Posts @IPDRS

Las autoridades del Mercosur comenzarán oficialmente en septiembre, la negociación con Ecuador para su incorporación como miembro pleno. El 15 de septiembre, es la fecha marcada en la agenda del bloque, para las conversaciones preliminares con el gobierno de Quito.

"El primer paso para activar el proceso fue dado por el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, quien hizo la petición formal en diciembre pasado durante la cumbre de Montevideo del Mercosur", dijo un comunicado de la agencia ABR, de Brasilia.

Actualmente, Ecuador tiene la condición de Estado Asociado, bajo la fórmula 4+1, al igual que Bolivia, Chile, Colombia y Perú. Para ser aceptado miembro con derecho pleno del Mercosur, se requiere una decisión por consenso de los cuatro gobiernos con sus parlamentos.

Aún se desconoce cuánto tiempo tomará el proceso en el Ecuador. Se estima que podría mayor en el Mercosur, para acordar sobre los mecanismos y bandas arancelarias.

Ecuador deberá ajustar sus tarifas arancelarias promedio, al arancel externo común, AEC, del bloque, además de obligarse a adaptar su nomenclatura a la del grupo comercial sureño.

Otro aspecto a despejar, es  la pertenencia a la Comunidad Andina de Naciones, CAN. Actualmente, Ecuador ejerce la presidencia pro-tempore del grupo comercial andino.

Se estima que no será fácil, teniendo en cuenta los 6 años que le llevó a Venezuela abrir un camino para acceder al Mercosur, debido a las oposiciones políticas en el Senados de Brasil, hasta 2009, y en el de Paraguay hasta julio de  2012.

En Paraguay, Brasil y Uruguay, podrían aparecer los mismos argumentos conocidos desde 2006 contra la República Bolivariana. El gobierno de Rafael Correa también se considera bolivariano, en el sentido ideológico de izquierda que adquirió ese apelativo desde que Hugo Chávez apareció en la escena política latinoamericana, en 1992.

En relación a las dificultades para ingresar al Mercosur, se pueden verificar tres diferencias entre Venezuela y Ecuador. Una, es el peso específico menor en el sistema regional de Estados, otra, que el gobierno ecuatoriano no tiene una política exterior expansiva como la venezolana, y en tercer término, su peso geoeconómico es pequeño en términos comparativos, aún siendo una economía petrolera.

La integración de Venezuela al bloque mercosuriano podría considerarse inevitable en el tiempo, si evaluamos el grado de relación comercial, de inversiones y acuerdo político entre las economías del país caribeño y las de Brasil y Argentina.

Más de 80 tratados y un flujo comercial de crecimiento geométrico del Mercosur con Venezuela, impusieron la aproximación matrimonial que se formalizó en julio de 2012, tras el accidente político en Paraguay.
Modesto Emilio Guerrero (*) es analista internacional, periodista, escritor.

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar