanza generará 990 MW, entonces vale la pena preguntarse…  ¿Será beneficioso para el país servir de filtro de sedimentos con las represas de Riberao y Cachuela Esperanza para que pueda optimizar el funcionamiento de las represas de Jiraú y Santo Antonio?

¿Será beneficioso para el país implementar una represa como la de Cachuela Esperanza que inundara con el embalse una superficie de 690 km²,  área mucho más grande que la que inunda los dos proyectos brasileños (271 km² en el caso de Jiraú y 258 km² en santo Antonio sin efecto de remanso)” como lo afirma el investigador J. Molina??

Con una crecida similar a la del año 2014, el área de inundación se incrementaría a la calculada y gran parte del bosque amazónico que sirve de sustento a las comunidades campesinas con la recolección de castaña y productos no maderables del bosque y las poblaciones cercanas a estas represas estarían en riesgo a vivir bajo el agua o irse.

Por otra parte también afirma J. Molina que existe un problema de incompatibilidad entre Riberao y Cachuela Esperanza planteado hace varios años, y este está relacionado con la topografía. “el nivel  normal del agua en el futuro embalse de Riberao sumergirá la casa de máquinas del proyecto Cachuela Esperanza y eliminaría la mayor parte de la caída disponible para generar energía”


Referencias

Castillo O. 2014. “Análisis de la crecida del 2014 sobre el rio Madera, entre cachuela Madera y la represa Jiraú”. Ministerio de Medio Ambiente y Agua Viceministerio de Recursos Hídricos y Riego Unidad Técnica de Presas. La Paz – Bolivia.

Castillo, O., 2014. “Calibración del modelo hidráulico del río Madera, entre Cachuela Madera y Santo Antonio”. Ministerio de Medio Ambiente y Agua Viceministerio de Recursos Hídricos y Riego Unidad Técnica de Presas La Paz, Bolivia.

FOBOMADE 2015. “Represas sobre el río Madera: Un uso unilateral e irresponsable de los recursos naturales” La Paz - Bolivia

Vauchel, P. 2014. “Estudio de la crecida 2014 en la cuenca del río Madera”. Institut de Recherche pour le Développement IRD.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar