Posts @IPDRS

Se reunió esta semana la Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular para adelantar su seminario político ideológico, en el cual se analizó el momento del proceso, sus desarrollos y atranques. Dentro de la discusión sobresalieron 4 puntos: el proceso y su vínculo regional, el tema de la paz, el incumpliendo del gobierno nacional y la proyección de la movilización.

La cumbre está caracterizada por ser el principal espacio de unidad de sectores sociales y políticos que convergieron en el pasado paro agrario y que lograron sentar al gobierno en una mesa de interlocución y acuerdos, instalada por el propio Santos en octubre. 

El desarrollo regional de la Cumbre

Una de las mayores potencialidades que tiene este proceso de articulación, es la capacidad y desarrollo regional con que cuentan las organizaciones que la conforman. Por ello, las dinámicas de trabajo y reactivación en las diferentes zonas del país ha sido uno de los principales puntos de discusión. 

Para Jimmy Moreno, vocero del Congreso de los Pueblos y parte del equipo negociador de la Cumbre: “Estamos mirando para que en este 2015 la cumbre aterrice en esos procesos en dos sentidos, en dirimir algunos conflictos territoriales pero también en asumirse como parte activa de este proceso”. 

Cabe recordar que dentro de los mecanismos de negociación e interlocución con el Gobierno, la Cumbre planteó la instalación de mesas regionales que debían servir para fortalecer los puntos del pliego de negociación. El reclamo es que estas no se dinamizaron por parte del gobierno. 

La paz como eje de trabajo y articulación

Dentro de la agenda temática del seminario, un punto de relevancia fue el de la paz, pues aunque las diversas organizaciones y procesos están de acuerdo en la importancia y necesidad de aportar a este tema, también existen diversos escenarios para desarrollarlo.  

En la Cumbre hay sectores que participan en el Frente Amplio por la Paz mientras otras expresiones lo hacen en Clamor Social por la Paz, esos dos espacios han venido construyendo la llamada Convergencia Nacional por la Paz, desde allí se ha propuesto un dialogo para que la cumbre potencie esa dinámica de articulación y agenda de acción social y política por la paz.

Según Jimmy Moreno se trata que: “Sobre el tema de paz, estamos mirando como planteamos los escenarios de Cumbres de Paz. Y el mismo pliego como un espacio que permita avanzar hacia una convergencia por la paz en la búsqueda de un movimiento social por la paz. No hay una unanimidad en si es el Frente Amplio o hacia la Convergencia, la idea es buscar un escenario más allá, en ese sentido la idea es que las cumbres de paz sean un mecanismo que convoquen y potencien la construcción de ese gran movimiento social por la paz”.

Interlocución con el Gobierno y movilización 

Para Cesar Jerez, vocero de la Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina -Anzorc-, dentro del seminario: “Hay unanimidad en el incumplimiento sistemático por parte del gobierno. Una dilación premeditada en los trámites de los primeros acuerdos de confianza que permitieron levantar el paro agrario el año pasado. Lo que se plantea es que frente a esta actitud el presente año va a ser un año de movilización, en que momento y de qué forma es lo que está por definirse todavía”.

En este sentido, hay varias dinámicas de movilización que se han propuesto: la realización de un Minga Minera propuesta por el movimiento indígena, una movilización el 9 abril que se está impulsando desde Clamor Social y la Convergencia por la Paz, también estaría la Cumbre de Paz y  la realización de una nueva Semana de la Indignación. Todas estas actividades estarían en la idea de ir generando un acumulado para convocar a un escenario grande de Paro Nacional, que dependiendo de la dinámica política podría ser este mismo año o los primeros meses del 2016. 

Ambos voceros coinciden en que este punto de movilización es uno de los más claros consensos que existen dentro de la Cumbre. Jerez plantea: “Es una de las estrategas que se da en consenso el día de hoy, el 2015 como un año de movilizaciones para llevar al gobierno a un escenario de cumplimiento de los compromisos, de la palabra que empeño, de los acuerdos que están firmados. Lo mismo las mesas regionales que se encuentran totalmente paralizadas por parte del gobierno, ellos deben reactivar estas mesas de manera inmediata de lo contrario pues se encontrarán también con la movilización en términos de las regiones”. 

Por su parte Moreno plantea: “Creemos en la necesidad de reactivarnos hacia un paro nacional, recogiendo que la negociación con gobierno nacional no ha cumplido, que las mesas regionales no han funcionado, el gobierno no le ha puesto seriedad al asunto, entonces en esa lógica todos los sectores de cumbre estamos diciendo que el punto de partida es articular los procesos regionales, articular la agenda de paz, en la clave de proyectar una gran jornada de paro nacional”. 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar